El Hospital Veterinario de la UMU salva a un perro con síndrome...

El Hospital Veterinario de la UMU salva a un perro con síndrome de Chiari gracias a una técnica innovadora

Intervención de Dora en el Hospital Veterinario de la Universidad de Murcia.

Intervención de Dora en el Hospital Veterinario de la Universidad de Murcia.

El Hospital Veterinario de la UMU (Universidad de Murcia) ha conseguido dar una segunda oportunidad a Dora, un perro de la raza Yorkshire Terrier de 8 años con problemas crónicos de movilidad debido al síndrome de Chiari a través de una técnica quirúrgica innovadora.

En concreto, el servicio de ‘Cirugía de Pequeños Animales’ llevó a cabo una técnica de descompresión del forámen magnum, una intervención de alto riesgo que permitirá a este paciente mejorar su calidad de vida a corto plazo y frenar la progresión de esta enfermedad congénita que afecta especialmente a los perros de la razas ‘toy’.

Una enfermedad congénita que afecta al equilibrio

Este síndrome se traduce en una alteración del flujo de líquido cefalorraquídeo entre el cráneo y la columna vertebral, lo que da lugar a una acumulación de éste líquido dentro de la médula espinal y del cerebro.

En el caso de Dora, esta anomalía se tradujo en falta de equilibrio, dolores crónicos y problemas de movilidad en las cuatro extremidades, de ahí que el Servicio de Cirugía de pequeños animales apostara por una operación para descomprimir la fosa posterior del cráneo y alargar así su esperanza de vida.

El síndrome de Chiari, una enfermedad muy dolorosa

Para la neurocirujana del Hospital Veterinario de la UMU, María Pérez, “el síndrome de Chiari puede ser descrita como tratar de encajar un pie grande en un zapato pequeño. Puede ser muy dolorosa, causando dolor cervical, así como pérdida severas de equilibrio y otros síntomas para la salud del paciente”.

A su juicio, “constituye el análogo canino de la malformación de Chiari tipo I de los humanos, y es un trastorno común en las razas pequeñas de perros, como el Grifón de Bruselas, Pekinés, Cavalier King Charles Spaniel, Chihuahuas o, como en este caso, el Yorkshire Terrier”, detalló.

Dedicada a la neurología, neurocirugía y fisioterapia, María Pérez ha completado su formación en la Universidad de Mississippi State y, actualmente, es la única veterinaria murciana candidata a obtener la diplomatura americana por el American College of Veterinary Internal Medicine (ACVIM) en la especialidad de neurología veterinaria. 

Juana Carrillo, María Pérez y María Teresa Escobar con Dora, en el Hospital Veterinario de la UMU.

Hospital Veterinario de la UMU, más de veinte años de trayectoria

Con una trayectoria de más de 20 años, el Hospital Veterinario Universidad de Murcia destaca por ser el primer centro de referencia en especialidades veterinarias de la Región de Murcia, abierto los 365 días del año durante las 24 horas.

Entre sus objetivos está continuar mejorando la actividad clínica docente e investigadora, así como ofrecer la excelencia asistencial a los propietarios de perros, gatos, animales exóticos y équidos, principalmente. Más información en www.um.es/hcv.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.