La UMH participa en un proyecto para detectar el COVID-19 en aguas...

La UMH participa en un proyecto para detectar el COVID-19 en aguas residuales

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica impulsa, junto con las universidades públicas Jaime I de Castellón, Miguel Hernández de Elche la Universidad de Valencia, un programa de monitorización y detección precoz de la presencia del coronavirus SARS-CoV-2 (causante de la COVID-19) a través de las aguas residuales en todo el territorio de la Comunitat Valenciana. 

La Administración autonómica coordina este proyecto de investigación con el objetivo de facilitar los recursos de toma de muestras y el acceso compartido a los análisis y resultados por parte de los diferentes equipos de investigación.

En el marco de la colaboración, se han reunido la secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Paula Tuzón, el director general del Agua, Manuel Aldeguer, el gerente de la EPSAR y los vicerrectores de las tres universidades participantes, además de representantes de los equipos investigadores.

Análisis de aguas resiuales en busca del coronavirus

El objetivo del estudio es establecer el análisis de las aguas residuales sin depurar como método de vigilancia epidemiológica, un sistema que, de consolidarse, permitirá hacer un seguimiento del virus con el fin de detectar nuevos repuntes o la disminución de la incidencia en una determinada área geográfica, en función de la presencia y concentración de material genético del SARS-CoV-2 por litro de agua residual. 

El apoyo de la Conselleria abarca tres vertientes ya que a la ampliación presupuestaria añade el acceso a las depuradoras de EPSAR, indispensable para la toma de muestras, y las tareas de gestión central para hacer de los resultados una información de servicio público que contribuya al diseño de políticas públicas de lucha contra el virus. 

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha valorado este tipo de acuerdos de colaboración así como la «apuesta por vías de desarrollo científico-tecnológico que suman esfuerzos y líneas de actuación en la lucha contra esta epidemia». 

Los nuevos análisis se sumarán a los que ya realizados en Elx, con dotación económica de la Conselleria, y en el área metropolitana de València con la colaboración de la EPSAR, que puso a disposición de la Universidad de Valencia (UV) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) -concretamente del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas (ISysBio) y el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA)- el acceso a las aguas residuales sin depurar de las plantas de Pinedo 1 y 2 y de Quart-Benàger. 

Ahora, investigadores prevén analizar otras depuradoras de la Comunitat Valenciana, así como muestras recogidas en diferentes fechas, para detectar cambios en la presencia del virus a lo largo del tiempo y en diferentes puntos geográficos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.