Noticias de Economía

Desarrollan un nuevo modelo económico que podría evitar la ruptura del flujo de capital de un país

Compartir

La ruptura repentina del flujo de capital de un país, significa, según los expertos, el estrangulamiento de su financiación externa, es decir, la quiebra del mismo, ya que supone una contracción de los movimientos internacionales de capital, compras y ventas de activos al extranjero.

Detectarla con anterioridad, fundamental para adecuar las políticas macroeconómicas de un país ante el riesgo derivado de esta parada de flujos de capital, ya ha sido objeto de estudio con anterioridad, sin embargo, investigadores de la Universidad de Málaga han dado un paso más, diseñando un nuevo modelo de predicción más preciso, a partir de una muestra de 103 países, que incluye emergentes (73) y desarrollados (30), analizados en el periodo que va desde 1960 hasta 2016, gracias a la base de datos del Banco Mundial.

Considerables efectos perjudiciales en la economía

“Este fenómeno tiene considerables efectos perjudiciales en la economía global, pues se ha demostrado que conduce a una disminución en el crecimiento del PIB, provoca grandes desplomes en la producción y empleo y ocasiona graves crisis financieras, de ahí su importancia en poder predecirlo”, explica la investigadora M. Belén Salas, autora principal de este estudio, que ha sido publicado en la revista científica Plos One.

‘Sudden stops of capital flows’ es el nuevo modelo de predicción global que propone este equipo de investigadores de la UMA. Un análisis de algunos parámetros económicos de este centenar de países, a través de la técnica de árboles de decisión, una metodología innovadora no utilizada hasta ahora para este tipo de trabajos.

Variables económicas de decisión

El resultado es un modelo para países emergentes, otro para países desarrollados y uno último a nivel global- hasta ahora solo se había desarrollado para el primero de los casos- que determina qué factores económicos tienen una relación más directa en la ruptura del flujo de capital, para poder predecirla, incluso un año antes, y, por tanto, hasta conseguir evitarla.

Así, la investigadora afirma que algunas de las variables más explicativas para predecir el fenómeno de ‘Sudden Stop’ en países desarrollados son la tasa de interés real nacional, el crecimiento agregado monetario (M2), el Índice de retorno del mercado de valores, el Índice VIX -un indicador que mide la volatilidad en el mercado bursátil estadounidense-, el crecimiento del PIB (producto interior bruto), la deuda del gobierno central con respecto al PIB o el crédito doméstico con respecto al PIB.

Un nuevo modelo que podrá ser tomado como referencia para el planteamiento de la política macroeconómica de un país, ya que proporciona herramientas a tener en cuenta para conseguir una estabilidad financiera. En su diseño, junto a la experta en Comercio Exterior M. Belén Salas, también han participado el investigador David Alaminos y los profesores Manuel Ángel Fernández y Francisco López Valverde, de la Facultad de Económicas y de la E.T.S. de Ingeniería Informática de la Universidad de Málaga, respectivamente.

La crisis del COVID-19

En relación a la crisis sanitaria actual provocada por el COVID-19, Salas, asegura que, sin duda, conllevará, al menos a corto plazo, a una crisis económica. Sin embargo, destaca que el modelo desarrollado por estos investigadores de la UMA no hubiera sido útil para su previsión, por sus características concretas y prácticamente inéditas.

En este sentido, el profesor López Valverde señala que las teorías y políticas económicas se verán muy afectadas por esta pandemia, ya que las circunstancias de una parada económica global, tan rápida, son tan excepcionales que no solo no habían ocurrido antes, sino que tampoco nadie se había planteado hacer un estudio con rigor sobre este tipo de escenario.

“Por este motivo, el modelo que hemos realizado no sería válido para analizar la situación económica actual, sin embargo el enfoque y la metodología de este trabajo sí que son adecuados para abordarlo”, afirma el profesor de la UMA.

Según el experto, los datos que se están generando ahora mismo servirán para poder hacer un estudio similar y contestar a tres preguntas que son de máximo interés para los gobiernos de todos los países ante una posible repetición de estas circunstancias en el futuro: qué impacto tiene en la economía de un país este tipo de escenario, cuáles son los aspectos o variables económicas que más influyen en estas circunstancias y, sobre todo, cómo se puede preparar y proteger un país en el aspecto económico para que su economía sufra lo menos posible.

Así, como medidas necesarias concretas  para afrontar las consecuencias económicas que supondrá la crisis del coronavirus, la investigadora M. Belén Salas destaca, a nivel nacional y europeo, un plan de reconstrucción con tipos de interés cero para impulsar la inversión y el empleo, así como la emisión de eurobonos, deuda publica colegiada entre todos los países que forman parte de la eurozona. “De esta forma se podría aportar estabilidad a la moneda única y sustituir los rescates y grandes desequilibrios estructurales de algunos miembros”, concluye.

Referencia bibliográfica:

Salas MB, Alaminos D, Fernández MA, López-Valverde F. (2020). A global prediction model for sudden stops of capital flows using decision trees. PLoS ONE 15(2): e0228387.https://doi.org/ 10.1371/journal.pone.0228387

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.