Noticias UCLM

Eduardo Demetrio de la UCLM, doctor ‘honoris causa’ por la Universidad Togatorum de México

Compartir

La ceremonia de investidura celebró de forma síncrona desde Ciudad de México y el Campus de Toledo y pudo seguirse en directo a través de Teams.

La Universidad Togatorum de México, junto con el Instituto Mexicano de Victimología y el Instituto Lombroso, ha nombrado doctor honoris causa al profesor de Derecho Penal de la Universidad de Castilla-La Mancha Eduardo Demetrio Crespo, en reconocimiento a su “brillante vida profesional y académica”. Debido a la actual situación de pandemia por la COVID-19, la ceremonia de investidura celebró de forma síncrona desde Ciudad de México y el Campus de Toledo y pudo seguirse en directo a través de Teams.

El profesor Demetrio Crespo recibe el título y la medalla de honoris causa en reconocimiento a su “brillante vida profesional y académica”, distinción que el homenajeado recogió de manos del rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde, en nombre del rector de la Universidad Togatorum, Víctor Hugo Rodríguez Montiel.

En su intervención en este solemne acto, el rector de la UCLM felicitó al profesor Demetrio Crespo por el nuevo y merecido grado adquirido, al tiempo que hizo extensiva su enhorabuena al claustro de doctores de la Universidad Togatorum de México porque la suya ha sido “una decisión acertada”, ya que ingresa en él, “una persona científica y humana ejemplar”.

Garde describió al honoris causa como un “gran investigador, excelente persona y gran compañero” con el que ha tenido oportunidad de compartir en los últimos meses “ilusiones y esperanzas que han contribuido en mí como gestor, profesor y persona”. La suya, dijo, ha sido “una vida consagrada al trabajo tenaz, intenso y organizado”.

Discurso de investidura

Durante su discurso de investidura, titulado Espíritu del tiempo y Derecho Penal, Eduardo Demetrio Crespo apuntó que “el espíritu de los tiempos que marca la pauta en cada época, obliga hoy a no considerar ciertos fenómenos como nuevos, sino más bien a indagar en sus orígenes a fin de confrontarlos con el modelo de Derecho Penal que resulta de la Constitución”. Dicho espíritu del tiempo o zeitgeist, dijo, “no introduce inevitablemente en una ‘dimensión tensional’ entre las creencias de una época y todas las demás variables relativas al contexto cultural e histórico en sentido amplio”.

Continuó el nuevo honoris asegurando que “no toda la evolución significa un avance, pero todo avance debe ser analizado cuidadosamente con la lupa del conocimiento científico en aras de combatir la arbitrariedad y la inequidad”. “Esto significa, – señaló-, que no se dispone de un modelo alternativo al Derecho Penal del Estado de Derecho basado en la protección de los Derechos Humanos y que debemos alejarnos de cualquier banalización respecto a este punto crucial; algo a lo que estamos inevitablemente expuestos, entre otros motivos, debido a la aceleración y la irreflexión colectiva propia de las sociedades modernas”.

La laudatio del profesor Eduardo Demetrio Crespo fue glosada por el también honoris causa Javier Villalobos Ramos. Actuaron como testigos de ceremonia del nuevo claustral de la Universidad Togatorum de México, el catedrático de la UCLM Feliciano Barrios Pintado, quien le impuso los atributos que le acreditan como doctor honoris causa: la toga, la muceta, el birrete, los guantes blancos y el anillo; y el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de Toledo, José Alberto Sanz Díaz Palacios, quien le entregó el libro de la ciencia.

Antes del comienzo del acto de investidura de Eduardo Demetrio Crespo, en el que desde el campus universitario de Toledo también estuvo presente el vicerrector de Internacionalización de la UCLM, Raúl Martín, los participantes guardaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la COVID-19.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.