Caja Rural de Granada, el Hospital Virgen del Mar, Cosentino y Hoteles...

Caja Rural de Granada, el Hospital Virgen del Mar, Cosentino y Hoteles Playa, premios Ícaro de la UAL

La Sala de Grados del Rectorado ha acogido este jueves, 25 de octubre, la ceremonia de entrega de la IX edición de los Premios Ícaro con los que la Universidad de Almería reconoce la labor que realizan las empresas en la inserción laboral de los estudiantes. Ícaro es una aplicación informática para la gestión de prácticas y empleo, que nació en el 2002 como una herramienta de apoyo al Servicio Universitario de Empleo de la Universidad de Almería y que es hoy en día uno de los portales de empleo del ámbito universitario más importantes del país.

Con este evento la UAL ha querido homenajear a las empresas que han gestionado con ella ofertas de empleo y prácticas de empresa. Dos de ellas han recibido un premio y otras dos una mención especial. El Premio Ícaro Prácticas ha sido para Caja Rural de Granada, por ser la empresa que más estudiantes en prácticas ha acogido durante el curso 2017/18. Por su parte, Vithas Hospital Virgen del Mar ha recibido el Premio Ícaro Inserción, por haber insertado laboralmente a un número elevado de personas universitarias.

En cuanto a las menciones especiales, una de ellas ha sido para Cosentino, por su colaboración desde el año 1999 acogiendo a estudiantes de la Universidad de Almería a través de programas de prácticas académicas externas y por su constancia y apoyo en las actividades que conllevan un mayor acercamiento entre la Universidad y la empresa. La segunda de las menciones especiales ha sido para el Grupo Hoteles Playa, por su colaboración desde el año 1994 acogiendo a estudiantes de la Universidad de Almería a través de programas de prácticas académicas externas curriculares.

Carmelo Rodríguez destaca la importancia de la relación universidad-empresa

El rector de la UAL, Carmelo Rodríguez ha destacado la importancia del binomio universidad-empresa. “Una relación que debe ser bilateral porque la Universidad puede acercarse a la empresas, pero si las empresas no colaboran, no existe esa relación”. Además, ha señalado que cada año en el Programa Ícaro “se mantienen las empresas que hay y se suman otras, no sólo porque aparecen nuevas sino también porque nosotros, desde que llegamos al equipo de gobierno, hacemos visitas periódicas a empresas vendiendo todos los productos que ofrece la Universidad, como las prácticas en empresas, que son muy importantes para ellas”.

El director del Secretariado de Empleo de la UAL, Matías García, ha explicado algunos datos de la edición del programa de este año indicando que “alrededor de 2.300 estudiantes han realizado prácticas en las más de 800 empresas participantes”. Además, “el 52 por ciento de ellos han encontrado trabajo en las empresas donde realizaron sus prácticas, o en otras, en los tres meses siguientes de haberlas finalizado”.

El acto ha finalizado con una conferencia de Álvaro Merino, experto en talento que trabaja con deportistas y directivos de alto desempeño y ha sido director académico de la Escuela Universitaria Real Madrid. También es experto en inteligencia emocional. En su ponencia ha hecho una analogía entre empresas y equipos deportivos para que “los estudiantes vean que tanto en los equipos deportivos como en las empresas las capacidades técnicas se dan por sabidas, pero que la diferencia está en qué sabe hacer la gente con las habilidades que tiene, y eso tiene mucho más que ver con el desarrollo de inteligencia contextual, emocional y la capacidad de relacionarse con la gente”.

Además, Merino ha desvelado las que el Foro Económico Mundial piensa que serán las habilidades más demandadas en unos años. “Muchas están relacionadas con la flexibilidad cognitiva -la capacidad de aprender y desaprender en unos entornos que están cambiando permanentemente-, la coordinación con otras personas, el pensamiento crítico, es decir, el cuestionamiento productivo de todo lo que hacemos, la toma de decisiones o la negociación”. Para este experto en inteligencia emocional la clave está en desarrollar la parte humana “en un entorno donde la inteligencia artificial cada día está más presente”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.