Medio Ambiente

El buque Ángeles Alvariño comienza una campaña de investigación para evaluar el estado de los hábitats del mar de Alborán

La demarcación Estrecho-Alborán, como se denomina en el marco de la Directiva Marco sobre las Estrategias Marinas, es una región de confluencia de masas de agua y biodiversidad, situada entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Presenta además un complejo relieve submarino, debido a la convergencia de las placas tectónicas de África y Europa y a las intensas corrientes del fondo marino, lo que genera una riqueza de especies y hábitats única.

“Es una de las zonas mas ricas en especies y tipos de hábitats de las costas europeas, pero lamentablemente está sometida a una elevada presión antropogénica, con zonas costeras ampliamente urbanizadas, intenso tráfico marítimo y alta actividad de flotas pesqueras industriales y artesanales, lo cual conlleva una compleja gestión espacial y temporal”, explica José Luis Rueda, investigador del Centro Oceanográfico de Málaga (IEO, CSIC) y responsable de una parte de la campaña. 

“El mar de Alborán presenta una gran geodiversidad de relieves submarinos y fondos como consecuencia del gran número de procesos geológicos activos existentes y en especial la tectónica” comenta Juan Tomás Vázquez investigador del Centro Oceanográfico de Málaga (IEO, CSIC) y responsable de la segunda parte de la campaña.La expedición, que da comienzo hoy viernes, denominada CIRCAESAL0721, tiene como objetivo ampliar el conocimiento de los ecosistemas de fondos rocosos y sedimentarios entre 50 y 1500 metros de profundidad, incluyendo algunas zonas nunca exploradas hasta la fecha en montañas y cañones submarinos que podrían albergar una gran biodiversidad. 

Científicos del IEO-CSIC, en colaboración con las universidades de Málaga, Cádiz, Granada y Murcia recorrerán, a bordo del buque Ángeles Alvariño y durante 24 días, la demarcación marinaespañola de Alborán desde el estrecho de Gibraltar hasta el cabo de Gata. Durante la campaña se obtendrán imágenes de los hábitats profundos mediante sistemas de muestreo no invasivos, como el ROV Liropus 2000 y el trineo fotogramétrico TASIFE. Se estudiarán las comunidades de dichos hábitats, su extensión, su estado de conservación y los posibles daños causados por la actividad antrópica, con el objetivo de dar respuesta a los diferentes indicadores de la Directiva Marco sobre las Estrategías Marinas.

Además del estudio mediante vídeo submarino, se realizarán muestreos extractivos clásicos con dragas y estudios acústicos con ecosondas, lo que posibilitará tener una información detallada de los diferentes componentes del fondo marino. 

Los resultados de esta campaña permitirán caracterizar los hábitats, cartografiar aquellos de interés para la conservación y mejorar el conocimiento de los fondos marinos, obteniendo información esencial para que las administraciones competentes establezcan medidas de protección. 

La campaña CIRCAESAL 0721 es la primera que se realiza en el mar de Alborán en el marco de la Directiva Marco sobre las Estrategias Marinas dentro del seguimiento de los hábitats de fondo, tanto en el ‘descriptor 1: biodiversidad’ como en el ‘descriptor 6: integridad del fondo marino’, dentro de la zona circalitoral y batial, incluyendo por tanto las aguas de la plataforma continental y las zonas más profundas de la cuenca. 

El trabajo científico está liderado por el Instituto Español de Oceanografía (IEO, CSIC) en el marco del proyecto ESMARES-2, que surge del encargo del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico para la implementación de las Estrategias Marinas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.