Hábitos saludables

La UCLM y el Hospital Virgen del Valle crean una APP que evalúa la fragilidad en personas mayores

Compartir

Investigadores del CIBERFES en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y el Hospital Virgen del Valle de Toledo han creado la APP PoweFrail, que permite determinar la potencia muscular y el grado de fragilidad de las personas mayores y pautar recomendaciones de intervención con actividad física.Esta herramienta de e-Health, ya disponible para dispositivos Android, está especialmente concebida para su uso por profesionales de la geriatría, pero también fuera del ámbito clínico para educadores físico-deportivos que trabajan con personas mayores.

PowerFrail permite proporcionar, en función de los datos obtenidos, intervenciones individualizadas de entrenamiento físico para la mejora de estas condiciones. Desarrollada por investigadores del CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES) en el Grupo GENUD Toledo (UCLM) y el Complejo Hospitalario de Toledo, la app está diseñada para su uso por personal sanitario, especialmente geriatras y equipos multidisciplinares que trabajan con las personas mayores en el ámbito clínico, pero es también una herramienta de gran utilidad fuera del ámbito clínico, para colectivos como los educadores físico-deportivo, entrenadores, monitores y otras personas que trabajan en el acondicionamiento físico de las personas de edad.

La nueva app realiza una doble valoración de los pacientes, previa a una propuesta de intervención individualizada. En primer lugar, mide la potencia muscular de la persona a través de una sencilla prueba de función física, consistente en grabar con el móvil al paciente sentándose y levantándose de una silla. A partir de ahí, la aplicación puntúa el nivel preciso de potencia del sujeto, utilizando para ello un algoritmo en base a valores validados en investigaciones que incluyeron datos de más de 10.000 personas mayores. Según el nivel de potencia obtenido en esta prueba, la aplicación deriva a las recomendaciones que la persona debería llevar a cabo en función de su estado físico.

Además, PowerFrail determina la fragilidad del paciente utilizando el formulario de la escala de rasgos de fragilidad (FTS-5). Así, evalúa la condición de fragilidad en un rango de 0 a 50, a través de 5 ítems: índice de masa corporal, equilibrio, fuerza de agarre, velocidad de marcha y actividad física. Una vez obtenida la puntuación en esta escala, proporciona también recomendaciones de actividad física individualizadas.

La herramienta permite guardar la información de cada paciente registrado para su posterior seguimiento y consulta. “PowerFrail tiene la gran ventaja de poder contar en cualquier lugar con un procedimiento establecido, fácil y rápido para evaluar la potencia muscular y la fragilidad en adultos mayores”, explica Ignacio Ara, jefe de grupo del CIBERFES en GENUD Toledo (UCLM) y uno de los coordinadores de este desarrollo.

La Organización Mundial de la Salud ha alentado a los sistemas de salud a priorizar los objetivos de envejecimiento saludable de mantener y mejorar la capacidad funcional. “La baja potencia muscular relativa se ha asociado con limitaciones de movilidad, fragilidad, discapacidad, mala calidad de vida y mortalidad por todas las causas entre los adultos mayores. Sin embargo, la evaluación de la potencia muscular está infrautilizada actualmente en el ámbito clínico. En este sentido, PowerFrail incorpora una definición operativa y un algoritmo de potencia muscular y proporciona una herramienta factible y validada para su evaluación en el entorno clínico”, señala Luis Alegre, también investigador del CIBERFES en el grupo GENUD Toledo y también coordinador del trabajo.

“Hay que tener en cuenta que la fragilidad ha sido declarada una prioridad de salud pública emergente, y en este campo PowerFrail facilita la evaluación de la condición de fragilidad, el seguimiento de la trayectoria de fragilidad en adultos mayores y proporcionar las recomendaciones que pueden ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones con sus pacientes”, concluye Francisco José García-García, jefe de grupo del CIBERFES en el Complejo Hospitalario de Toledo (SESCAM) y codirector del Estudio Toledo de Envejecimiento Saludable, que ha colaborado en el desarrollo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.