Medicina

Una clínica de Granada, la primera en realizar la técnica hijos de tres padres

Compartir
Jan Tesarik, experto en reproducción asistida.
Jan Tesarik, experto en reproducción asistida.

Los avances de la medicina y las técnicas de reproducción asistida permiten que muchas personas hagan realidad su sueño de ser padres. Ahora, una clínica de Granada da un paso más y solicita la primera autorización en España para realizar la técnica conocida como hijos de tres padres

Esta técnica está indicada para mujeres portadoras de enfermedades mitocondriales y en parejas con repetidos fracasos en reproducción asistida, y va a ser supervisada por el Comité de Ética de la Universidad de Granada, que garantizará que se cumplen los protocolos y el consentimiento informado de los pacientes.

La técnica hijos de tres padres, que científicamente se llama donación de ooplasma en reproducción asistida (DORA), comenzó a ensayarse a finales de los 90 y se desarrolló para mejorar la calidad de los óvulos de las pacientes con fracasos repetidos de fecundación in vitro.

Hijos de tres padres, se sustituye parte del citoplasma

Básicamente, en los hijos de tres padres, se sustituye una parte del citoplasma de los óvulos de la paciente con el citoplasma sano de una donante de óvulos.

Según Jan Tesarik, de la clínica MarGen, existen dos técnicas diferentes para realizar la DORA. La primera es la microinyección de ooplasma de donante dentro del óvulo de la paciente. Consiste en la aspiración de ooplasma del óvulo de donante y su deposición en el óvulo de la paciente. En ella, la proporción en el óvulo reconstituido del ooplasma de donante con respecto al de la paciente es minoritaria (10-15%).

Para mujeres con repetidos fracasos en reproducción asistida

Según el autor de esta técnica, Jacques Cohen, entre el año 1996 y 2001 fue utilizada en mujeres con repetidos fracasos de FIV. Durante este periodo, según Jacques Cohen, se utilizó 37 veces y resultó en el nacimiento de 17 niños. En 2001 el equipo de Cohen paró su utilización debido a “problemas de regulación”.

La segunda técnica consiste en la transferencia del núcleo o de los cromosomas del óvulo de la paciente en el óvulo enucleado de la donante. Con este protocolo se utilizan ooplastos de la donante. Ooplastos son óvulos incompletos, que carecen del material nuclear. Se preparan extrayendo el núcleo, en el caso de óvulos inmaduros, o de los cromosomas condensados, en el caso de óvulos maduros (Tesarik et al., 2000), del óvulo de la donante. Posteriormente se incorpora el núcleo o los cromosomas del óvulo de la paciente en un ooplasto de la donante. En el primer caso, los óvulos reconstruidos necesitan un periodo de maduración in vitro antes de poder ser fecundados.

Con esta técnica, el óvulo reconstituido contiene mayoritariamente el ooplasma de donante, con un residuo persistente del ooplasma de la paciente. La técnica de transferencia de los cromosomas (Tesarik et al., 2000) se utilizó recientemente para obtener el nacimiento de un niño a una mujer con la mutación del ADN mitocondrial conocido como síndrome Leigh.

 

Imagen de un óvulo en reproducción asistida.
Imagen de un óvulo en reproducción asistida.

Reino Unido, el primero en autorizar los hijos de tres padres

Este último éxito de la técnica de DORA ha alentado la opinión pública en varios países a favor de la exploración clínica de los hijos de tres padres. En diciembre 2016 el órgano regulador de reproducción asistida en el Reino Unido, Human Fertilisation and Embryology Authority (HFEA), dio luz verde a la aplicación de las técnicas de DORA en ese país (HFEA, 2016). El permiso emitido por HFEA utiliza la expresión “donación de mitocondrias” al lugar de “donación de ooplasma”, limitando así la utilización de la DORA a casos de enfermedades mitocondriales. Dentro de la regulación general, cada clínica interesada en esta técnica tiene que pedir permiso para su realización a HFEA. La primera clínica británica que ha aprovechado esta apertura y pedido el permiso era la clínica de reproducción asistida de la Universidad de Newcastle. La solicitud se hizo en diciembre 2016 y se concedió en marzo 2017.

Proyecto pionero en España

El equipo de investigación de la Clínica MARGEn parte de una hipótesis principal que apunta a que la aplicación de la transferencia de ooplasma sana en los óvulos de pacientes portadores de enfermedades mitocondriales puede asegurar la restauración de una población sana de mitocondrias en el embrión resultante y en el niño por nacer. El proyecto se adecua a la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación, en concreto en la Investigación orientada a los retos de la sociedad en materia de Salud, teniendo en cuenta además el desarrollo de tecnologías emergentes y el impulso de las actividades de I+ D + i empresariales.

Su objetivo es triple: identificar los pacientes portadores de enfermedades mitocondriales y otros (fallos repetidos de FIV) solicitantes de reproducción asistida con DORA, perfeccionar los métodos de micromanipulación celular utilizados en el proceso de DORA, y analizar el estado de salud de los niños nacidos después de la DORA.

En su argumentación, el equipo de MARGen señala que la intervención se realizará de acuerdo a lo estipulado por la ley, y los protocolos se ajustan a la legislación vigente. Los principios básicos de esta declaración implican la consideración, discusión y seguimiento de los proyectos por parte de un Comité independiente del investigador y del posible patrocinador. En este caso se trataría del Comité de Ética de la Universidad de Granada, que garantiza en todo momento el consentimiento informado de los pacientes y supervisa que las técnicas y formas de aplicarlas se llevan a cabo según esta declaración.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.