Humanidades

Málaga quiere convertirse en destino del turismo idiomático para aprender español

Turismo Costa del Sol suma a sus e books uno acerca de las posibilidades del segmento de turismo idiomático en la provincia de Málaga en el que explica cuáles son las razones por las que la provincia de Málaga es uno de los mejores destinos en lo que al segmento de idiomático se refiere.

El e book refleja algunas de las razones por las que hay que elegir a la provincia de Málaga para estudiar español: un suave clima con 320 días de sol al año, estupendas playas, impresionantes parajes naturales, monumentos, una variada oferta cultural y de ocio, una infraestructura hotelera de primer orden, y prestigiosas escuelas de español acreditadas por el Instituto Cervantes. Un lugar lleno de luz donde el ocio, la diversión y el calor se dan la mano para convertir la estancia del visitante en una experiencia única e inolvidable.

La consejera delegada de Turismo Costa del Sol, Margarita Del Cid ha indicado que “la Costa del Sol pone a disposición del alumno interesado en mejorar su nivel de castellano o de iniciarse en este idioma más de una treintena de centros especializados con una dilatada y acreditada trayectoria en la enseñanza del español, habituados a brindar al estudiante extranjero todos los servicios que precisan durante su estancia en la provincia, como es el caso del alojamiento”.

Según Margarita Del Cid “la Costa del Sol brinda a sus estudiantes no sólo la posibilidad de formarse en cómodos ciclos formativos según sus niveles de conocimientos y a sus necesidades específicas, también ofrece un entorno de ocio inolvidable en el que disfrutar de su aprendizaje, así como un clima cálido todo el año”.

Asimismo, el resto de la provincia reúne muchos otros espacios expositivos, como el Museo de Arte de la Diputación (MAD) de Antequera, el Museo Taurino de Ronda, o el Museo de la Cueva de Nerja, en la Axarquía. Sin duda, sol y playa siguen siendo elementos esenciales del turismo costasoleño, pero si a esta oferta añadimos sus tradiciones y costumbres, la riqueza de otros segmentos como el de idiomas, congresos, el turismo de salud y bienestar, golf, náutica, cruceros, cultura, turismo verde, interior y activo, vacacional y ocio, la Costa del Sol se convierte en un lugar de disfrute los doce meses del año.

Enviado por José Antonio Sierra.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.