Ciencia

Más de 70 investigadores de la UMA y el CSIC trabajan ya en el nuevo edificio IHSM de Teatinos

Más de 70 investigadores de la Universidad de Málaga (UMA) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) trabajan ya en los laboratorios del nuevo edificio del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea ‘La Mayora’ (IHSM), centro mixto de ambas instituciones, que acaba de finalizar la primera fase del plan de traslado, completando así más de un 50 por ciento de su ocupación.

El edificio recién ocupado del campus de Teatinos cuenta con unos 6.500 metros cuadrados de superficie distribuidos en cinco plantas. En esta nueva ubicación se concentrará una buena parte de la investigación básica relacionada con la mejora genética de los cultivos, la biotecnología, la interacción planta-microorganismo-insecto, la fruticultura subtropical y mediterránea y la protección vegetal, como principales áreas de trabajo; mientras que la Estación Experimental ‘La Mayora’ continuará con su actividad basada en los estudios sobre el terreno.

Los investigadores de la UMA que ya se encuentran instalados en el nuevo edificio proceden de grupos de la Facultad de Ciencias, del edificio I+D+i y del de Bioinnovación. En concreto, de los departamentos de la Universidad de Biología Molecular y Bioquímica; Biología Celular, Genética y Fisiología; Botánica y Fisiología Vegetal y Microbiología. Igualmente, también se han trasladado dos grupos científicos del CSIC del departamento de ‘Mejora Genética y Biotecnología’.

La complejidad del traslado debido a la propia naturaleza del equipamiento científico y técnico que se ha tenido que mover –laboratorios enteros, cámaras a menos 80 grados o muestras de estudios en marcha- ha requerido un mes para su desarrollo y un esfuerzo notable, tal y como asegura el director del IHSM Enrique Moriones, que anuncia que la segunda fase se acometerá antes de verano, para que la mudanza esté finalizada completamente a finales de este año. En total, se va a trasladar más de un centenar de investigadores de la UMA y el CSIC.

Con todo, el nuevo edificio se convertirá en la sede central del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea. Estructurado en tres plantas principales, la última pendiente del concurso para amueblarla, cuenta con una quincena de laboratorios, de los que actualmente están ocupados seis. Asimismo, también hay espacio para despachos individuales y colectivos, zonas para equipamiento, espacios comunes, un salón de actos y una biblioteca que albergará los fondos documentales del IHSM.

Se suma el sótano, con quince cámaras de cultivo de plantas de 10 metros cuadrados cada una, donde se puede regular temperatura, humedad e iluminación; y dos invernaderos de cristales de altas prestaciones que ocupan unos 360 metros cuadrados, compuesto cada uno por ocho cubículos de 32 metros cuadrados. Ambos espacios, donde se realizan ensayos con especies como la fresa, el tomate o el olivo, están en fase de crecimiento. “Aquí se investigan cosas que no se pueden hacer en ningún otro sitio”, señala el vicedirector del Instituto, Eduardo Rodríguez Bejarano.

Según el vicerrector de Investigación y Transferencia de la UMA, Teodomiro López, el IHSM viene a agrupar a una de las partes más importantes de la I+D+i de la Universidad. “Estoy seguro de que terminará siendo un centro de excelencia internacional”, ha manifestado.

Con una financiación total que ronda los 14 millones de euros, el nuevo edificio del IHSM, centro mixto de la UMA y el CSIC, potenciará y coordinará más eficientemente la investigación científica en horticultura intensiva y fruticultura subtropical que ya venía desarrollándose en la finca experimental.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.