Confirman la capacidad de la mucormicosis de matar selectivamente a los macrófagos

Confirman la capacidad de la mucormicosis de matar selectivamente a los macrófagos

Hongo sobreviviendo al ataque de macrófagos.
Hongo sobreviviendo al ataque de macrófagos.

Los departamentos de Biología Celular e Histología y de Genética y Microbiología de la Universidad de Murcia (UMU) realizan una investigación conjunta que revela, por primera vez, la capacidad de la mucormicosis para causar la muerte selectiva de una de las principales defensas del sistema inmunitario: los macrófagos.

Los resultados de esta investigación, publicada en Scientific Reports, abren un nuevo camino en la búsqueda de dianas terapéuticas que intervengan en este proceso de apoptosis o muerte celular.

Actualmente, la mucormicosis es una enfermedad fúngica con escasa frecuencia en la población. El problema radica en que no existen tratamientos eficaces contra dicha infección, que alcanza unos índices de mortalidad del 90%.

En su lucha contra el hongo, los investigadores han empleado ejemplares de pez cebra adulto, un vertebrado cuya similitud con el ser humano alcanza el 70% de su secuencia genética. Tras la infección, comprobaron que la respuesta del sistema inmunitario del animal era sólo capaz de eliminar las esporas de menor tamaño. Así, los hongos con esporas más grandes eran más virulentos que aquellos que tenían esporas de menor tamaño”, comenta Victoriano Garre Mula, investigador principal del grupo Genómica y Biotecnología Molecular de los Hongos.

Adultos de pez cebra

Aunque este fenómeno se había realizado anteriormente en larvas de insectos, ha sido la primera vez que se traslada a adultos de pez cebra, que presentan un sistema inmunitario desarrollado muy similar a la que se podría encontrar en humanos.

A través de la observación del sistema inmunitario del pez cebra se dieron cuenta que “cuando las esporas germinaban, no solo invadían el tejido del animal, sino que inducían la muerte de una de las células más importantes para la defensa contra la infección: los macrófagos”, recalca Victoriano Mulero Méndez, investigador principal del equipo Inmunidad, Inflamación y Cáncer (IIC); “Si conseguimos evitar que mate selectivamente a estas defensas, el organismo será capaz de eliminar al hongo”.

Estos resultados suponen una nueva vía de investigación que podría ser aplicable en el desarrollo de medicamentos para paliar este tipo de infecciones que, al igual que las víricas, cuenta con escasos tratamientos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.