El rector de la UMA reivindica el papel de la universidad pública...

El rector de la UMA reivindica el papel de la universidad pública en la apertura del curso

El rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, ha centrado este viernes su discurso de inauguración oficial del curso académico en la reivindicación de la universidad pública y en el esfuerzo del personal que la intregra –profesores, trabajadores y estudiantes- para propiciar el avance del conocimiento. Y lo ha hecho para contrastar este trabajo destinado a la excelencia con los sucesos “lamentables” ocurridos en los últimos meses “vinculados a una universidad pública de nuestro país” que, a su juicio, “están poniendo en cuestión nuestra formación universitaria”.

Narváez se ha mostrado contundente con los citados sucesos, que ha calificado de “deplorables e injustificables” y que, a su juicio, “están siendo utilizados como armas arrojadizas en la contienda política sin ningún rubor”. Por ello, ha afirmado que “es el momento de responder con transparencia pero con firmeza; de exigir responsabilidades y de asumir las consecuencias de hechos que a todos nos avergüenzan como universitarios”.

Estas afirmaciones las ha manifestado el rector en la ceremonia oficial de inauguración del curso 2018-19, que ha tenido lugar en el centro que alberga la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo y la Facultad de Comercio y Gestión, y que ha contado con la asistencia de autoridades civiles y militares de la provincia, así como de la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad, Lina Gálvez, y de dos rectores: Miguel Ángel Castro (Universidad de Sevilla) y José Sánchez Maldonado (Universidad Internacional de Andalucía).

También ha estado presente Nikhil Seth, secretario adjunto de las Naciones Unidas y director ejecutivo del Instituto para la Formación Profesional y la Investigación de dicha institución, quien ha pronunciado unas palabras y a quien el rector le ha mostrado el compromiso de la UMA con los objetivos que propugna su departamento.

El acto ha comenzado con la proyección de un video de resumen de la memoria del curso 2017/18, elaborada por el secretario general de la UMA, Miguel Porras. Tras su intervención, ha procedido a la lectura de la Lección Inaugural el catedrático de Métodos Cuantitativos para la Economía y la Empresa, Francisco Ruiz de la Rúa, quien ha introducido al auditorio en la historia de las decisiones y la resolución de los problemas aplicando las Matemáticas.

Liderazgo de universidades andaluzas

La consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad de la Junta de Andalucía, Lina Gálvez, ha intervenido a continuación y ha destacado el liderazgo social de las universidades andaluzas, al tiempo que ha destacado algunas de las políticas que lleva a cabo el gobierno andaluz en relación con la Universidad, como la bonificación de matrículas o su compromiso con la I+D+i.

Precisamente a la consejera le ha pedido el rector “hacer un esfuerzo para incrementar la financiación de las universidades públicas andaluzas para afrontar los retos del futuro”. José Ángel Narváez no ha desaprovechado la oportunidad para recordarle que la Junta “sigue manteniendo una deuda con la Universidad de Málaga en cuya liquidación debemos seguir avanzando, porque esos fondos son fundamentales para la consolidación de esta titulación”.

Volviendo al tema de actualidad de los fraudes en las titulaciones universitarias de algunos políticos, el rector de la UMA ha afirmado que “la universidad pública no puede tolerar que asuntos de este tipo ocurran”, mientras que ha recordado que la creación de conocimiento y la búsqueda de la verdad excluye el engaño, el plagio o la falsedad”. En este sentido, ha asegurado que las instituciones académicas “disponen de mecanismos de control suficientes y extensos”, entre los que se incluyen los Consejos Sociales.

Más mecanismos de control

No obstante, se ha mostrado contundente: “No puede haber espacio para el fraude en nuestras instituciones”, por lo que, en el caso de la Universidad de Málaga, ha indicado que se ha dado orden al inspector de Servicios para que ponga en marcha un plan extraordinario de inspección que refuerce los mecanismos de control existentes en nuestra universidad”.

De igual modo, el rector va a convocar a la comisión asesora de decanos y directores de centro “para reforzar los sistemas de control de las titulaciones, así como para analizar nuevas estrategias que fortalezcan los que actualmente existen”.

Una vez dejadas claras estas premisas, el rector ha enumerado algunas de sus actuaciones de gobierno de estos últimos años, empezando por la aprobación de los nuevos estatutos, el arduo trabajo por la estabilización de las plantillas -100 nuevas plazas de catedráticos, 150 de profesores titulares y más de 200 de ayudantes doctores, además del Plan de Organización de los Recursos Humanos dirigida al PAS- y la reciente apertura de la Oficina de Atención al Estudiante.

Para seguir avanzando, ha reclamado la participación de la comunidad universitaria “y de la sociedad a la que nos debemos”, para lo que se han trazado líneas sólidas de colaboración con al Ayuntamiento de Málaga, la Diputación Provincial, la Junta de Andalucía, empresas y agentes sociales.

El rector ha concluido su discurso asegurando que si la universidad necesita a la sociedad, ésta también necesita a la Universidad, por lo que “el único afán que lleva a las mujeres y hombres de esta institución es trabajar con ética, con responsabilidad y con dedicación al servicio de los demás”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.