La inversión de Iberoamérica en I+D apenas representa el 2,6% del total mundial

El dato se desprende del informe El Estado de la Ciencia, publicado por la OEI, que recoge los indicadores actualizados sobre ciencia y tecnología en Iberoamérica, y del que también se extrae que la inversión en I+D en la región sigue a la baja.

Investigadora chilena observa unos fósiles de dinosaurios.
Investigadora chilena observa unos fósiles de dinosaurios.

El Observatorio de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) ha actualizado los indicadores de ciencia en Iberoamérica que recaba la Red Iberoamericana de Indicadores de Ciencia y Tecnología (RICYT). Los datos se recogen en el informe anual El Estado de la Ciencia, publicado en colaboración con la Oficina Regional de Ciencias para América Latina y el Caribe de la Unesco, y también están disponibles en versión online para su uso público y compartido.

Así, los datos actualizados confirman que la inversión de Iberoamérica en I+D continúa siendo de baja intensidad en comparación con los países industrializados. En términos relativos al PIB, mientras que Corea o Israel destinan casi el 5 % de su producto interior bruto a la investigación y el desarrollo, el conjunto de países iberoamericanos realizó una inversión que representó apenas el 0,70 % del PIB regional en 2019. En el caso de América Latina y el Caribe, este indicador baja al 0,56 %.

Inversión en I+D de Iberoamérica sigue a la baja

El informe señala que durante la década 2010-2019, la economía de la región creció más que la inversión en I+D, que representa tan solo el 2,6% mundial. Esta cifra explica la escasa productividad de la región, tal y como recoge el reciente informe Educación superior, competitividad y productividad en Iberoamérica, elaborado por el Instituto Iberoamericano para la Educación y Productividad de la OEI, publicado en mayo.

En materia de investigación, el informe indica que en ese mismo periodo hubo un incremento del 37 % en el número de investigadores iberoamericanos. La mayoría de estos, el 59 %, realiza sus actividades en el ámbito universitario; asimismo, en estos años los investigadores de la región han conseguido un aumento de un 79 % en el número de artículos publicados en revistas científicas registradas en SCOPUS.

En la coyuntura del último año y medio, con la pandemia de COVID-19, ha quedado clara la importancia de la ciencia y la tecnología en la sociedad contemporánea, pero también la necesidad de contar con información clara, precisa y abundante. En ese sentido, se revaloriza el trabajo colaborativo de la RICYT, que realiza esta tarea desde hace 26 años de la mano de los gobiernos, otras instituciones públicas y responsables de la producción estadística científica de los países iberoamericanos.

Accede aquí al último informe Estado de la Ciencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.