La UMA homenajea a las pioneras de la astrofísica con una exposición

La UMA homenajea a las pioneras de la astrofísica con una exposición

El vestíbulo de la Biblioteca General de la Universidad de Málaga acoge durante este mes de junio una exposición, ‘Con A de astrónomas‘, que homenajea a las pioneras de la astrofísica a través de 13 paneles informativos. La delegada del rector para la Igualdad y la Acción Social, Isabel Jiménez Lucena, ha presidido la inauguración de la exposición, acto en el que ha estado acompañada por Blanca Troughton, presidenta de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España y de Rosa López Ramírez, profesora titular del Departamento de Química-Física e integrante de la Sociedad Malagueña de Astronomía. Blanca Troughton y Rosa López han glosado  el papel que han desempeñado las astrónomas que aparecen en los diferentes paneles.

La exposición consta de 13 paneles  en los que se hace un recorrido entre los principales hitos de la astrofísica y el papel fundamental que ha tenido la mujer desde la antigüedad hasta nuestros días. En todas las épocas de la historia nos encontramos con astrónomas que han dedicado sus días, y sus noches, al estudio de los cuerpos celestes. Esta muestra nos recuerda a muchas de ellas, desde Aglaonike que predecía eclipses de Luna en la Grecia clásica a Caroline Herschel que descubrió cometas y estudió las estrellas binarias en el siglo XVIII. Y también muchas investigadoras que en la actualidad son punta de lanza en la vanguardia de esta ciencia.

A través de una serie de paneles se hace un recorrido entre los principales hitos de la astrofísica y al papel fundamental que ha tenido la mujer desde la antigüedad hasta nuestros días. El descubrimiento de los púlsares, la estructura a gran escala del Universo, o la medida de las distancias estelares pasean ante nuestros ojos explicadas de una manera divulgativa y amena.

El perfeccionamiento de la técnica fotográfica de espectros estelares se llevó a cabo en la Universidad de Harvard a cargo del grupo de Henry Draper a finales del s. XIX quién comenzó la clasificación estelar con el catálogo que lleva su nombre. Posteriormente, Edward Pickering (1846-1919) continuó este catálogo iniciando una era en la historia del Observatorio de Harvard donde las mujeres, más de 80 durante su mandato, trabajaron en la computación y catalogación de espectros estelares. El tratamiento que tuvieron estas pioneras a principios del siglo pasado es paradigmático de la visión patriarcal del mundo científico. Algunas de estas mujeres, no sólo reforzaron notablemente el equipo de Pickering, ya que también realizaron importantes trabajos astronómicos por cuenta propia. Sin embargo, la mayoría son recordadas no individualmente, sino colectivamente, por un apodo tan sexista como poco afortunado: “El harén de Pickering”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.