Arqueólogos de la UMU ya trabajan en el yacimiento de San Esteban

Arqueólogos de la UMU ya trabajan en el yacimiento de San Esteban

El equipo de investigación que dirige la Universidad de Murcia ya está trabajando en el yacimiento de San Esteban, en la ciudad de Murcia. Durante los próximos dos meses realizarán excavaciones y trabajos de campo, a los que seguirán otros dos meses de investigación en el laboratorio para analizar los restos encontrados. Ayer comenzó la preparación del terreno y hoy se ha procedido a la retirada del geotextil y se ha descubierto el oratorio y el cementerio e iniciado las primeras excavaciones con los paletines, palas, cepillos y útiles quirúrgicos con los que desarrollan el trabajo de campo.

El rector de la Universidad de Murcia, José Luján; el alcalde de Murcia, José Ballesta, y la consejera de Turismo y Cultura, Miriam Guardiola, han visitado el yacimiento para contemplar sobre el terreno las labores de excavación y restauración de los restos arqueológicos de la Murcia Medieval (siglos XII y XIII). Jorge Eiroa, arqueólogo y profesor titular del Departamento de Prehistoria, Arqueología, Historia Antigua, Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la UMU, ha sido el encargado de explicar, en una ruta por el yacimiento, los detalles del trabajo que realizarán en los próximos meses y las expectativas científicas que tienen sobre lo que encontrarán una vez se analicen los restos.

El equipo está integrado por ocho arqueólogos, dos antropólogas, dos restauradoras y un topógrafo, que estarán acompañados por estudiantes de grado y máster que realizarán prácticas en el yacimiento. Eiroa ha explicado que la demanda de estudiantes para participar en las excavaciones es tan alta que, además de quienes conforman el equipo permanente, se organizarán turnos para que los cerca de cincuenta estudiantes que han solicitado participar en el proyecto puedan pasar unos días aprendiendo in situ.

Restos en buen estado de conservación

Jorge Eiroa, que ha indicado que se han encontrado los restos arqueológicos en buen estado de conservación, ha explicado que, para el equipo de investigación lo relevante del proyecto estará centrado en conocer cómo vivía la gente corriente de la Murcia de los siglos XII y XIII. El equipo que dirige Eiroa ha creado la web sanesteban.um.es desde donde se difundirán los hallazgos y avances que se hagan durante el proyecto. 

Por su parte, el rector Luján ha dejado patente su “satisfacción porque Comunidad Autónoma y Ayuntamiento se hayan vinculado a la Universidad de Murcia para poner en valor la historia de la ciudad y permitir de esta manera que la Universidad cumpla la función para la que fue creada”.

Una intervención única en Europa

José Ballesta subrayó que se trata de “una intervención única en Europa, en una zona urbana medieval en pleno centro de nuestra ciudad, en la que participan un equipo de especialistas de primer nivel y reconocido prestigio” y añadió que “los trabajos han despertado el interés de los expertos en el ámbito nacional”.

La próxima semana se habilitará una calzada de madera y arrancarán las visitas y quienes se inscriban podrán ver sobre el terreno cómo trabaja el equipo de investigación. Las inscripciones pueden realizarse, a partir de hoy, en sanesteban.estrategiamurcia.es.

Los visitantes podrán acceder al denominado Recinto 1 donde se encuentra el ‘funduk’, el hospedaje de peregrinos y comerciantes de la Murcia de los siglos XII-XIII. Seguidamente pasarán al Sector 2, que incluye el conjunto religioso, formado por el cementerio (maqbara) y un oratorio mudéjar.

El trabajo de campo

Los trabajos abarcan un área estimada de 900 metros cuadrados y los especialistas alcanzarán hasta un metro de profundidad en sus excavaciones para descubrir los muros, elementos y restos arqueológicos que alberga el yacimiento. Trabajarán de 8.00 a 14.00 y de 15.00 a 18.00 horas, de lunes a viernes.

El trabajo de campo de prolongará durante dos meses y las distintas muestras recogidas se mandarán al laboratorio. Entonces se realizará una investigación especializada en colaboración con distintos laboratorios nacionales e internacionales, que completará los trabajos desarrollados en la Universidad de Murcia. Esta investigación englobará distintos aspectos arqueológicos, antropológicos y de restauración.

También se contemplan una serie de analíticas de Carbono 14 que permitan concretar la cronología de los huesos hallados en el cementerio, así como un estudio de ADN Mitocondrial para definir posibles relaciones de parentesco. Además, se llevará a cabo un análisis de isótopos estables sobre los restos óseos, para definir la dieta de los habitantes del Arrabal.  Estos y otros estudios serán decisivos para la puesta en valor definitiva del yacimiento y el futuro Centro de Interpretación.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.