La UMH participa en un proyecto sobre agricultura sostenible y adaptada al...

La UMH participa en un proyecto sobre agricultura sostenible y adaptada al cambio global

El Grupo de Investigación Aplicada en Agroquímica y Medio Ambiente (GIAAMA) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche participa en un proyecto que demuestra, entre otras cuestiones, los beneficios que tiene el uso de compost agroindustrial con propiedades biofertilizantes e inductor de propiedades saludables en los cultivos de lechuga y espinaca baby-leaf como alimento mínimamente procesado en fresco (MPF). El estudio, también, demuestra los beneficios del uso de este compost como biopesticida frente a diferentes fitopatógenos de estos cultivos, dentro de una agricultura intensiva sostenible.

 En el proyecto RETOS de la Agencia Estatal de Investigación, titulado “Obtención y validación de compost como biofertilizante, inductor de resistencia a fitopatógenos y de cualidades saludables en el marco de una producción intensiva sostenible” participan, además de la UMH, investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

Compost agroindustrial enriquecido

 El uso de compost agroindustrial presenta propiedades biofertilizantes y es inductor de propiedades saludables como, por ejemplo, vitaminas o antioxidantes, así como actividad supresiva frente a plagas y enfermedades de la lechuga (Pythium irregulare) y la espinaca (Peronospora farinosa). También, los autores del proyecto investigan si estos biofertilizantes sirven para mejorar el estado nutricional y aumentar las propiedades saludables para la dieta.

 Según los investigadores, los fertilizantes tradicionales aplicados al suelo pueden emitir gases de efecto invernadero (calentamiento global) como metano, óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono. La sustitución de la fertilización tradicional con estos neoproductos puede servir para mitigar la emisión de estos gases. Los autores de este proyecto analizan la emisión de estos gases en fincas comerciales de Murcia y Alicante. También, han conseguido aumentar el secuestro de C en el suelo agrícola con estos biofertilizantes, otra herramienta de mitigación, (los residuos orgánicos convertidos en biofertilizantes son de origen vegetal y todo el C que contienen procede de la atmosfera vía fotosíntesis. Al aplicarse al suelo, ese C queda secuestrado en el suelo por un periodo variable de tiempo, por lo que retira C de la atmósfera, reduciendo el calentamiento global terrestre).

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.