La transformación digital, la empleabilidad marcan el presupuesto de la UA para 2022

La transformación digital, la mejora de la empleabilidad del estudiantado, el refuerzo de los programas propios de ayudas a la investigación y atracción de talento y la renovación y estabilización de la plantilla son los cuatro ejes estratégicos sobre los que se sustenta el presupuesto de 2022 de la Universidad de Alicante, el primero que se diseña bajo el mandato de su actual rectora, Amparo Navarro.

En la exposición del Proyecto de Presupuesto ante el Consejo de Gobierno de la Universidad, el vicerrector de Planificación Económica y Estratégica, Ángel Sánchez, ha asegurado que “nos encontramos ante un proyecto de presupuestos ambicioso en el que las inversiones reales en la Universidad de Alicante crecerán en 2022 en 6,5 millones de euros, un 26% más que en el ejercicio anterior”.

Durante la reunión, celebrada de manera presencial en el salón de actos del edificio Germán Bernácer, el máximo órgano de gobierno universitario ha informado favorablemente y por unanimidad el Proyecto, que pasará mañana al pleno del Consejo Social, el último trámite para su aprobación definitiva. En esta ocasión, la sesión plenaria tendrá lugar en la sala de juntas del edificio de la calle San Fernando, 40 de la Sede ciudad de Alicante.  La reunión, que estará presidida por Adolfo Utor, comenzará a las 12 horas.

Para el próximo año, la institución académica alicantina contará con un presupuesto global de 234 millones de euros, un monto un 10’1% superior a los 212 millones de euros de 2021. Durante su intervención, el vicerrector ha explicado que, de este incremento, el 6’2% corresponde a ingresos no finalistas, es decir, “ingresos genéricos sobre los que la institución tiene capacidad de actuación para diseñar su estrategia presupuestaria”, y se ha mostrado relativamente satisfecho, ya que, como él mismo señala, “dicho incremento nos ha permitido tener cierto margen de maniobra para definir nuestra apuesta decidida por la transformación digital, la investigación,  la empleabilidad estudiantil y la estabilización de las plantillas”. Precisamente, la inversión en transformación digital va a ser la que experimente un mayor crecimiento presupuestario en términos absolutos, con cerca de 900.000 euros.

Durante su presentación, Ángel Sánchez ha pormenorizado el destino de estos fondos, gracias a los cuales “el programa propio de ayudas a la investigación alcanzará una cifra récord, con algo más de 2’2 millones de euros, un 14% más del presupuesto actual; duplicaremos los recursos destinados a emprendimiento, divulgación y transferencia y se destinará un 38% más que en 2021 a programas de captación de talento científico”.

Otra de las novedades que aporta el proyecto de presupuesto presentado es que, tras dos años sin dotación presupuestaria, la Universidad de Alicante rescata las inversiones en infraestructuras, que estarán dedicadas, fundamentalmente, a obras de eficiencia energética, si bien, ha manifestado el vicerrector de Planificación Económica, “también llevaremos a cabo otras inversiones en infraestructuras necesarias para poder ejecutar las acciones estratégicas, principalmente en lo que a transformación digital se refiere”.

Empleabilidad y plantilla

Desde el inicio del mandato, tal y como ha recordado la rectora durante su informe, el equipo de dirección de la Universidad ha querido prestar una especial atención a las personas, a los tres colectivos que componen la comunidad universitaria. Para ello, además de dotar de recursos presupuestarios a la nueva Unidad de Resiliencia y Psicología, se habilitan dos nuevas líneas de gasto para la renovación de la plantilla y la estabilización del profesorado asociado, lo que permitirá aumentar en un 50% la contratación de nuevo profesorado ayudante y ayudante doctor.

En lo referente al estudiantado, Sánchez ha destacado la intención del actual equipo de dirección de “articular un amplio conjunto de medidas destinadas a mejorar la empleabilidad de los y las estudiantes, que estarán dotadas con fondos específicos superiores al millón y medio millón de euros”. Son programas de becas para idiomas, prácticas en empresas europeas, incremento de la docencia en inglés y valenciano y movilidad (tanto nacional como internacional). Además, en el marco del eje estratégico de transformación digital, el vicerrector ha anunciado la puesta en marcha del proyecto plataforma digital para el aprendizaje adaptativo, dirigida a “proporcionar a cada estudiante una experiencia de aprendizaje personalizada y acorde con su forma de aprender, lo que, sin duda, redundará en una mejora de los resultados de aprendizaje del estudiantado”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.