Noticias UMA

Arrancan los Cursos de Verano de la UMA en Marbella y Vélez Málaga

Fabián Picardo, segundo por la izquierda, participó en los Cursos de Verano de la UMA.
Fabián Picardo, segundo por la izquierda, participó en los Cursos de Verano de la UMA.

Arrancan los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga en Marbella y Vélez-Málaga, organizados por la Fundación General de la UMA con el patrocinio principal de Santander Universidades y la colaboración de los Ayuntamientos de ambas ciudades. Una oferta formativa que contará con cerca de 200 asistentes en los seis cursos que se celebran durante esta semana.

En Marbella han dado la bienvenida a ponentes y alumnos la concejala de Igualdad y Diversidad, Ana María Leschiera; el vicerrector de Investigación y Transferencia de la UMA, Teodomiro López Navarrete; el director general de la FGUMA, Diego Vera, y los directores de los tres seminarios.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha participado en la primera jornada del curso que analiza los retos y oportunidades planteadas por el Brexit. Picardo augura un futuro optimista para Gibraltar, a pesar de que ha recordado que la salida de la Unión no es lo que quería el pueblo de Gibraltar que continúa convencido de que el proyecto europeo es lo mejor para todo el continente: “Tenemos que atenernos a los resultados del referéndum en Reino Unido”, ha declarado.

Economía de Gibraltar

En su conferencia, el ministro ha hablado sobre la economía de Gibraltar, que, según ha indicado, se consolida, incluso avecinándose las consecuencias del Brexit: “Es una economía pequeña y tenemos la oportunidad de demostrar que aún fuera de la UE seguiremos creciendo”. También ha asegurado que serán bienvenidos los españoles que quieran trabajar en Gibraltar: “Los españoles o de cualquier otra nacionalidad europea que ya estén trabajando en Gibraltar tendrán los mismos derechos en el futuro, el gobierno gibraltareño va a seguir extendiendo todos los derechos comunitarios a aquellos que estén ya establecidos en Gibraltar”.

Sobre la situación actual y las relaciones con España ha manifestado que Gibraltar buscaba la posibilidad de tener un estatus diferente pero “desafortunadamente” el estado español no ha estado por la labor insistiendo en la cosoberanía, ha lamentado Picardo. Además, ha añadido que el gobierno español sólo quiere negociar con Reino Unido que no tiene potestad constitucional en todos los temas en Gibraltar, según Picardo. “Gibraltar está por la labor de tener una mayor cooperación con España, si no hay interlocución no se pueden resolver muchos problemas”. Por último, ha destacado que tanto el Reino Unido como Gibraltar siguen apostando fuertemente por el Tripartito.

Retos de la Constitución: autonomía, federalismo e independencia

El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra, Marc Carrillo, dirige el curso sobre los desafíos a los que se enfrenta nuestra Carta Magna. Carrillo ha anunciado que centrará los objetivos del seminario en analizar desde la perspectiva jurídica el texto constitucional, que, a su parecer, tras casi 40 años desde su redacción, ofrece indicios de estar agotado. “No puede condicionar de por vida el proyecto de generaciones futuras”, ha aportado haciendo referencia a la necesidad una reforma.

En relación al modelo de organización territorial que recoge la Carta Magna, ha definido la situación actual del proceso catalán como “encrespada y políticamente complicada” y ha aportado que no se han hecho todos los avances que cabrían esperar para dar una solución definitiva al problema. “En la medida en que en Cataluña hay un movimiento secesionista con un importante apoyo social y desde el Estado no se dan respuestas o se plantean ofertas para reconducir la situación, es evidente que estamos peor que hace un año”, ha explicado. En este sentido, y describiendo a la Constitución como un ejemplo de patrimonio democrático para todo el territorio, Carrillo cree que en Cataluña, donde ha recordado que el texto del 78 fue más votado allí que en el resto de España, está dejando de serlo y culpa a los representantes políticos de no encontrar la vía de consenso que desbloquee el conflicto. “No hacer frente a este problema es una grave irresponsabilidad”, ha concluido.

En esta misma línea se ha posicionado el también catedrático de Derecho Enoch Albertí, que ha hablado en su ponencia sobre la crisis constitucional que ha generado el problema de Cataluña. Albertí ha lamentado la postura de inacción del gobierno ante el reto soberanista y la falta de diálogo entre ambas administraciones, a su juicio, la única manera posible de encontrar una solución de desbloqueo. Asimismo, ha apostado por establecer un diagnóstico común sobre la situación entre las dos partes implicadas y por plantear más propuestas que, ha reconocido, de momento no existen. En cuanto a la cuestión del referéndum, el catedrático ha precisado que el futuro se presenta incierto y que nadie puede vaticinar qué va a ocurrir el próximo 1 de octubre, fecha en la que el gobierno catalán quiere celebrar la consulta. Para Albertí, la pregunta sí podría celebrarse dentro del marco de la Constitución siempre y cuando no se interpretara de una forma tan restrictiva como se ha venido haciendo en los últimos tiempos, ya que opina que el texto constitucional no debe ser un obstáculo en el proceso político que busque aportar soluciones en este conflicto.

Jurisprudencia del Tribunal Supremo en relación a las asociaciones cannábicas

La primera conferencia del curso “Políticas sobre el cannabis. Nuevos modelos de regulación” ha corrido a cargo del Magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Antonio del Moral, que ha contado la doctrina del órgano judicial acerca del fenómeno de reciente creación de las asociaciones cannábicas en base a la media docena de sentencias que se han dictado al respecto. Del Moral ha distinguido entre los colectivos donde se reúnen los miembros para consumir conjuntamente, un asunto que no está castigado, en contraposición con los clubes sociales fundados para la producción de estupefacientes, facilitar su consumo y su distribución, una fórmula que sí es delictiva según nuestra legislación y está perseguida a nivel internacional. Además, ha delimitado los límites literales e interpretativos del artículo 368 del Código Penal, que expresa las conductas constituyentes de delitos contra la salud pública; en él los castigos relacionados con el cannabis se equiparan a otras drogas como la cocaína o la heroína, por lo que ha matizado que también existen unos límites contextuales para determinar el tipo de sustancia de cada caso.

Para finalizar, el magistrado ha advertido de la dificultad por parte del legislador de modificar la normativa actual, ya que depende de directrices europeas, y ha señalado que no existe contradicción en las resoluciones del Tribunal Supremo en esta materia a pesar de las sentencias dictadas en el último año y medio con distintos fallos. En este sentido, Del Moral opina que la actuación del órgano judicial al que pertenece ha servido para unificar el criterio a la hora de juzgar y ha dotado de una jurisprudencia unificada con respecto al asunto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.