Investigación en Agronomía y Agroalimentación

El aprovechamiento sostenible de los residuos agroalimentarios permite obtener nuevos ingredientes saludables

El grupo de investigación en Nutrición y Bromatología de la Universidad de Murcia (UMU) ha demostrado que se pueden utilizar los restos de pieles, semillas, frutos desechados y excedentes de la industria agroalimentaria para la obtención de ingredientes que son beneficiosos para la salud. Esto es posible gracias a que los productos resultantes presentan un alto contenido en compuestos bioactivos, similar a los vegetales originales.

Los resultados de esta investigación pretenden dar respuesta a la demanda de los consumidores por alimentos saludables, ya que de los residuos vegetales se pueden obtener compuestos con una concentración significativa de sustancias de interés nutricional (principalmente fibra dietética y antioxidantes). Estos ingredientes se pueden añadir a diferentes alimentos como batidos, zumos, galletas, cereales y yogures para enriquecerlos y mejorar su composición. También sirven para diseñar complementos alimenticios, que pueden ser comercializados como nutracéuticos.

En estudios previos el grupo de investigación ha evaluado la obtención de fibra dietética a partir de residuos de alcachofa y pieles de tomate. Actualmente, dentro de esta la línea de investigación han demostrado que, tras el proceso de industrialización de la frambuesa, se pueden obtener ingredientes con alto contenido en fibra y compuestos fenólicos, que actúan como prebióticos, es decir, que activan el crecimiento de bacterias beneficiosas para el intestino, destacando que el efecto prebiótico de los compuestos fenólicos es superior al de la fibra dietética. Este estudio ha sido publicado en la revista científica LWT-Food Science and and Technology, dirigido por Mª Jesús Periago y Rocío González-Barrio.

La huerta murciana, ideal para poner en marcha este proyecto

La industria agroalimentaria de la Región de Murcia copa el 25% de todo el procesado y conservación de frutas y hortalizas de España, un hecho que implica, en consecuencia, toneladas de residuos que son desechados cada año. El equipo de investigación en Nutrición y Bromatología de la UMU quiere fomentar la economía circular reutilizando los residuos para revalorizarlos y convertirlos en nuevos productos que puedan ser utilizados, creando nuevas cadenas de valor. Estos procesos de aprovechamiento de los residuos se pueden aplicar en las empresas de este sector en la Región para obtener el máximo beneficio de las materias primas y fomentar también un uso más sostenible de los recursos. 

Este estudio ha sido realizado en el departamento de Tecnología de los Alimentos, Nutrición y Bromatología y ha sido financiado por la Fundación Robles Chillida, la Fundación Séneca – Agencia de Ciencia y Tecnología de la Región De Murcia y el Programa Juan de la Cierva.

Más información: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0023643820311294

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.