Becas y empleo

Las Becas de Excelencia de la UAL cumplen un lustro impulsando el talento

La Universidad de Almería aprovecha la vuelta a la presencialidad para visibilizar de nuevo su apoyo a los alumnos de nuevo ingreso con mejores notas de acceso y a los que han sostenido como universitarios el alto rendimiento académico, y ahora también a los mejores expedientes en cada Centro.

Desde su nacimiento, allá por el inicio del curso 2016/2017, hasta la actualidad, las Becas de Excelencia de la UAL han crecido hasta casi cuadruplicar el número de beneficiarios a los que llegan. Así, de la decena de estudiantes a los que ayudaron en aquel momento se ha pasado, en esta quinta edición correspondiente al curso 2021/2022, a casi la cuarentena. No en vano, premian el talento con el que se accede a la Universidad de Almería, a la vez renuevan su impulso a los que lo han sostenido después como alumnos universitarios y, ahora, suman también su apoyo a la excelencia estudiantil en cada centro del campus. En todos los casos, se atiende a todas las ramas del conocimiento y el Vicerrectorado de Estudiantes, Igualdad e Inclusión ha logrado involucrar a todas las partes, desde los mismos centros de Secundaria y Bachillerato hasta los decanatos de la UAL.

Los protagonistas son los estudiantes, merecedores de un reconocimiento que el rector de la UAL, Carmelo Rodríguez, les ha dado a través de un discurso de ánimo para continuar por la misma senda, “confiad en vosotros mismos, es momento de pensar en grande”, asegurándoles que “desde la UAL os vamos a apoyar para potenciar vuestro talento y que podáis proyectar al mundo la mejor versión de vosotros mismos”, textualmente. El talento, acompañado de esfuerzo “como personas responsables, organizadas, capaces y productivas”, conlleva “una responsabilidad”. El rector ha presidido el acto acompañado por la vicerrectora responsable de otorgar las becas, Maribel Ramírez, el delegado territorial de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía en Almería, Antonio Jiménez, y el director de zona de Cajamar, Emilio Matías, primera empresa patrocinadora de las mismas. Han asistido los directores de los centros de los que proceden los alumnos de nuevo ingreso y los representantes de los decanatos de la Universidad de Almería, todos arropando a los más de treinta estudiantes que en persona han podido recoger su reconocimiento.

Dividido en tres partes, el propio rector ha explicado que este año se premia a los expedientes sobresalientes para acceder a la universidad, a los que renuevan la beca que se les concedió en cursos anteriores y a los que, no habiendo disfrutado de ella previamente, “alimentan esas altas capacidades” y han obtenido “unos resultados excepcionales en el curso 2020/21”. En ese sentido, “no solo tratan de atraer el talento sino, también, de retenerlo en este campus”, reconocimiento a los que, “manteniendo esos niveles de excelencia, seguís apostando por la UAL para continuar cimentando las bases de vuestro futuro profesional”, de un modo literal en la expresión. Lo ha definido como “lealtad y compromiso con nuestra/vuestra universidad”. El rector no ha dejado en el olvido a los otros ‘pilares’ sobre los que se sustenta el éxito académico, familias y profesorado de Secundaria, a los que ha hecho llegar su agradecimiento a través de la emisión del acto vía streaming, debido a las restricciones de asistencia por COVID.

Manuel Gámez, director de Acceso y Relaciones con la Enseñanza Secundaria de la UAL, ha realizado el llamamiento de los beneficiarios de las Becas de Excelencia de Nuevo Ingreso, una decena de estudiantes de los IES Mar Mediterráneo, Alhadra, Campos de Níjar, El Parador, Alhamilla, Nicolás Salmerón, Celia Viñas y Bahía de Almería, y del CDP Stella Maris. Acompañándolos, han accedido al escenario el representante de cada uno de sus Centros, que igualmente han recibido un reconocimiento. A continuación, ha sido el turno de las Becas de Excelencia en Renovación, siendo siete alumnos que han sostenido este curso, como universitarios, el mismo alto rendimiento por el que fueron premiados en su acceso a la Universidad de Almería. Por último, y con el nombramiento desde el atril de José Antonio Piedra, director de Becas y Ayudas al Estudio de la UAL, se ha realizado por primera vez la entrega de las Becas de Excelencia por Ramas del Conocimiento, 18, repartidas por los centros del campus, con la participación de sus representantes.

Antonio Jiménez, delegado territorial de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía en Almería, ha destacado en su discurso “tres aspectos muy importantes que confluyen en uno solo, que constituyen la piedra angular desde la que se sustenta este sistema educativo: en primer lugar, los alumnos, los aquí presentes hoy premiados por su esfuerzo, sacrificio, entrega y superación; en segundo lugar, el profesorado, porque una vez más han mostrado su vocación y su compromiso; y en tercer lugar, las familias, que han sabido acompañar a sus hijos todos estos años, el apoyo incondicional que necesitaban e implicadas en la transmisión de los mejores principios y valores”. Emilio Matías ha recordado que el convenio de Cajamar con la Universidad de Almería “valora en su justa medida este gran servicio público” y aprovecha al máximo “las posibilidades que ofrecen sus valiosos recursos técnicos y, sobre todo, humanos en beneficio de la sociedad”. Ha remarcado que “la de Almería es una universidad arraigada y reconocida en los ámbitos nacional e internacional por su actividad académica e investigadora”, y ha anunciado que Cajamar va a contribuir a que “se consolide como referente de excelencia”, reconociendo que es su “mejor inversión, la más rentable”.

La ceremonia, “acto de reconocimiento y admiración a las capacidades y al esfuerzo de los estudiantes que han demostrando ser brillantes en su rendimiento académico”, en palabras de Carmelo Rodríguez que les ha pedido “exprimir al máximo” su paso por la UAL “para adquirir otras competencias transversales que son también decisivas para el éxito”, ha finalizado con una foto de familia en la que han posado todos los participantes. Como ejemplo de continuidad de un instituto, el Alhadra ha reunido en el mismo escenario a María García, alumna en último curso de Educación Social, y a Irene Sancho, nueva estudiante del doble grado de Estudios Ingleses y Filología Hispánica. La primera, que ha visto cumplidas sus expectativas sobre la UAL, “por supuesto, y de hecho tengo planteado seguir con el máster”, ha desvelado como secreto que estudia lo que le gusta, “es vocacional, es mi sitio”, y le ha aconsejado a la segunda “que confía en ella, siempre hacia arriba”. Por su parte, Irene ha sido rotunda: “Apuesto por la UAL, tenía claro que quería esta carrera, que está en pocas ciudades de Andalucía, y espero mantener mi alto rendimiento”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.