El Contenedor Cultural de la UMA acogió la entrega de los premios...

El Contenedor Cultural de la UMA acogió la entrega de los premios Ateneo-Universidad de Málaga

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Los galardonados junto a responsables de los premios.

Este pasado viernes se celebró en el Contenedor Cultural del Campus de Teatinos de Málaga, la ceremonia de entrega de galardones a los ganadores de los Premios Ateneo-Universidad de Málaga 2017. El acto contó con la intervención de Tecla Lumbreras, vicerrectora de Cultura y Deporte y de la presidenta del Ateneo de Málaga, Victoria Abón.

Tras las palabras de bienvenida de la vicerrectora y la presidenta, la secretaria de los jurados, Rosa Bermúdez, dio lectura a las actas de cada uno de los jurados. El premio se convoca en seis modalidades, cada uno de ellos dotado con un premio de 1.000 euros, aunque en la presente edición dos categorías (Poesía y Divulgación científica) se han declarado desiertos.

El premio de Arquitectura ha recaído en la obra Museografía del Museo de Málaga, del arquitecto Antonio Álvarez Gil, autor de la intervención en el Palacio de la Aduana para convertirlo en Museo de Málaga.

El jurado del Premio Arenas de fotografía acordó galardonar el trabajo Valeria, de Adriana Berrocal Villarejo y entregar dos accésits a las siguientes obras: Vaso de leche, de Marta Ramírez Orosa y Padre, de Eduardo Rosa Cervantes.

El premio de Grabado Pablo Ruiz Picasso ha recaído en Estructura I, de Santiago Roldán Prieto, según el acuerdo del jurado que decidió conceder un accésit a Bestiario del pequeño mundo, de Inocente Soto Calzado.

El jurado del premio de periodismo Augusto Jerez Perchet ha otorgado el primer premio al artículo Fajas, de Carmen Velasco Roldán, la única de las ganadoras que no pudo estar presente en el acto de entrega de galardones.

Tras la entrega de los premios y la foto de familia de todos los galardonados con Tecla Lumbreras y Victoria Abón; el terceto de cuerda (violín, viola y violonchelo) formado por Adriana Rojo, Llena Ruiz y Nuria Berahou ofreció un recital que comenzó con obras barrocas de Purcell (Rondeu), Bach (Air) y Pachebell (Canon), para terminar con el tema central de La vida es bella y la composición Tango por una cabeza, de Carlos Gardel. Tras el pequeño recital de cuerda, la vicerrectora clausuró el acto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.