Noticias UMU

La UMU pondrá en marcha el próximo curso la doble titulación de Matemáticas y Física

La tabla periódica ocupa gran parte de la fachada de la Facultad de Química de la UMU.

La Universidad de Murcia pondrá en marcha el próximo curso el doble grado en Matemáticas y Física, una titulación destinada a formar profesionales con una alta capacidad para resolver problemas en múltiples áreas, desde la investigación científica a la gestión de la salud, pasando por la industria o el sector financiero, por ejemplo. El programa de estudios está planificado en cinco cursos académicos con solo dos asignaturas más con respecto a los grados convencionales. La oferta de este primer año es de diez plazas.

La conveniencia de incluir esta nueva titulación en la oferta de estudios de la Universidad de Murcia está justificada en que gran parte de la tecnología que nos rodea cotidianamente está gobernada por principios de física o por algoritmos matemáticos; desde las técnicas de diagnóstico médico, a los GPS o los sistemas de producción de energía, criptografía, el tratamiento de imágenes, etc.

El doble grado en Matemáticas y Física ofrece una formación centrada tanto en los fenómenos físicos, junto con los modelos y las leyes que los explican, como en el lenguaje matemático, la abstracción y la formalización del proceso deductivo, el método experimental, la instrumentación sofisticada y los métodos computacionales.

Estos estudios forman profesionales versátiles y con capacidad para solucionar problemas de carácter multidisciplinario en el ámbito científico y tecnológico, dado que permitirá al alumnado desarrollar las capacidades de análisis, de abstracción y sentido crítico, con una visión que combina los métodos y el rigor de las matemáticas con la intuición para la modelización y resolución de problemas de la física.

Esta completa formación permite, por lo tanto, una elevada capacidad de ocupación y adaptación en sectores muy amplios y de vanguardia, en lugares de dirección y de responsabilidad. Podrían destacarse, entre otros, la investigación básica y aplicada en sectores industriales de alta tecnología y centros de investigación (fotónica, optoelectrónica, medio ambiente, energías alternativas, partículas e interacciones fundamentales, astrofísica, industria aeroespacial, telecomunicaciones, nuevos materiales y tecnologías, etc.); instituciones financieras y de seguros (prospección de mercados y análisis de riesgos); gabinetes de asesoramiento científico-técnico e informático (optimización de procesos, redes de comunicación, métodos numéricos, codificación, criptografía, etc.); sanidad (física médica); empresas e institutos de estadística; los servicios climáticos, meteorológicos y geofísicos; y la docencia y la comunicación de la ciencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.