Cajamar sigue ganando peso en el sector agroalimentario y creció un 12,5%...

Cajamar sigue ganando peso en el sector agroalimentario y creció un 12,5% en 2019

La banca cooperativa Cajamar ha cerrado el ejercicio de 2019, en el que se experimentó una mejora los márgenes, aumentó su financiación a empresas y sector agroalimentario, redujo el activo irregular, reforzó las coberturas y elevó la solvencia. En 2019 Cajamar mostró su compromiso con la economía sostenible, con su adhesión a los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas, la obtención de la categoría de ‘Carbono neutral’ y la creación de nuevas líneas de financiación ‘verde’.

En concreto, los activos totales en balance registran un crecimiento interanual del 7,5 % hasta los 47.406 millones de euros y el volumen total de negocio gestionado se sitúa en 79.523 millones de euros, un 4,8 % más. 

Los recursos minoristas de balance crecen un 7,2 %, contribuyendo a ello la buena evolución de los depósitos a la vista, que se incrementan en un 10,7 %. A su vez, el aumento en fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro eleva los recursos fuera de balance un 13 %. De esta manera, los recursos gestionados minoristas aumentan en 2.620 millones de euros, anotando un crecimiento interanual del 8 %.

El Grupo Cajamar continúa equilibrando su negocio, elevando la financiación a los sectores productivos y a familias, con un crecimiento de la inversión crediticia sana del 1,5 % interanual, hasta los 29.575 millones de euros, destinando a las empresas y al sector agroalimentario el 45,2 % del crédito sano minorista.

En 2019 el Grupo Cajamar mejoró sus cuotas de mercado en el sistema financiero español, tanto en inversión, con el 2,89 %, como en depósitos, con el 2,27 %. Y mantuvo su posicionamiento como entidad referente para el sector agrario, elevando su cuota de mercado nacional hasta 14,54 %, gracias a su amplia y especializada oferta de productos y servicios para toda la cadena agroalimentaria, a la relación de cercanía que mantiene con todos los agentes del sector, y a su actividad de transferencia de conocimiento a empresas, cooperativas y productores.

Por volumen de negocio, en 2019 la banca cooperativa Cajamar se situó en la undécima posición del ranquin de entidades significativas españolas y en la séptima por margen bruto. 

Potenciando la actividad comercial

La actividad comercial del Grupo Cooperativo Cajamar, que sitúa en el centro de su negocio la experiencia del cliente, potenció su oferta de productos y servicios de valor a los más de 3,4 millones de clientes del Grupo, de los que 1,5 millones están vinculados. Asimismo, siguió avanzando en su estrategia de digitalización con 819.000 clientes digitales -un 12,1 % más que el año anterior-, 541.000 usuarios de banca móvil -un 34,2 % más- y 288.000 clientes de la Wefferent -para los clientes que prefieren realizar sus operaciones directamente en canales digitales-, con un crecimiento del 41 % respecto a 2018. 

Todo ello gracias al buen hacer de sus 5.483 profesionales, a través de sus 956 oficinas, 121 agencias, 1.562 cajeros y a sus canales de banca digital, app y banca móvil.

Resultados

El crecimiento del margen bruto permitió fortalecer las coberturas de riesgos de crédito y elevar el resultado antes de impuestos hasta los 113,41 millones de euros, un 64,1 % más que el obtenido el año anterior, mientras que el resultado consolidado neto ascendió a 92,5 millones de euros, un 12,5 % más que en 2018.

La buena gestión de los activos y pasivos sitúa el margen de intereses en niveles superiores al año anterior, a pesar de la persistencia del entorno desfavorable de los tipos de interés. Así, el Grupo Cooperativo Cajamar incrementa en un 0,6 % su margen de intereses, gracias al crecimiento orgánico de los recursos minoristas de balance, un 7,2 % superior al año anterior, y de la inversión crediticia sana, un 1,5 % más.

Los ingresos brutos aumentaron un 22,9 % interanual, favorecidos por los resultados por operaciones financieras -296 millones- y por el incremento interanual de los resultados de sociedades con alianzas estratégicas en un 24,1 %. 

Por su parte la ratio de eficiencia mejoró en 10,6 puntos porcentuales y se sitúa en el 50,2 %, motivado por el incremento del 56 % del margen de explotación y la moderación de los gastos de explotación, que suponen un 1,27 % sobre los activos totales medios.

Gestión del riesgo

El Grupo Cajamar continúa saneando su balance, utilizando las plusvalías generadas para el saneamiento de pérdidas por deterioro de activos, fortaleciendo la tasa de cobertura de la morosidad hasta el 49,10 % y la tasa de cobertura del activo irregular hasta el 51, 52 %, incluidas las quitas producidas en el proceso de adjudicación.

A su vez prosigue con la mejora de la gestión de los riesgos dudosos totales, con una reducción del 20,7 % respecto a 2018 –509 millones de euros menos-, y reduce en 1,56 puntos porcentuales la tasa de morosidad, hasta el 6,07 %. De otra parte, el volumen de los activos adjudicados brutos desciende un año más, anotando una disminución interanual del 6,9 %, y la tasa de cobertura de los activos adjudicados se sitúa en el 53,08 %, incluyendo las quitas producidas en el proceso de adjudicación.

Mejora la solvencia

En 2019, el Grupo Cooperativo Cajamar elevó su posición de solvencia. El coeficiente de solvencia phased in se sitúa en el 14,69 %, con una alta calidad de los recursos propios computables. Asimismo, la ratio CET 1 phased in asciende hasta el 13,03 %, y la fully loaded, hasta el 12,32 %, superando holgadamente los niveles exigidos por el supervisor con un exceso en el cumplimiento de requerimientos phased in de 825 millones de CET 1, de 474 millones de T1 y de 395 millones en solvencia.

El Grupo Cajamar mantiene un confortable nivel de financiación mayorista y una cómoda posición de liquidez con un volumen de activos líquidos disponibles de 6.174 millones de euros, una ratio de cobertura de liquidez (LCR) que se sitúa en el 212,33 % y una ratio de financiación estable neta (NSFR) en el 124,03 %, cumpliendo así los límites exigidos por la Autoridad Bancaria Europea. Además, cuenta con vencimientos cubiertos durante los próximos años, libre acceso a los mercados y alta capacidad de generación de activos líquidos -capacidad de emisión de cédulas por 3.434 millones de euros-. 

Con la economía sostenible

El compromiso de la banca cooperativa Cajamar con la economía sostenible y el apoyo a los sectores productivos locales, donde desarrolla su actividad, constituyen su forma de hacer banca social cooperativa, que va más allá de la mera actividad financiera, vinculando sus iniciativas empresariales y sociales a la consecución de una sociedad más justa y equilibrada, tanto en el ámbito urbano como en el medio rural.

Como una muestra más de su decisión de alinear su negocio con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, en 2019, como signatario fundador, el Grupo Cajamar ratificó su adhesión a los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas. Asimismo, participó en otras iniciativas internacionales relacionadas con la sostenibilidad, dada su condición de entidad adherida al Pacto Mundial de Naciones Unidas, miembro de la Red Española del Pacto Mundial y de la UNEP FI. En este sentido, reporta anualmente su huella de carbono al organismo internacional de referencia en este ámbito: Carbon Disclousure Project, obteniendo la categoría de ‘Carbono Neutral’ al compensar todas sus emisiones de efecto invernadero.

Además, en 2019 extendió la comercialización de productos que ponen en valor la sostenibilidad, como las líneas de financiación ‘verde’ del Grupo Cajamar para vehículos sostenibles (eléctricos, gas e híbridos), para instalaciones fotovoltaicas, para favorecer la compra, construcción o rehabilitación de viviendas energéticamente sostenibles, y para el desarrollo de agricultura ecológica y de sistemas de regadío eficientes con el consumo hídrico. 

Asimismo, continuó con la organización y el patrocinio de foros empresariales por toda la geografía española que contribuyen al fomento del emprendimiento, las finanzas responsables, la educación financiera, diálogos para el desarrollo y otras actividades sociales, culturales y deportivas. En total, más de 250 eventos, en los que participaron unas 40.000 personas tanto en zonas rurales como urbanas.

El Grupo Cajamar continuó promoviendo la transferencia del conocimiento de las investigaciones, estudios y ensayos realizados en sus dos centros experimentales agroalimentarios, en Almería y Valencia, que fueron visitados por un total de 2.988 profesionales, y organizó 104 actividades de transferencia de conocimiento, que contaron con la participación de 5.850 personas.

Además, editó nuevas publicaciones, como el “Barómetro Anice-Cajamar de la industria cárnica española, segundo semestre de 2018” y “primer semestre de 2019”, Análisis de la campaña hortofrutícola de Almería. Campaña 2018/2019”, “Observatorio sobre el sector agroalimentario español en el contexto europeo. Informe 2018”, “La apuesta por el talento en las cooperativas agroalimentarias. La formación como palanca para el crecimiento” y “El sector vitivinícola frente al desafío del cambio climático. Estrategias públicas y privadas de mitigación y adaptación en el Mediterráneo” obra premiada por la Organización Internacional de la Viña y el Vino. Y 18 “Agronotas” o análisis de las principales variables económicas del sector agroalimentario.

Cajamar publicó también un nuevo volumen de la colección de estudios Mediterráneo Económico con el título de “La economía social en el Mediterráneo”, coordinado por el presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (Cepes), Juan Antonio Pedreño, en la que representantes y expertos de la Unión Europea y del norte de África profundizan en el conocimiento y perspectivas de futuro de este sector. La economía social, a la que pertenece el Grupo Cajamar, es un sector que representa a 3,2 millones de empresas y entidades que generan conjuntamente más de 15 millones de puestos de trabajo, siendo un actor empresarial que crea empleo de calidad y hace posible un crecimiento económico sostenible e inclusivo, contribuyendo a reducir notablemente las desigualdades y a promover la convergencia económica y social. Esta publicación fue presentada en Estrasburgo coincidiendo con el Día Europeo de las Empresas de Economía Social.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.