Noticias UNED

CIET Ponferrada: de la minería del oro y el carbón a la minería de datos

El rector de la UNED, Ricardo Mairal Usón, junto con el ministro de Universidades, Manuel Castells Oliván, y el presidente de la Junta Rectora leonesa de la UNED y alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón Fernández, han presentado en la UNED de Ponferrada el Centro de Innovación y Emprendimiento en el Territorio (CIET), un proyecto inserto en la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo Local de la UNED.

Diseñado para aprovechar la sinergia generada por las distintas infraestructuras tecnológicos ya existentes en León y la investigación, innovación y transferencia del conocimiento de la universidad, su objetivo es convertir Ponferrada y la comarca de El Bierzo en un núcleo de oferta tecnológica especializada en obtención y tratamiento de datos. Una actividad dirigida a sectores en entornos diversos, como agricultura, patrimonio, salud o digitalización de servicios al ciudadano. Una empresa innovadora de colaboración público-privada concebida para crear empleo de alta calidad y cualificación que permita retener y atraer talento y población a este territorio, antaño cuna de la minería del oro romano y hoy amenazado por la caída demográfica, a raíz del fin de la minería del carbón y sus industrias.

Conoce la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo local

“Las universidades son las minas de las que las que debemos extraer conocimiento”, afirmaba el ministro Castells en su discurso. “La transferencia de conocimiento es prioritaria para una universidad. Primero, para sus estudiantes, su razón de ser, pero también para el conjunto de la sociedad, empezando por el tejido productivo que es el que más puede beneficiarse”. Recordaba el ministro su llegada al cargo, a principios del 2020, cuando conoció las iniciativas de la UNED “ya había iniciado por su cuenta iniciativas de especialidades propias con enseñanza e investigación de potencialidad para los tejidos productivos, según las necesidades de cada uno de los 61 territorios donde tiene sus sedes. No queríamos lanzarnos sin probar los proyectos y programas, pro una vez contrastada su eficacia, optamos por privilegiar aquellos territorios que más agudamente sufren el problema demográfico. Esta es una región maravillosa que vamos a sacar adelante entre todos”.

Y entre todos se estableció una sinergia en la que el alcalde Ramón ofreció un recorrido por todas la crisis que ha debido afrontar la comarca de El Bierzo y el ayuntamiento de Ponferrada hasta llegar a la situación actual, con el reto demográfico amenazando la comarca.

“Hemos vivido décadas de decadencia, concatenando crisis económicas y sociales, culminadas con la pandemia. Ministro hemos tocado fondo con el cierre de minas y centrales carbón y ahora, con noticias inquietantes sobre el futuro de una fábrica que emplea más de un millar bercianos. Hemos de replantearnos el futuro a base de conocimiento e inteligencia práctica, para cambiar el modelo y garantizar nuestra supervivencia. En esto estamos. Hace ya dos años apostamos innovación y el emprendimiento, y la colaboración publico-privada. Optamos por el modelo de ciudades y territorios inteligentes, por ensayar el internet de las cosas, por instalar en nuestro ayuntamiento medidores de calidad del aire, geolocalización con botón de pánico para enfermos de Alzheimer, víctimas de violencia de género o personas mayores que viven solas, con geolocalización de aparcamientos…Queremos una Ponferrada 3.0, un ciudad inteligente, una comarca de El Bierzo inteligente y una administración inteligente para ciudadanos inteligentes”.

Objetivos consolidados, como muestra su incorporación a la Red de Ciudades Inteligentes de la UE. El alcalde destacó el apoyo del Consorcio UNED Ponferrada, que, como alcalde, preside, y destacó al aumento del número de estudiantes y su importancia en la comarca “por su capacidad de democratización del acceso a la formación universitaria y por ser no solo un foro de conocimientos muy valioso, sinó un importante mecanismo de creación de empleo, especialmente a raíz de la implantación de la Cátedra de Territorios Costenibles”.

En el mismo sentido el rector Marial destacó la importancia del proyecto de Ponferrada y El Bierzo, una experiencia piloto dentro de la estrategia La UNED y el territorio, “basado en la colaboración, como todos los grandes proyectos”. Destacó la colaboración del director de la UNED en Ponferrada, Jorge Vega, y del director de la Cátedra, José Luis Calvo y la armonía de todos los agentes -ayuntamiento, diputación, comunidad autónoma e instituciones y empresas privadas- para “afrontar el desafío de la despoblación con los recursos propios y el conocimiento que aporta la universidad. Nos preocupan las cifras de desempleo y trabajamos para dotar a nuestros estudiantes de una formación que les lleve al empleo y el emprendimiento tecnológico. El CIET que se pone en marcha hoy tiene un gran potencial, se han sentado los cimientos esenciales para alcanzar este binomio universidad-empresa”. Como muestra, resaltó “vamos hacia la generación de gemelos digitales, que permitirán simular la realidad de las empresas y las instituciones para evitar errores. Está en las primeras fases de desarrollo pero pronto podremos ver resultados”, o el proyecto inmediato de “incorporar placas solares a nuestro edificio de Ponferrada, que nos afinaza como una una universidad más verde y más sostenible”ales que deben servir de catalizador a todo el proceso de reactivación socioeconómica del territorio.

El desafío de la despoblación 

Innovación, formación, tecnología y emprendimiento son las palabras clave sobre las que gira el CIET, este nuevo proyecto colaborativo en el que se pretende contribuir a generar actividad económica y empleo con una base tecnológica y con el objetivo de atraer y retener el talento que existe en el territorio. Nacido como una propuesta del Ayuntamiento de Ponferrada, el Consorcio Universitario UNED Ponferrada afrontó el reto y se firmó un convenio de colaboración sobre el que se diseñaría el neuvo equipamiento entre ambas entidades.  Debía ofrecer a los posibles emprendedores contenidos de trabajo basados en resultados de la investigación y en programas de cualificación complementaria, como la fabricación 3D; digitalización de procesos; implementación de Internet de las Cosas (IoT); desarrollo de IA (inteligicaia Artificial) y el análisis de datos, todo ello enfocado hacia la dinamización del turismo en la zona, la gestión del patrimonio cultural o la atención a problemas y necesidades sociales en territorios rurales, como la atención a los mayores o a las familias. 

La provincia de León cuenta  con importantes capacidades tecnológicas. Entre ellas, el Centro Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), el Centro de Supercomputación de Castilla y León  (SCAYLE), el Centro Tecnológico INTECCA del Consorcio UNED Ponferrada o el Centro de Proceso de Datos(CPD) de la UNED en Ponferrada, que almacena datos de entidades públicas como el Ayuntamiento de Ponferrada o el Consejo Comarcal de El Bierzo, desde hace años. La colaboración entre instituciones permite consolidar un sistema de extracción, almacenamiento y tratamiento de datos complejos de forma segura y su posterior aplicación a sectores públicos y privados, hasta hora opacos a la tecnología, como pueden ser la agricultura y ganadería, la industria, el patrimonio cultural, la salud, la digitalización de servicios ciudadanos y otros muchos a los que se dota de un importante valor añadido. 

De Europa a El Bierzo 

Tanto el rector Mairal como el ministro Castells coincidieron en que para poner en marcha el CIET es imprescindible una inversión permanente en tecnología. Las previsiones de inversión en infraestructura del Consorcio UNED Ponferrada, a través de su Centro Tecnológico INTECCA tienen su referencia en la Estrategia Europea de Datos, que considera como catalizador del desarrollo sostenible las inversiones en datos y el refuerzo de las capacidades e infraestructuras de Europa para albergar, tratar y utilizar esos datos de forma interoperable. Europa apuesta por un ecosistema de colaboración entre agentes públicos y privados que sea capaz de crear valor económico y social a partir de los datos. Las empresas de base tecnológica desempeñarán un papel clave en el desarrollo y el crecimiento de nuevos modelos de negocio que aprovechen plenamente la revolución de los datos. Europa ofrece un entorno que apoya la innovación basada en los datos y estimula la demanda de productos y servicios basados en ellos como un factor de producción importante. 

Sentada la importancia que Europa adjudica a las iniciativas de minería y tratamiento de datos, y a su importancia como factor de cohesión social y desarrollo sostenible, el otro criterio para adelantar el éxito del CIET es su adscripción a la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo Local. Asentada sobre cuatro ejes de actuación: el aprovechamiento de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y su aplicación en el desarrollo territorial; el fomento del emprendimiento; la puesta en valor del patrimonio cultural y natural disponible en cada territorio; y el convencimiento del papel crucial de la mujer en el desarrollo rural. A ellos se unen el estudio, la investigación y observación de modelos económicos y sociales como el turismo sostenible, el consumo responsable o los recursos de producción local. 

Éxitos y buenas prácticas 

Desde su instauración, en enero de 2019, la Cátedra de Territorios Sostenibles y Desarrollo Local confía, en sintonía con el gobierno de la nación, en la transformación digital y ecológica como factores de desarrollo territorial. Su actividad, que incluye ya medio centenar de empresas privadas que han firmado contratos de adhesión, se ha basado en la diplomacia cultural, científica e institucional, en la colaboración abierta, y en conseguir el equilibrio adecuado entre el interés general, el lucro privado y el beneficio social. Sus objetivos han sido conocer y valorar los recursos propios del territorio y aplicarlos a la generación de actividad capaz de promocionar un modelo de desarrollo sostenible económica, medioambiental y socialmente. 

Sus éxitos se han ido sucediendo: el convenio suscrito con el Ayuntamiento de Ponferrada para desarrollar entre 2019 y 2021 el proyecto Tebaida Berciana y su medio rural. Inventario sistemático de bienes del patrimonio cultural, dotado con 120.000,00 €. A él se ha aplicado una base tecnológica innovadora, abierta, estandarizada y, hasta ahora, no implmentada en este tipo de conjuntos patrimoniales que ya está despertando el interés para otros espacios. Aporta un alto valor en cuanto a la investigación, conservación y difusión del y contribuye al desarrollo local, a la innovación en zonas periféricas del medio rural y, esencialmente, a la protección, conservación preventiva y transmisión del rico patrimonio cultural que atesora el territorio. y otros patrimonios. 

El proyecto Emprendimiento Social y Desarrollo Local, liderado por la Diputación de León y basado en el fomento de un Territorio Sostenible a través de la puesta en valor de sus recursos naturales, forestales y patrimoniales y el emprendimiento social en núcleos rurales. Se trata de proyecto a tres años (2020-2022) para el que ya está en marcha iniciativas innovadoras como el Curso de Experto Profesional en Técnicas de Extracción de Resinaque está formando a treinta y dos personas en esta actividad, tanto en sus competencias profesionales como en el acompañamiento hacia el emprendimiento. La estrategia se basa en que  puedan tener una actividad viable en el medio en el que viven que además puede complementarse con actividades que tienen en recursos naturales como las plantas medicinales, los frutos rojos o la miel. Además de los procesos formativos, posteriormente, pueden ser acompañados y apoyados en el emprendimiento en zonas rurales. 

En el mismo campo del aprovechamiento de los recursos, en este caso patrimoniales, valorizando vestigios de las actividades que fueron el centro de la actividad económica durante los últimos cien años en estos territorios: La Senda Minera, primero el oeste de la provincia de León ─El Bierzo minero, Laciana y La Cepeda minera y ferroviaria─ y, más adelante, en todas las zonas mineras del oro romano y el carbón posindustrial de la provincia; el Ponfeblino, el ferrocarril que en su día transitaba el territorio minero de la provincia de León transportando durante décadas en el pasado siglo, además de mineral, personas y otras mercancías y que ahora será puesto en valor como eje que vertebra la geografía del territorio en paralelo al río Sil, desde Laciana hasta Ponferrada, apto para la promoción de turismo sostenible; o el acuerdo con la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León con el Obispado de Astorga para investigación en materia de conservación preventiva de la Catedral que ejecuta la Cátedra durante 2020 a 2022 por un importe de 296.000,00 €, que tiene un alto valor en innovación.  

Son ejemplos de puesta en valor de los recursos patrimoniales y naturales teniendo como base la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) centrada en el fomento del emprendimiento, utilizando el enfoque de la sostenibilidad y adaptando el conjunto a las estrategias tecnológicas europeas, de manera que se promueva el desarrollo local y la economía circular como ejes transversales que deben servir de catalizador a todo el proceso de reactivación socioeconómica del territorio. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.