La UPCT estudia la viabilidad de un antiguo edificio municipal como residencia...

La UPCT estudia la viabilidad de un antiguo edificio municipal como residencia universitaria

Se trata de un antiguo edificio municipal situado detrás del Rectorado.

La Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) ha sometido al trámite de información pública el estudio de viabilidad para la concesión de obra pública para la remodelación y explotación de una residencia universitaria en el antiguo edificio administrativo del Ayuntamiento de Cartagena, situado en la calle Sor Francisca Armendáriz, detrás del Rectorado.

La empresa Campus Patrimonial SA, que con la marca MiCampus Residencias gestiona residencias universitarias en Valencia, Sevilla, Málaga y Logroño,  oferta la rehabilitación del edificio, con un coste estimado de 8,3 millones de euros y la creación de entre 5 y 10 puestos de trabajos directos, para albergar en él 250 camas, distribuidas fundamentalmente en habitaciones individuales, con servicios compartidos. Un plazo de 40 años de la explotación de la concesión asegura la viabilidad económica del proyecto, según el estudio.

“La disponibilidad de plazas en residencias universitarias respecto del total de estudiantes matriculados en España está en torno a un 7%, mientras que en Cartagena no llega a alcanzar un 3,5%, lo que nos indica la carencia de plazas en nuestra ciudad”, explica el vicerrector de Planificación Económica y Estratégica, Antonio Duréndez.

“Nuestra perspectiva es atender la demanda interna de alumnos nacionales y dar cabida al importante aumento de alumnos internacionales, cuya estancia en Cartagena ya no está limitada a períodos temporales en el entorno del trimestre, sino, como la veintena de estudiantes chinos que están cursando estudios en la UPCT, se quedan todo el año”, añade Duréndez.

Este curso, el aumento de matrículas de nuevo ingreso en la UPCT se tradujo en un incremento también en la demanda de plazas en las residencias universitarias de la UPCT. La principal, Alberto Colao, completó sus 165 habitaciones individuales y la de la calle Caballero, de 33 habitaciones, reabrió tras estar mayoritariamente cerrada en los últimos años.

«Una vez que concluya el proceso administrativo de adjudicación, la previsión es que la obra de rehabilitación pueda completarse en 18 meses», explica el vicerrector de Campus, Marcos Ros.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.