Los presupuestos de Economía recogen por primera vez la bonificación de la...

Los presupuestos de Economía recogen por primera vez la bonificación de la matrícula universitaria

Examen de Selectividad. El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha destacado que los Presupuestos andaluces por primera vez recogen una partida para ejecutar la bonificación al 99% de los créditos aprobados en primera matrícula en los centros propios de las universidades públicas andaluzas, garantizando además el mantenimiento de esta medida para el curso 2018-2019, que se implanta como elemento estructural de las políticas de la Junta de Andalucía.

Ramírez de Arellano ha comparecido ante el Parlamento andaluz para presentar el proyecto de Presupuestos correspondiente a su departamento, que asciende a 1.821 millones de euros, un 3,7% más. En él se reflejan los tres elementos del cambio de modelo productivo que se está impulsando en la comunidad autónoma basado en el conocimiento, la innovación y la internacionalización de las empresas, a lo que se une el respaldo a  los nuevos emprendedores. Unas cuentas que «dan estabilidad, seguridad y certidumbre para atraer inversiones» y que tienen por objetivo «sacar el máximo partido al dinamismo de la economía andaluza» y lograr que esta sea «más sostenible y resistente», ha asegurado el consejero.

Bonificación de las matrículas

En el ámbito del conocimiento, el Gobierno andaluz avanza con la bonificación de matrícula en la gratuidad de la enseñanza superior, que considera que debe ser un derecho asimilable a la sanidad o la educación preuniversitaria. «Queremos que el talento y el esfuerzo cuenten, por encima de la capacidad económica de las familias», asegura Arellano. Las cuentas andaluzas destinan 30 millones de euros para ejecutar la bonificación, compensando así a las universidades por esta pérdida de ingresos.

Una medida de la que se podrán beneficiar todos los estudiantes que no sean becarios del Ministerio de Educación, eliminando barreras económicas en el acceso a la formación universitaria. Andalucía tiene los precios de los créditos más bajos del país y pese a esto, es la segunda comunidad autónoma donde el coste de la universidad es más gravoso para las familias en función del PIB per cápita, con lo que esta medida supondrá un importante ahorro para el ciudadano. La bonificación se suma a los planes de apoyo a los estudiantes, que se mantienen, al igual que los planes de excelencia (47,2 millones de euros).

1.536 millones para universidades

En conjunto, el presupuesto de universidades asciende a casi 1.536 millones de euros (1.535.961.058 euros), un 4,4% más que el año anterior, que irán a «cumplir con el modelo de financiación» de estas entidades, garantizando su sostenimiento, y a lograr instituciones «incluyentes y excelentes».

La financiación básica operativa de las instituciones académicas se ha aumentado un 3,2% respecto al año anterior, incorporando «recursos para hacer efectiva la recuperación de derechos del personal» de las universidades, que se han visto afectados por la recesión económica y cuya labor «ha permitido mantener la calidad y el servicio» de las universidades públicas. Además, se ha elevado hasta el límite aquellas áreas sujetas a restricción de gasto. Las universidades también contarán con 40 millones de euros, el doble que el año anterior, para abordar nuevas infraestructuras, a lo que se unen otros 6,8 millones de actuaciones plurianuales.

Científicos de prestigio

Una de las grandes apuestas del Gobierno andaluz es el fortalecimiento del tejido dedicado a la I+D+i, para lo que este año se terminará de desplegar el Plan Andaluz de Investigación. La Consejería de Economía destina un total de 355,7 millones de euros a políticas científicas, un 4,9% más que el año anterior, con medidas dirigidas al conjunto del Sistema Andaluz del Conocimiento y hacia el tejido productivo.

Ramírez de Arellano ha anunciado la creación del programa Talentia Sénior, que permitirá incorporar en este primer ejercicio a diez investigadores de reconocido prestigio internacional al Sistema Andaluz del Conocimiento, dentro de un plan de captación de talento científico de tres años. Se tratará de personas destacadas en sectores considerados estratégicos y que permitirán dar un nuevo impulso a la investigación de vanguardia andaluza.

El consejero ha destacado el papel esencial de las universidades en materia de I+D+i con más de 2.200 grupos de investigación activos. Dentro del Paidi se destinarán 121,5 millones de euros a ayudas competitivas para proyectos de excelencia, de retención de talento o infraestructuras.

Además, la financiación básica de los grupos de investigación se multiplicará casi por cuatro, pasando de diez a 37,7 millones de euros, lo que repercutirá «tanto en las ayudas directas como en una mejor dotación de los planes propios de investigación de las universidades, que abarcan actividades, contratos y proyectos de investigación». Asimismo, se mantiene el programa de capacitación de jóvenes en materia de I+D (dotado con 33,4 millones de euros).

Emprendimiento

Por lo que respecta al emprendimiento e internacionalización se destinan un total 121,9 millones de euros. Ramírez de Arellano ha subrayado que se hará especial hincapié en el despliegue de la nueva Ley Andaluza del Emprendimiento (LAFE), que en la actualidad está en tramitación parlamentaria, en el impulso a la internacionalización de las empresas andaluzas, en el desarrollo del Plan de Actuaciones del Trabajo Autónomo de Andalucía y en la elaboración del programa de Relanzamiento de la Economía Social de la región.

En cuanto a las políticas de fomento de la cultura emprendedora (41,4 millones de euros), tienen como objetivo incrementar la supervivencia de las nuevas iniciativas empresariales a través del asesoramiento, e inoculándoles la necesidad de una innovación continua y de la perspectiva internacional. En este campo tendrá un especial protagonismo la LAFE, que incidirá en la activación de empresas de carácter innovador, rural y femenino, favoreciendo proyectos empresariales en el ámbito autónomo, de la economía social y la microempresa.

La Junta de Andalucía continuará con la defensa del sector de los autónomos, para lo que se trabajará en nuevas fórmulas de acceso a la financiación, así como en nuevas ayudas a reemprendimiento e inversiones en activos fijos ligadas a la creación de empleo para aumentar la competitividad, además de incidir en la creación y consolidación de este tipo de empresas (40 millones de euros). Andalucía fue en 2016 la comunidad con el mayor aumento del número de autónomos. Y en cuanto a las empresas de economía social se destinará a apoyar a este sector 7,6 millones de euros.

Por su parte, Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior será el vehículo principal para las políticas de internacionalización (22,3 millones de euros), con las que consolidar y continuar impulsando la salida a los mercados globales de las empresas andaluzas. En este sentido, ha recordado que en los primeros siete meses del año las exportaciones han vuelto a batir récords con ventas a terceros países por valor de 18.000 millones de euros.

Por último, el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) contará con una dotación de 12,7 millones de euros,  un 3,4% más, con el fin de continuar profundizando en el conocimiento y la difusión de la realidad económica y social de Andalucía, favoreciendo la evaluación de políticas y la toma de decisiones, tanto en el ámbito del sector público como del sector privado.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.