Noticias de Emprendedores

El IFMIF-DONES explora vías de colaboración con el Centro de Láseres Pulsados de Salamanca

Recreación de las instalaciones del IFMIF-DONES propuesto en Granada.

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha subrayado que instalaciones científicas relevantes como el IFMIF-DONES aumentan las capacidades tecnológicas de las empresas del entorno en el que se ubican.

La directora de Investigación y Transferencia de Conocimiento, Teresa Serrano, así lo ha puesto de manifiesto en la jornada ‘FUSION-a2’ sobre el futuro de la fusión en España organizadas por el consorcio IFMIF-DONES y el Centro de Láseres Pulsados de Salamanca. Este encuentro, celebrado en Salamanca, ha servido para explorar futuras vías de cooperación y sinergias entre estas dos infraestructuras científico-tecnológicas.

Serrano ha explicado que la futura infraestructura del IFMIF-DONES “ofrecerá oportunidades verdaderamente únicas en diversos campos de investigación e innovación, que abarcan desde la física básica, la medicina o la astrofísica hasta una gran variedad de aplicaciones industriales”. A su juicio, el despliegue de sus sinergias y la transferencia de conocimiento que conllevará permitirá “capacitar al tejido empresarial local y regional para aplicar nuevos desarrollos tecnológicos en otras áreas, probablemente alejadas incluso de la materia en la que se centra esta instalación como es la fusión nuclear”. “De todo ello se derivará una transformación industrial, algo similar ocurrirá en el entorno social y educativo”, ha apostillado.

Por todo ello, Serrano ha asegurado que para Andalucía la implantación del IFMIF-DONES constituye una “oportunidad estratégica” y para explotar adecuadamente los impactos científicos, tecnológicos y sociales que conllevará ha apostado por “potenciar las colaboraciones entre las distintas instalaciones científicas”.

En el caso del Centro de Láseres Pulsados de Salamanca, la directora general de Investigación ha puesto de manifiesto “los significativos aspectos comunes en los ámbitos científicos, tecnológicos y de gestión que existen con la infraestructura que aspira a albergar Andalucía”. De ahí que se hayan analizado futuras vías de colaboración.

Por otro lado, Teresa Serrano ha explicado que la energía de fusión se presenta como una posible solución frente a problemas medioambientales y de abastecimiento. “Se trata de una energía de producción libre de CO2, con combustible ilimitado y sin residuos de larga duración”, ha puntualizado. En ese contexto, ha afirmado que el IFMIF-DONES, que se está promoviendo en Andalucía con la colaboración del Gobierno central, “será una herramienta esencial para contribuir a solventar grandes desafíos”.

En esta jornada han participado también el director general de Planificación de la Investigación. Ministerio Ciencia e Innovación, Gonzalo Arévalo, y la viceconsejera de Universidades e Investigación de la Junta de Castilla y León, Pilar Garcés.

Un proyecto estratégico para Andalucía

El IFMIF-DONES constituye una instalación tecnológica internacional de primer nivel mundial, que puede atraer unos retornos sociales, científicos, tecnológicos e industriales muy significativos a Andalucía. De acuerdo con el estudio de la Universidad de Granada sobre ‘El impacto socioeconómico asociado a la implementación del proyecto IFMIF-DONES en Escúzar’, Andalucía verá aumentada la producción de bienes y servicios en 4.156 millones de euros y la generación de empleos, tanto directos como indirectos e inducidos, en más de mil de media anual durante las tres fases de la iniciativa, lo que supone un total de 35.663 empleos.

Por esa razón, la Junta le otorga al proyecto un carácter estratégico y lo considera una oportunidad para convertir a la comunidad en un referente nacional e internacional del conocimiento y de la investigación.

El respaldo del Gobierno andaluz a esta iniciativa se ha sustentado en una serie de decisiones y en la financiación de las actuaciones necesarias para avanzar en la candidatura. Así, en marzo de 2019 la Consejería de Transformación Económica amplió su participación en este futuro consorcio con el Gobierno central, pasando de un 33% al actual 50%. Ese porcentaje eleva el compromiso inversor autonómico a 16,3 millones de euros, de forma que el Gobierno central asume la otra mitad hasta alcanzar casi 33 millones, en gran parte cofinanciados con Fondos FEDER.

En este sentido, a finales de 2019, se financió a través de la Universidad de Granada la realización de una serie de actividades vinculadas al acelerador, entre ellas la creación de una Oficina Técnica para potenciar las opciones de la candidatura, con una subvención de 262.500 euros.

A ese importe se ha sumado, posteriormente, una transferencia a dicha institución académica para sufragar actuaciones preliminares del IFMIF-DONES por valor de 1,75 millones, elevándose la consignación autonómica a la UGR a 2,01 millones en 2019. A esta cuantía se sumarán los restantes 14,3 millones de euros que la Administración andaluza continuará concediendo a esta universidad en función de las necesidades de la candidatura.

El pasado mes de junio el consorcio para el impulso del acelerador de partículas en Granada echó a andar con la primera reunión de su Consejo Rector, en la que se aprobó tanto el plan de actuación como el presupuesto de 2021.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.