Megalitismo, los primeros ingenieros de la humanidad

Megalitismo, los primeros ingenieros de la humanidad

Por Desirée Figueredo.

Domen de Alberite, ejemplo de megalitismo.
Domen de Alberite, ejemplo de megalitismo.

José Ruiz Mata, escritor con alma de historiador, devela el origen del Megalitismo en el Sureste, a través de su nuevo libro Megalitismo. Dólmenes y megalitos en el sur de la Península Ibérica, editado por Almuzara.

 

Ruiz Mata comenzó a interesarse y estudiar historia hace cuarenta y tres años cuando fue a la mili, comprando libros sobre civilizaciones antiguas del próximo oriente, además de haber leído una amplia variedad de libros de distinta procedencia “hasta los más extravagantes”, nos confiesa.

Asimismo, tras escribir su obra Tartesos. Otra mirada, el escritor se dio cuenta de que “el fenómeno tartesos no era algo que viniese de Oriente, sino que tenía un sustrato dentro de esta tierra”, por esto mismo comenzó a estudiar el Megalitísmo.

El megalitismo empezó en la franja atlántica en el 4600 a.C.

La palabra megalitismo procede de las palabras griegas mega, grande y lithos, piedra. Comenzó allá por el 4600 a.C, en la franja atlántica, donde aparecieron los primeros yacimientos neolíticos, coincidentes con el surgimiento de la arquitectura megalítico, y en este contexto nació un fenómeno que permanecerá durante más de 2.500 años.

Este experto asegura que aunque los más conocidos son Stonehenge en Reino Unido o Carnac en Francia, “en la Península Ibérica tenemos el dolmen de Alberite en Villamartín o los Millares en Santa Fe de Mondujar, que llegan a tal perfección dentro de su cultura que es demasiado compleja para que sea algo aleatorio”. También nos dice que “he visto que hay, en Andalucía, dos formas de entender esta cultura: la de los Millares, donde terminaban los techos con una falsa bóveda, sin embargo en la parte occidental, eran una cubierta plana”.

Los Millares, en Almería.

Varias etapas en el megalitismo

Gracias al gran trabajo del autor sabemos de su mano que “el megalitismo duró tanto tiempo y fue tan extenso que debemos distinguir diferentes momentos en esta etapa”. Sobre la datación de los restos el autor plantea el hecho de la dificultad al hacerlo, aunque “se suele buscar algún vestigio para aplicar el carbono 14 u otro método para datar, no dando más que una datación mínima”.

La elaboración del libro, como cuenta el autor, fue una odisea pues “si existe una bibliografía de medidas sobre dólmenes o menhires, sobre las excavaciones, materiales, pero nada sobre el que podría inspirar aquello”.

“Desde Almería a Huelva se desarrollaron culturas que hacen aparecer este fenómeno sin necesidad de buscar un origen extranjero”, dando así pinceladas al concepto de pueblo para nuestra región desde hace más de siete mil años. “Encontramos una serie de representaciones que se dan en abundancia en Andalucía”, afirma el escritor.

José Ruiz Mata.

La conservación, una asignatura pendiente

Por otro lado, la conservación de los megalitos es una asignatura pendiente de los órganos competentes, como declara el autor “Estamos en un estado global donde parecen no interesados en la conservación, realización de excavaciones, promociones o programas para la historia”.

Entre las conclusiones que ha obtenido sobre este estudio, el autor afirma que, a pesar de la rigurosidad académica, puede ser posible que en Andalucía se desarrollarán culturas más antiguas, gracias a los datos aportados por los megalitos, a los cuales plantea no solo un destino mortuorio, podrían tener funciones de templo o incluso de casa, aunque no podemos saberlo concretamente.

“Fundamentalmente, defiendo nuestros orígenes” confesaba, “es hora de que se sepan cosas de Andalucía fuera de ella”, por todo esto el escritor jerezano ha estudiado y estudia nuestra historia “desde el principio y como hemos ido evolucionando”.

Próximamente podremos leer otra aportación histórica suya de “Al-ándalus más allá de los pirineos”, con su siguiente libro sobre la conquista musulmana en el 711.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.