Hábitos saludables

Running con piernas y con cabeza

Paquillo Fernández
Paquillo Fernández

Este fin de semana han fallecido dos personas en una prueba de resistencia. ¿Practicamos deporte con salud o no dejamos llevar por el afán de superar los retos? Varios expertos, entre ellos, el medallista olímpico Paquillo Fernández, ofrecen una serie de consejos para practicar deporte de manera segura.

El running se ha convertido para muchos en una forma de vida.  El auge de este deporte ha cambiado la moda, los comercios y la programación de actividades los fines de semana en los pueblos. La práctica de deporte moderado es saludable, además correr es barato, porque en principio no se necesita mucho equipamiento con unas zapatillas adecuadas es suficiente, pero para empezar a participar en pruebas como medias maratones es necesario hacerse primero un chequeo médico, contar con un plan de entrenamiento hecho por un profesional o hacer al menos una vez al mes una visita el fisioterapeuta. ¿Lo hacen todos los ‘runners’?

Las pruebas se han incrementado de manera exponencial un ejemplo es la Media Maratón de Almería, 21 km de carrera, en su edición XIII en el año 2010 participaron 1.275 corredores, seis años después han sido 4.500 personas las que llenaron las calles. Estas pruebas requieren esfuerzo físico, mental y preparación.

“El running no es solamente correr es un estilo de vida” dice Juan Manuel Ortiz, un abogado que encontró en este deporte aparentemente solitario el respaldo de todo un equipo.

Los expertos coinciden en que los beneficios del running para la salud tanto física como psíquica son múltiples, como la mejora del sistema cardiovascular y pulmonar, ayuda a prevenir la osteoporosis, aumenta el autoestima, etc. Pero, “no hay que olvidar que es un deporte de impacto donde los músculos y las articulaciones sufren”, advierte el traumatólogo y también ultrafondista, Antonio Ríos Luna.

“Las lesiones musculares, las tendinosas y las lesiones de cartilago a nivel de cadera, rodilla y tobillo se evitan siendo cuidadoso y escuchando al cuerpo” añade este especialista en salud, que también ha publicado el libro de relatos ‘Historias en zapatillas’.

Muchos ‘runners’ comienzan con el objetivo de participar en carreras, sin embargo antes preparar una prueba de fondo hay que hacerse un análisis de sangre, para comprobar los niveles de hierro, un estudio cardiológico, que compruebe la resistencia del corazón, un estudio de pisada, para comprar las zapatillas acordes a las necesidades de cada uno y evitar lesiones, dice Juan Manuel Ortiz.

Otro elemento fundamental en la equipación es el pulsómetro, para controlar el ritmo cardiaco, aunque “una manera de comprobar que estamos haciendo deporte sin sobrepasar nuestros límites es que podamos correr y hablar a la vez”, recomienda Ortiz. Y por último consultar con un profesional y marcarse una meta u objetivo a batir, “así evitarás desmotivarte y seguirás con el entrenamiento”, dice otra corredora aficionada, Elisa Luque.

El doctor Ríos recomienda beber antes de tener sed, descansar y combinar el running con otras disciplinas como la natación o el ciclismo. Esta práctica se conoce como entrenamiento cruzado, “de esta manera, aunque el corazón no descanse, los músculos que trabajan sí lo hacen. De esta manera, se reduce mucho el riesgo de lesiones”, dice Ríos apoyado en sus conocimientos médicos y con la experiencia que da haber completado ocho maratones y varios triatlones incluyendo un ironman, considera una de las pruebas deportivas más difíciles del mundo, que combina 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie.

“Los fallos más comunes entre los corredores que empiezan es tener prisa”, dice Antonio Ríos; recomienda ser paciente, adaptar el cuerpo y la mente, “no buscar atajos”. Y añade una frase lapidaria: “estas pruebas se acaban con la cabeza y no con las piernas”.

El que fuera medallista olímpico en Atenas en 20 km marcha, Paquillo Fernández, aconseja a los principiantes cuidarse y ponerse en manos de profesionales, por medio de un club de running; también empezar con “objetivos coherentes”, para evitar lesiones y “disfrutar mucho tiempo del placer de correr”. Añade que “el sobreentrenamiento puede hacer que odies el correr y no lo hagas durante mucho tiempo o nunca más”.

Respecto a la alimentación tanto expertos como aficionados coinciden en que depende del tiempo que se dedique a la actividad, los objetivos que se quieran cumplir o el nivel de competición. Para el Paquillo Fernández “hay que cuidarse siempre, pero de una manera organizada y saludable, saber comer es fundamental para todos, para una persona que sale a entrenar y quiere perder peso a la misma vez, lo mejor es que se asesore con un nutricionista. Para el corredor que entrena tres días a la semana,   solo necesita comer bien y sano”.

También viene siendo habitual tomar suplementos alimenticios, vitaminas, recuperadores, etc, para preparar el cuerpo ante una carrera. El doctor Ríos considera que es “muy necesario” a partir de cierto nivel, porque el desgaste es mayor y “con la alimentación no es suficiente”.

Siguiendo estos consejos, ahora toca buscarse unas buenas zapatillas, un entorno agradable y entregarse al running. La salud lo agradecerá.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.