La Facultad de Ciencias cuenta desde hoy con una Tecnoteca

La Facultad de Ciencias cuenta desde hoy con una Tecnoteca

La Tecnoteca se ha presentado hoy en la Facultad de Ciencias.

La Universidad de Málaga, concretamente la Facultad de Ciencias, cuenta desde hoy con una Tecnoteca, que nace con el objetivo de aumentar las habilidades tecnológicas de la comunidad universitaria, además de ofrecer un acceso más equitativo a la cultura digital. Se trata de un servicio ubicado en la Biblioteca de la Facultad de Ciencias, que ofrece el préstamo de placas y complementos de prototipado electrónico ‘Arduino’ y ‘Raspberry Pi’.

Desde esta mañana cualquier miembro de la comunidad universitaria puede adquirir en préstamo estos componentes de forma similar a como lo hacen con un libro en depósito. Basta con acercarse al mostrador y solicitar uno de los dispositivos. El nuevo servicio está promovido por el Vicerrectorado de Cultura de la Universidad de Málaga, en colaboración con la Facultad de Ciencias y la Biblioteca Universitaria, en una acción integrada dentro del Proyecto Atalaya de las universidades públicas de Andalucía.

La vicerrectora de Cultura de la Universidad de Málaga, Tecla Lumbreras, ha inaugurado esta mañana el nuevo servicio, comenzando con palabras de “agradecimiento a la Facultad de Ciencias, en especial, a su decano Antonio Flores, por su apoyo a este proyecto, y a uno de sus promotores, Carlos Vivar, estudiante de la facultad”. La vicerrectora defendió que “el progreso tecnológico nos hace avanzar como sociedad, afecta a todas las áreas del conocimiento y, además, es un punto magnífico de encuentro. Por tanto, debe ser accesible a todos; en este caso la inauguración de la nueva tecnoteca es un paso más para que la abundante creatividad de nuestros jóvenes encuentre el camino para su materialización”.

La vicerrectora ha estado acompañada por el decano de la Facultad de Ciencias, Antonio Flores, el coordinador de Bibliotecas de la UMA, Gregorio García Reche, la directora de la Biblioteca del centro, Ana García y el director de Inspección de los Servicios, Joaquin Quirante, entre otros miembros de la comunidad universitaria.

Antonio Flores destacó en su intervención “el papel fundamental y desinteresado de Carlos Vivar, un joven al que tuve el placer de tener como alumno en el grado de Biología, para desarrollar el proyecto”. A juicio del decano “si logramos que al menos todos nuestros estudiantes jueguen una sola vez con estas tecnologías ya me daría por satisfecho”, finalizó.

“Tras la apertura de la Tecnoteca, la Universidad de Málaga se convierte en la primera universidad en ofrecer este servicio de forma completamente libre a cualquier miembro de la comunidad universitaria, permitiendo su uso fuera de sus instalaciones”, comentó Carlos Vivar, uno de los impulsores del proyecto.

‘Arduino’ y ‘Raspberry Pi’ son dos tipos de dispositivos fáciles de utilizar y muy versátiles, tanto que a diario son utilizados en todo el mundo, y en las más diversas disciplinas, para construir desde instrumental científico de bajo coste, a instalaciones artísticas interactivas o robots. “La gran mayoría de estos proyectos son descritos en internet por lo que cualquier persona con acceso a las placas puede volver a llevarlos a cabo sin tener que ser expertos en electrónica o informática”, explicó Vivar.

Concurso del proyecto Impaciencia

El proyecto Impaciencia, donde el Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la UMA actúa de coordinador, en colaboración con la Facultad de Ciencias de la UMA, busca incentivar el desarrollo de investigaciones por parte de los estudiantes mediante un concurso ya en marcha por equipos.

La cuantía de los premios asciende a 5000€ para los mejores proyectos y el reconocimiento de 3 créditos ECTS para los estudiantes participantes. Estas investigaciones utilizarán instrumental que puede ser diseñado y construido utilizando el material prestado en la Tecnoteca.

Impaciencia se enmarca dentro del proyecto Atalaya y es coordinado por la Universidad de Málaga. En el mismo colaboran las universidades de Granada, Sevilla, Córdoba, la Universidad Cádiz y Huelva.

No hay comentarios

Dejar una respuesta