La Universidad de Murcia analiza el fenómeno del crowdfunding

La Universidad de Murcia analiza el fenómeno del crowdfunding

Fernando Luis de la Vega García y Emilio Jesús Lázaro Sánchez, dirigen esta investigación de la UMU.

Dos investigadores de la Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia, Fernando Luis de la Vega García y Emilio Jesús Lázaro Sánchez, están llevado a cabo un estudio sobre la micro-financiación colectiva en la era digital con el propósito de reconducir o devolver a su naturaleza jurídica cada una de las clases de crowdfunding.

La complejidad de la investigación ha supuesto un largo y exhaustivo periodo de documentación. “El primer año fue más de formación que de resultados, teniendo en cuenta que se tratan de institutos muy novedosos en cuanto a su técnica jurídica. El crowdfunding es un tema de interés colectivo, no solo para las empresas, sino para los potenciales inversores, ya que el desconocimiento al respecto puede generar inseguridad”, explica Emilio Jesús Lázaro.

En uno de los artículos publicados, Diversidad Jurídica en el tratamiento del Crowdfunding, hacen hincapié en que esta modalidad de micro-financiación abre nuevas vías de acceso al mercado del crédito para personas y proyectos que, anteriormente, se veían limitados o cohibidos por los canales tradicionales de financiación. Ahora, aseguran ambos investigadores, el Marketplace o plataforma digital resulta clave para la consecución de este tipo de proyectos.

El propósito que quieren conseguir con este proyecto, en palabras de los dos docentes, es aprender el fenómeno y, de algún modo, darle simplicidad y tratar de configurar su marco jurídico, ya que no todos los tipos de crowdfunding pueden ser regulados de forma unitaria. “Hemos tenido que analizar a fondo la legislación existente en España y la de países como Italia e Inglaterra, los cuales tienen legislaciones jurídicas muy desarrolladas”.

“Estamos a mitad de periodo, hemos conseguido algunos resultados pero en estos momentos nos encontramos en el grueso del estudio”, afirma De la Vega.

Lo que tienen en común todos los tipos de crowdfunding es la forma de operar. “El problema es que es un macro-fenómeno que engloba muchas variedades, sin que sea posible un tratamientos jurídico unívoco. Unas son financieras, otras son de tipo filantrópico, otras de tipo de cultural, por lo que no todas admiten el mismo trato. Esto no quiere decir que estén carentes de régimen jurídico, siempre hay una solución en Derecho para todo tipo de situaciones, por muy nuevas que sean”, finaliza Lázaro.

Su grupo de investigación está compuesto por ocho investigadores, especializados en el ámbito mercantil, fiscal, administrativo,  internacional y financiero. Además, De la Vega y Lázaro, se encuentran ultimando un libro sobre el crowdfunding, que puede ser leído, no solo por los profesionales del derecho, sino por el público en general.

Este proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.