Medio Ambiente

La relación entre el Puerto de Cartagena y la UMU y la UPCT ha hecho posibles una quincena de proyectos de investigación

Un total de quince proyectos de investigación son el fruto de la Cátedra Interuniversitaria de Medio Ambiente, financiada por la Autoridad Portuaria de Cartagena en colaboración con las universidades de Murcia y Politécnica de Cartagena. La colaboración se extiende además al seguimiento de sus especies y comunidades más representativas y valiosas de flora y fauna.

Investigación, formación y divulgación

En julio de 2015, se firmó en Cartagena el Convenio por el que se creaba la Cátedra Interuniversitaria de Medio Ambiente Autoridad Portuaria de Cartagena-Campus Mare Nostrum (APC-CMN). Seis años después, esta iniciativa ha financiado doce proyectos liderados por investigadores de las dos universidades públicas de la región, UPCT y UMU, integradas en el Campus de Excelencia Internacional “Mare Nostrum 37/38”, estando otros tres proyectos (adjudicados en la convocatoria de 2020) en elaboración.

La Cátedra ha desarrollado su actividad a través de distintas actividades formativas, investigadoras o divulgativas, relacionadas con la protección, conservación o mejora del medio ambiente. En este marco de colaboración, la APC ha financiado a través de la Cátedra una convocatoria anual competitiva de contratos de investigación, para promover y realizar estudios multidisciplinares aprovechables para dichos fines.

La convocatoria está dirigida a propuestas lideradas por investigadores de la UMU o la UPCT, sobre las áreas prioritarias establecidas por la Cátedra: Red Natura 2000, ruido subacuático y ambiental, contaminación marina, gestión de residuos, suelos contaminados, biodiversidad y gestión responsable de especies y hábitats, y desarrollos tecnológicos relacionados con la difusión, comunicación o gestión de actuaciones ambientales.

El Puerto de Cartagena y su entorno: un refugio de biodiversidad

Aunque algunas propuestas de investigación financiadas llegan hasta el Mar Menor, el área principal de influencia portuaria es un sector litoral que se extiende desde Cabo Tiñoso al oeste, hasta la Sierra de la Fausilla al este. Este tramo de costa alberga numerosos espacios naturales terrestres y marítimos pertenecientes a la Red Natura 2000: comunidades arbustivas iberoafricanas, acantilados costeros, biocenosis sumergidas y aguas marinas frecuentadas por cetáceos y aves marinas, estas últimas nidificantes en dos islas e islotes como Escombreras y la Isla de las Palomas. Ambas pertenecen a la Red Natura 2000, como Zona Especial de Conservación (ZEC) “Islas e Islotes del Litoral Mediterráneo”. Aquí se localiza la única colonia reproductora regional de Pardela cenicienta (Calonectris diomedea), la más numerosa de Paíño europeo del Mediterráneo (Hydrobates pelagicus melitensis), la segunda más importante de la subespecie de Cormorán moñudo del Mediterráneo (Phalacrocorax aristotelis desmarestii) y lo que parece ser la mayor concentración de Pardela balear (Puffinus mauretanicus) de toda nuestra costa.

Estos espacios insulares y las aguas litorales que los rodean han sido objeto de diversas actuaciones de gestión y seguimiento científico promovidas por la APC. En los últimos años, muchas de ellas se han realizado en colaboración o bajo asesoramiento del Grupo de Investigación “Ecosistemas Mediterráneos” de la Universidad de Murcia (ECOMED), siendo el investigador responsable de estos trabajos el profesor de ecología Francisco Robledano. En ellos viene participado un equipo de biólogos y naturalistas expertos, en especial en la observación y anillamiento científico de aves, con la colaboración de voluntarios, estudiantes e investigadores en formación.

Seguimiento como base para la gestión y conservación

Desde 2017 ECOMED ha realizado un seguimiento de las aves marinas reproductoras en la Isla de Escombreras, enfocado principalmente al Cormorán moñudo del Mediterráneo, nidificante desde 2011. También se han estudiado las poblaciones de aves terrestres y marinas en la isla y su entorno, combinando técnicas como censos desde puntos fijos, cámaras de fototrampeo en dormideros y puntos de agua, y diversas técnicas de captura para su anillamiento.

Toda esta información se complementa con la recopilada durante las campañas de trabajo en la isla, permitiendo actualizar su catálogo florístico y faunístico: en sus 4,12 hectáreas se habían inventariado hasta 2018, 89 especies de plantas vasculares, 4 de reptiles, 52 de aves (12 marinas y 40 terrestres, 8 de ellas reproductoras) y 7 de moluscos terrestres. La propia APC, asesorada por otras instituciones científicas, promueve el conocimiento de la biodiversidad de la isla mediante estudios como el de la población insular de Lagarto ocelado bético (Timon lepidus nevadensis).

La isla de Escombreras entró a formar parte de la Red de observación de Aves Marinas y Cetáceos (RAM) en noviembre de 2019. Hoy, con 15 meses en funcionamiento, es uno de los proyectos que mayor información ha aportado sobre la biodiversidad marina de la bahía de Cartagena. Se han censado un total de 10.374 aves y 75 cetáceos, estos últimos representados por 2 especies (Rorcual común Balaenoptera physalus y Delfín mular Tursiops truncatus). Todos los censos pueden consultarse en https://www.trektellen.org.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.