Agenda cultural de Málaga

Grafiti y buceo, una extraña mezcla en las paredes del Contendor Cultural de la UMA

La muestra de los artistas urbanos Back, Clara Antón, Drili, Fenxi, Imon Boy, Oxi69 y Pablo Dillier se podrá visitar hasta el 4 de marzo, en el Contenedor Cultural de la Universidad de Málaga.

Siete artistas urbanos unidos por la amistad, la pasión por el grafiti y la afición al buceo. Este es el germen del que nace ‘Fishpeople’, la muestra que inaugura el año en el Espacio Cero del Contenedor Cultural, un proyecto expositivo en el que se exhibe una selección de trabajos de los creadores Back, Clara Antón, Drili, Fenxi, Imon Boy, Oxi69 y Pablo Dillier al que ha dado forma Enrique Res, comisario de la colección. Se trata de la primera experiencia expositiva para muchos de ellos que, en esta propuesta artística, que ahonda en el concepto de colectividad, cambian las localizaciones exteriores por la intimidad de una sala, pero manteniendo su apreciado anonimato.

El original recorrido que plantea para el visitante ‘Fishpeople’ comienza en una primera sala dedicada a la imagen en su papel testimonial, como herramienta para materializar lo efímero del grafiti. Unas 350 fotografías salpican las paredes del espacio expositivo del Campus de Teatinos, que dejan constancia de los repetidos encuentros que han compartido los artistas a lo largo de estos últimos tiempos, en quedadas para pintar, sumergirse o instantáneas que reflejan algunos de sus trabajos. Este material, escogido de un archivo digital que han volcado los propios artistas durante meses, está también a disposición del público de manera gratuita sobre peanas, a fin de que los espectadores puedan llevarse las mismas fotografías que cuelgan en los murales y compartir así su trabajo con ellos.

La segunda sala propone una “inmersión” que recrea la experiencia de adentrarse en las profundidades al estilo del submarinismo, y, a la vez, pretende hacer empatizar con el modo en el que trabajan los grafiteros, con condiciones lumínicas desfavorables y amparados por el secretismo que dota la nocturnidad. De esta manera, para visitar la sala se requiere la participación del espectador, que, provisto de linternas, se sumerge en la oscura sala e irá descubriendo a discreción, según apunte con el haz de luz y la intensidad que considere, los trabajos expuestos en las paredes, una colección que comprende dibujos, esculturas, pinturas e instalación, con la libertad de que los visitantes puedan acercarse y tocar las piezas.

Con esta muestra, el Contenedor Cultural, dependiente del Vicerrectorado de Cultura de la Universidad de Málaga, deja constancia de su apuesta por incluir en el circuito académico disciplinas rompedoras, contemporáneas y underground, a la vez que consolida el carácter alternativo de su sala de exposiciones, que desde 2019 alberga las tendencias y corrientes más arriesgadas y vanguardistas, como complemento de las propuestas artísticas que acoge el Rectorado de la UMA.