María Ángeles Vázquez: “La supervivencia del cáncer infantil ronda el 80%, pero...

María Ángeles Vázquez: “La supervivencia del cáncer infantil ronda el 80%, pero su detección precoz es vital para combatirlo”

De izquierda a derecha Tesifón Parrón, María Ángeles Vázquez, Juan José Moreno Balcázar, Gracia Castro y Francisco Molina. 

La doctora Vázquez López trabaja en oncología pediátrica del Hospital Torrecárdenas desde hace casi tres décadas e insiste en que cada vez la relación de las palabras cáncer y muerte es menor. Recordó a su maestro Juan López Muñoz, que trató al primer paciente afectado por una leucemia a principios de los ochenta, así como a los doctores Vargas Vallejo y Hernández Bermejo.  La doctora compartió mesa con Tesifón Parrón y Gracia Castro en la Jornada de Actualidad Científica “La Investigación en Medicina” del IEA organizada por Juan José Moreno Balcázar, Jefe del Departamento de Ciencia y Tecnología del IEA.

María Ángeles Vázquez ha vivido en primera persona la lucha contra esta enfermedad desde Almería. Así ha sido testigo de la creación del servicio de radioterapia y medicina nuclear en 1998, de la creación de la unidad de onco-hematología con habitaciones más adaptadas a los niños, o el nacimiento de la Asociación Argar que tanto apoyo ha prestado a las familias de niños afectados por esta enfermedad. 

A pesar de su dramatismo para esta doctora el cáncer infantil es una enfermedad rara, ya que afecta a 155 casos por cada millón de niños menores de 15 años. Y sin embargo es la segunda causa de muerte en menores de 15 años a pesar de que según el Registro Nacional de Tumores Infantiles el índice de supervivencia a la enfermedad es del 80%. Todo un avance si se tiene en cuenta que a principios de los ochenta estaba en poco más del 40%. 

La mejora de los índices de supervivencia han sido muchos: mejora del conocimiento de la biología del tumor, de los métodos diagnósticos, de las técnicas quirúrgicas, pero sigue siendo vital para el éxito del tratamiento tanto el abordaje multidisciplinar de la enfermedad como el diagnóstico precoz. 

En Almería el Hospital Torrecárdenas cuenta con un Comité de Tumores Pediátricos que realizan un seguimiento a cada uno de los casos. Para los expertos un cáncer se considera curado cuando el tumor no se ha vuelto a reproducir pasados cinco años desde su diagnóstico y tratamiento. Sin embargo, recordó con tristeza cómo el riesgo de presentar un segundo tumor es de 7-10 veces mayor que en un individuo sin antecedente de cáncer.

Esta experta también asegura que la cura de un tumor deja secuelas, y que el 70% de los supervivientes queda con un problema crónico, ya que los efectos secundarios de los tratamientos dejan huellas en temas como alteración del crecimiento, fertilidad, entre otros. 

Esta doctora cree que entre los retos para los próximos años se encuentra elevar hasta los 18 años la asistencia pediátrica, desarrollar una medicina y unos tratamientos personalizados, si se sigue atacando esta enfermedad desde múltiples centros por toda España como hasta ahora o se va hacia centros hiperespecializados y multidisciplinares, así como disminuir las secuelas físicas de los tratamientos y avanzar en la integración social de las personas que superan la enfermedad mediante un plan de seguimiento de su situación laboral a largo plazo. 

Tesifón Parrón, un realista excéptico

Antes de la intervención de la doctora Vázquez intervino el investigador de la Universidad de Almería, Tesifón Parrón, quien habló de cómo prevenir la enfermedad antes de que fuese necesario su tratamiento. Este experto se mostró muy excéptico con los avances médicos en el sentido de que a pesar de todos los avances médicos de las últimas décadas apenas si hemos alargado un poco la esperanza de vida. “Hoy nos morimos muy bien diagnósticados”, bromeó. 

Tesifón Parrón no pone en duda los avances médicos para el tratamiento de enfermedades, pero recordó lo difícil que es combatir una enfermedad cuando son tantos los condicionantes que intervenienen en ella. Por ejemplo recordó que cada año el hombre suelta en el medio ambiente cinco mil sustancias químicas nuevas a las que el organismo humano no está preparado para hacer frente, y que no hay organismo humano que tenga capacidad de adaptarse a ellas en tan poco tiempo, como tampoco hay fórmula que admita un porcentaje de éxito en el tratamiento de una enfermedad cuando las partes de la ecuación son tan cambiantes. 

Parrón se mostró muy crítico con los anuncios triunfalistas en el tratamiento de enfermedades, ya que pueden generar falsas esperanzas de curación a enfermos y sus familias, al tiempo que se mostró partidario de ser mucho más duro con la regulación de la publicidad de productos que anuncian propiedades y efectos de dudosa eficacia. 

Este experto, que además lo es en materia de gestion sanitaria, apuntó a la necesidad de gastar mucho más en prevención de enfermedades, ya que por cada caso que se evite se ahorra muchísmo dinero en tratar dicha enfermedad. 

Gracia Castro, las matemáticas al servicio de la medicina

Si Tesifón fue escéptico con el límite de los avances médicos, la doctora Gracia Castro de Luna fue mucho más optimista, asegurando que éstos están consiguiendo resultados inimaginables a lo largo de la historia.  Recordó cómo las Matemáticas han sido siempre un grado poco atractivo, y cómo en los últimos años, debido a su aplicación directa en áreas como la Medicina, se ha convertido en un titulación muy demandada en la universidad española. 

La doctora Castro hizo un repaso por la aportación de las matemáticas a la Medicina y recordó cómo sólo el 30% de los Premios Nobel era médicos, frente al 70% que lo eran de áreas como las Matemáticas o la Física. Y ello se debe, según esta doctora, a que a partir de la década de 1950 el médico se dedicó a la práctica clínica y abandonó la ciencia básica. 

Según Gracia Castro avances como el desciframiento del genoma humano no hubiesen sido posibles sin las matemáticas y sin ordenadores potentes, al igual que avances médicos como los TAC, sin cuyos resultados muchos profesionales no se atreven a dar un diagnóstico. También recordó cómo las matemáticas van a estar en la base de todos los avances en prevención y tratamiento de enfermedades en los próximos años, y cómo en el Boletín de la Sociedad de Matemática Aplicada la práctica totalidad de las noticias que se encuentran están relacionadas con aplicaciones médicas. 

La mesa se cerró con una mesa redonda moderada por Francisco Molina Pardo, director de Nova Ciencia, y en ella se debatieron temas como la influencia de la alimentación y la contaminación en el desarrollo de tumores, o si en el futuro los avances médicos que se van a desarrollar en los próximos años van a suponer una mejora en la calidad y duración de la vida, y el papel de las matemáticas en dichos avances. 

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.