La llegada de las TICs a las aulas no termina de modernizar...

La llegada de las TICs a las aulas no termina de modernizar la enseñanza

Estudiantes frente a un libro.
Estudiantes frente a un libro.
Estudiantes frente a un libro.

La tesis doctoral realizada en la Universidad de Murcia (UMU) por Raúl Céspedes Ventura y que dirigió el profesor Javier Ballesta ha estudiado la integración de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) en los centros de Educación Primaria de la Región murciana. Aunque su implantación es extensa, las conclusiones de esta tesis determinan que aún hay que dar más pasos hacia la modernización.

Afirma este trabajo de investigación que en estos centros se cuenta con una buena dotación de ordenadores de sobremesa, pizarras digitales interactivas y proyectores. Pero añade que estos equipos no ayudan a la transformación de la educación hacia estilos de enseñanza centrados en el estudiante, sino que, más bien, apoyan la enseñanza tradicional, centrada en el profesor y dependiente del libro de texto.

Para el autor de la tesis doctoral, la incorporación de los equipos facilita muchos procesos y motiva en gran manera a los estudiantes, pero añade que si se quiere modernizar la enseñanza es preciso dar un paso más y dirigirse hacia la consecución de equipos portátiles y de uso habitual en los estudiantes y sus familias.

La tecnología, como papel motivador

También se concluye que los docentes y directores no son un obstáculo para la integración de las TIC, ya que tienen una opinión y actitud positiva respecto al uso de las mismas.

Destacan, por otra parte, el papel motivador de la tecnología, así como su gran potencial como fuente de información, pero no hay consenso a la hora de afirmar que mejoren el rendimiento de los estudiantes o que desarrollen habilidades de orden superior, como la resolución de problemas, el análisis, la comprensión, la actitud crítica, etc.

Apuntan también a la rigidez del currículo, la falta de flexibilidad en los horarios, la gran cantidad de contenidos y la excesiva carga de trabajo del profesorado, que hace muy difícil la introducción de innovaciones en las programaciones del aula de cada curso, aumentándose así la dependencia del uso del libro de texto, que sí encaja en este sistema, siendo la principal razón por la que se mantiene el sistema de enseñanza tradicional durante los últimos treinta años.

No hay comentarios

Dejar una respuesta