Medio Ambiente

Serranía de Ronda, entorno único en Andalucía

Artículo de José Gómez Zotano y José Antonio Olmedo Cobo, del Departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía Física de la Universidad de Granada.

Bosque de Ribera de Los Alcornocales.

La Serranía de Ronda es una comarca natural de fisiografía montañosa localizada en el extremo sudoccidental de la Cordillera Bética. Este conjunto de sierras de mediana altitud queda delimitado por las depresiones del Guadalquivir y Antequera al Norte, el valle del Guadalhorce al Este, la costa mediterránea y el estrecho de Gibraltar al Sur y la campiña gaditana al Oeste, abarcando territorios de las provincias andaluzas de Málaga, Cádiz y Sevilla, unidos por una identidad e idiosincrasia común.

La Serranía de Ronda preserva un marcado carácter forestal donde conviven bosques de coníferas (abetales y pinares) y frondosas (alcornocales, quejigales, encinares, castañares y formaciones de ribera). La superficie forestal, variada y extensa, persiste como un mosaico de formaciones adaptadas a un complejo medio biofísico (un relieve montañoso y agreste, geodiverso, surcado por valles encajados y ríos generosos; un clima mediterráneo húmedo; y una encrucijada biogeográfica), y sometidas a un largo proceso histórico de antropización, una dilatada historia común forjada a golpe de aciertos y desaciertos en el manejo de la floresta.

A las tradicionales talas, quemas y carboneo, agricultura de subsistencia, adehesamiento, sobrecarga ganadera, o selección de especies dominantes, se suma la más reciente proliferación de grandes incendios forestales. En contraposición, asistimos a una cada vez mayor protección, gestión y ordenación efectiva del valioso patrimonio forestal compartido.

El ser humano, por tanto, ha desempeñado un papel fundamental en la distribución pasada y presente de zonas forestadas, deforestadas o reforestadas, posibilitando, en cualquier caso, el legado forestal que actualmente enriquece el extenso patrimonio eco-cultural de la comarca.

Pinsapar de Los Reales de Sierra Bermeja ©José Aragón Bracho.

Por todo ello, el marco geográfico-histórico de la Serranía de Ronda, dada su originalidad, constituye un interesante campo experimental de reconocimiento de dinámicas espacio-temporales de los bosques, así como de las tensiones derivadas de sus políticas de conservación y gestión.

El libro “Los bosques de la Serranía de Ronda. Una perspectiva espacio-temporal” consta de 28 capítulos que significan nuevas aportaciones sobre la dimensión temporal de los bosques de la comarca rondeña, prestando especial atención a las dinámicas naturales y antrópicas que explican la distribución actual de los mismos.

Portada del libro Los Bosques de la Serranía de Ronda. Editado por José Gómez Zotano y José Antonio Olmedo Cobo a través de la editorial La Serranía de Ronda | editorial@laserrania.org | www.laserrania.org.

El libro nace con el objetivo de congregar en torno a la ciencia biogeográfica, en todas sus vertientes y aplicaciones, a distintas miradas, de muy diversa procedencia científica y geográfica; En su elaboración han participado 38 autores formados en diferentes disciplinas (Geografía, Botánica, Ecología, Ingeniería Forestal, Ciencias Ambientales, Historia y Arqueología), y procedentes de distintas instituciones, asociaciones o empresas: Universidad de Granada, Universidad de Málaga, Universidad Pablo de Olavide, Universidad Autónoma de Barcelona, Universidad Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, CSIC, C.D.P. Santa María de los Ángeles, Ayuntamiento de Ronda, Instituto de Estudios de Ronda y la Serranía, Sociedad Gaditana de Historia Natural, Museo de Ronda, Silvema Serranía de Ronda, Micogest, Acaire y Ronda Cartográfica.

El compendio de los últimos resultados de la investigación científica pluridisciplinar, con el foco de atención puesto en la Serranía de Ronda, invita al debate y al intercambio de ideas en torno al origen de los bosques y su posterior transformación a lo largo del tiempo, desde el Holoceno medio hasta la actualidad; se aportan nuevos datos sobre la biogeografía, la paleobiogeografía, la evolución histórica o los naturalistas y viajeros románticos que iniciaron el reconocimiento de las formaciones arbóreas serranas, lo que permite conectarlos con las actuales políticas e iniciativas conservacionistas.

La lectura de la obra representa una ocasión incomparable para descubrir el trasfondo geohistórico que explica parte de la rica floresta rondeña, su dinámica y evolución a diversas escalas geográficas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.