Un proyecto andaluz sobre diagnóstico por imagen recibe un premio a la...

Un proyecto andaluz sobre diagnóstico por imagen recibe un premio a la innovación

El proyecto ‘Huella de Energía’ de la sanidad pública andaluza ha sido distinguido por la Fundación Tecnología y Salud de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) como la mejor innovación tecnológica en salud impulsada por una comunidad autónoma en 2018.

El proyecto tiene como objetivo que la sanidad pública andaluza disponga de la mejor información diagnóstica por imagen que la tecnología actual puede ofrecer, con la mayor seguridad para el paciente y dentro de un proyecto sostenible. Con el desarrollo de esta iniciativa, la Consejería de Salud persigue que Andalucía se posicione como la región europea con los niveles de radiación más optimizados en sus equipos diagnósticos.

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, recogió anoche este galardón en un acto celebrado en Madrid, destacando durante su intervención el impacto de esta iniciativa “que situará a Andalucía entre las regiones más avanzadas de Europa en cuanto a equipamiento de imagen diagnóstica, a la vez que potenciará la seguridad del paciente al optimizad las dosis de radiaciones”. Tal y como ha destacado la consejera, “este galardón es un reconocimiento al esfuerzo que se está realizando en Andalucía para impulsar la mejora de las tecnologías que garanticen de la calidad, la seguridad del paciente, la accesibilidad y la equidad de la atención sanitaria”.

Comité de Dosis Regional

 Entre las medidas incluidas en este proyecto, se prevé además la creación de un Comité de Dosis Regional que establecerá las directrices y decisiones corporativas en el análisis, custodia y protocolización de las dosis de radiación, en los términos que establece la normativa europea. Igualmente, se implantará un software único para la custodia y gestión de las dosis a pacientes en toda la red asistencial pública, “lo que supone un gran desafío, puesto que Andalucía cuenta con el mayor parque de equipos de Radiología de Europa, uno de los cinco repositorios de imágenes más grandes del mundo y una base de historias clínicas de más de 10 millones de personas”, tal y como ha destacado la consejera de Salud.

Actualmente, se está preparando el expediente de contratación de este sistema informático, por un importe de 1,5 millones de euros, con financiación procedente de fondos europeos.

El objetivo principal del proyecto es optimizar los índices de radiación de los pacientes derivados de pruebas diagnósticas. Para lograr este objetivo, se está modernizando el parque tecnológico de radiología de los centros sanitarios públicos con equipos de última generación que permiten además diagnósticos más precisos. Igualmente la renovación de este parque tecnológico impulsará una mayor accesibilidad a estos equipamientos.

Nuevos equipos diagnósticos

 ‘Huella de Energía’ supone la primera gran acción planificada en la sanidad europea orientada a la adecuación y optimización de las dosis de radiación a la población en base a la nueva normativa EURATOM 59/13 que recoge la obligación de las entidades sanitarias de analizar y optimizar el uso de las radiaciones en el diagnóstico médico, con el fin de minimizar su impacto en los pacientes. La sanidad pública andaluza se suma así a la innovación en la tecnología sanitaria -especialmente en los equipamientos TAC- y está abordando además el reto de renovar salas de radiología y ecógrafos tanto en los centros de Atención Primaria como en hospitales.

De hecho, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) está inmerso en el proceso de adjudicación de 69 equipos diagnósticos de última generación para renovar y actualizar el equipamiento de los hospitales andaluces. Se prevé destinar 9,5 millones de euros a adquirir esta tecnología, a través de fondos Feder. Se trata de 35 ecógrafos de alta prestación, equipos para dotar a los quirófanos con la última tecnología diagnóstica (1 radioquirúrgico de Neurocirugía, 3 vasculares y 3 de traumatología), así como 14 salas suspendidas de rayos autotracking -con seguimiento automático- y 13 salas suspendidas de rayos robotizadas con posicionamiento por inteligencia artificial.

Igualmente, se dotará a los centros de Atención Primaria con 98 nuevos ecógrafos, 48 retinógrafos (equipos diagnósticos para la detección de problemas oculares) y 49 salas de radiología digital. Estos nuevos equipos cuentan con paneles de mayor sensibilidad a la radiación y con comunicación de dosis, permitiendo además triplicar el número de pruebas realizadas.

Además, el proyecto ‘Huella de Energía’ impulsará nuevas líneas de investigación en dosis de radiaciones y se solicitará la encomienda del Consejo de Seguridad Nuclear para acercar a la realidad andaluza los organismos verificadores.

Finalmente, esta iniciativa conlleva una apuesta por un modelo de adquisición estratégica de la tecnología frente a la tradicional reposición por obsolescencia. Este nuevo modelo contribuye al objetivo de mejora de resultados en salud respetando el principio de sostenibilidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.