Hábitos saludables

Mamas interactivas para fomentar la lactancia materna

La Universidad Nacional de Colombia propone usar prototipos de glándulas mamarias para explicar a las madres lactantes cómo está conformado este órgano y cómo funciona por dentro, con el propósito de generarles mayor confianza a la hora de alimentar a sus bebés. Según el informe de 2018 de la Unicef y la OMS, se estima que 78 millones de bebés (3 de cada 5) no toman leche materna en su primera hora de vida; para Latinoamérica y el Caribe este porcentaje es del 51 % (2,5 de cada 5).


El modelo anatómico interactivo de la glándula mamaria para apoyar la lactancia materna (Maniglam) está en proceso para ser patentado. Foto: Semillero de Investigación Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño.

El modelo anatómico interactivo de la glándula mamaria para apoyar la lactancia materna (Maniglam) se puede usar en contextos rurales y urbanos de consejería en lactancia materna individual y grupal, en hospitales y centros de salud, programas de atención a madres gestantes y primera infancia, y en contextos educativos universitarios.

Este permite visualizar cómo se da el proceso de producción y salida de la leche materna; ofrece información sobre los tipos y características nutricionales de la leche que se produce durante la lactancia (calostro, transición y madura), y también sobre los tipos de pezón (plano, invertido o alargado, entre otros).

Su diseño, fácil de portar, fue desarrollado por el Semillero de Investigación Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño, conformado por investigadores del Departamento de Nutrición Humana de la Facultad de Medicina y de la Escuela de Diseño Industrial de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

La profesora Gloria Yaneth Pinzón Villate, del Departamento de Nutrición Humana,menciona que los beneficios de la lactancia materna exclusiva a corto y mediano plazo en la salud y nutrición de la población infantil son ampliamente conocidos.

Sin embargo, “a pesar de los esfuerzos internacionales y nacionales para promover su práctica, esta es reducida y está lejos de cumplir la meta establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de exclusividad hasta los 6 meses de edad”, afirma la docente, directora del Semillero.

Precisamente, según el informe de 2018 de la Unicef y la OMS, se estima que 78 millones de bebés (3 de cada 5) no toman leche materna en su primera hora de vida; para Latinoamérica y el Caribe este porcentaje es del 51 % (2,5 de cada 5).

En Colombia, la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin) 2015 mostró que el inicio temprano de la lactancia materna mejoró de 2010 a 2015, al pasar del 56,6 a 72,7 %; sin embargo, en el mismo periodo la lactancia materna exclusiva en bebés menores de seis meses disminuyó, al pasar de 42,8 % a 36,1 %.

Una de las razones principales por las que no se consigue consolidar la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida es que las mujeres tienen inquietudes y desconfianza en su capacidad para producir leche.

“Se suele creer que no le baja suficiente leche, que el bebé tiene una capacidad gástrica muy amplia, y que por lo tanto la cantidad de leche que se le provee no lo está alimentando bien”, anota la experta.

Recuerda además que la leche materna se produce por demanda, es decir que cuanto más succione el bebé, más leche produce la glándula mamaria. En ese sentido, recalca la importancia de una adecuada postura a la hora de alimentarlo.

Agrega que también es importante realizar un acompañamiento a la madre cuando sale del centro de salud y regresa a su hogar, pues las dos primeras semanas posparto es cuando más se presentan dificultades en la lactancia.

Con respecto a Maniglam, la profesora destaca que su fabricación fue posible gracias al apoyo económico de la Facultad de Medicina dentro de la convocatoria a semilleros de investigación.

Durante el segundo semestre de 2020 y el primero de 2021 su eficacia como herramienta de apoyo pedagógico fue comprobada con consejeros de lactancia materna, madres comunitarias y madres lactantes del Instituto Materno Infantil, entre otros grupos poblaciones de interés.

Después de este trabajo de campo, y considerando que en el país no existe un modelo igual, la UNAL Sede Bogotá busca ahora que la invención sea patentada por la Superintendencia de Industria y Comercio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.