Ciencia

Calar Alto se ve obligado a dejar de prestar servicios tecnológicos externos

Los recortes en el presupuesto del Observatorio Astronómico de Calar Alto han provocado que el centro no pueda atender los encargos de aluminizado de espejos para clientes externos, tal y como hacía tradicionalmente, y que suponían una importante fuente de ingresos para la institución.

Actulamente, el observatorio almeriense tiene un encargo de la empresa belga AMOS para la aluminización de un telescopio que se va a instalar en el obserbatorio aragonés de Jabalambre. Sin embargo, este trabajo tendrá que realizase en los observatorios de Canarias o Rusia.

De esta manera, según ha informado el actual subdirector del observatorio, David Galadía, Calar Alto pierde una fuente de ingresos importante, así como una posición de prestigio en un sector tan especializado y tecnológico como es el del desarrollo de material astronómico.

Del mismo modo, los espejos del observatorio de Sierra Nevada, que habitualmente se reparan en Almería, tendrán que ser enviados cada cierto tiempo al extranjero, para su aluminizado periódico si persiste esta situación, a la que se ha llegado por el recorte presupuestario impuesto por el Centro Superior de Investigaciones Científicas y la sociedad alemana Max Planck, actuales propietarios del centro.

Entre los clientes que han utilizado los servicios de aluminizado de Calar Alto están entidades como la Agencia Espacial Europea e importantes fabricantes de telescopios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.