El Gobierno de Murcia trabaja en la creación de una red de...

El Gobierno de Murcia trabaja en la creación de una red de humedales artificiales en el Campo de Cartagena

La Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente de la Región de Murcia ha informado de los trabajos que viene desarrollando para la creación de una red de humedales artificiales en el Campo de Cartagena para evitar la llegada de cualquier tipo de agua superficial con concentración de nutrientes o con contaminación de cualquier tipo al Mar Menor. Un proyecto que cuenta con 4,2 millones de euros de presupuesto para este año 2018.

Con este objetivo, ya se ha constituido dentro del propio Comité un grupo de expertos para el diseño de ‘filtros verdes’ que se adecuen a la realidad actual y previsiones futuras.

Esta iniciativa para contribuir a la recuperación total del Mar Menor sustituye a la originalmente prevista, ya que los volúmenes de agua que discurren por la Rambla del Albujón, así como su composición, han variado sustancialmente desde las medidas de ‘vertido cero’ adoptadas por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) a instancia del Gobierno regional en el verano de 2016.

El director general del Mar Menor, Antonio Luengo, indicó que “en la reunión del Comité de Asesoramiento Científico de octubre, así como en los encuentros del grupo específico, ya cometamos la necesidad de cambiar el proyecto original y buscar uno más ajustado y que realmente sea útil y viable”.

En concreto, ya se ha puesto sobre la mesa para su estudio lo que se denomina ‘Fase I del Filtro’ que consistiría en la ejecución de un proyecto con una superficie de unas nueve hectáreas, cuya ubicación más idónea sería junto a la desembocadura de la Rambla del Albujón.

Este primer humedal artificial estaría planificado para un caudal aproximado de 60 litros/segundo y debe incluir la obtención de agua, previa autorización de la CHS, para garantizar el caudal mínimo de supervivencia tanto de las bacterias como de la propia vegetación que ayuden a contener y adsorber los nutrientes o algún tipo de contaminación que pueda arrastrar el agua.

“El diseño de esta infraestructura será analizado y estudiado por los miembros del grupo de trabajo constituido dentro del Comité de Asesoramiento Científico para que puedan hacer todas las aportaciones que consideren con el objetivo de intentar disponer de un documento que dé solución a la llegada de agua en superficie al Mar Menor”, aseguró Luengo.

Una vez avanzado este proyecto, se abordará su posible ampliación, si se considera necesario por los expertos, así como la ubicación de otros humedales artificiales en el Campo de Cartagena que constituyan una red de depuración natural de las aguas superficiales.

Por otro lado, en la última reunión del grupo de trabajo relacionado con los humedales artificiales, celebrada el pasado 18 de diciembre, se trataron otros proyectos liderados por la Comunidad Autónoma, a través de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, como los trabajos en la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Los Alcázares para utilizar un diseño y una tecnología de desnitrificación aplicable a otros humedales; o los primeros resultados del ensayo de desnitrificación de la Cátedra de Agricultura Sostenible de la Universidad Politécnica de Cartagena.

El Comité de Asesoramiento del Mar Menor prioriza el estudio del intercambio de agua con el Mediterráneo

Precisamente, la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente ya trabaja en la elaboración de los pliegos para la contratación de las nuevas investigaciones científicas sobre el Mar Menor que se realizarán en 2018 con una inversión de casi tres millones de euros y que tienen como ejes principales el intercambio de agua con el Mediterráneo, la conexión entre los acuíferos del Campo de Cartagena con la laguna o el movimiento de las masas de agua del Mar Menor.

Esta priorización de áreas de investigación ha sido realizada por los miembros del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor después de que fuesen sometidas a puntuación los 126 aspectos de investigación resultantes de un completo estudio para el que se empleó el modelo desarrollado por la Agencia Europea de Medio Ambiente denominado DPSIR (Driving force, Pressure, State, Impact and Response), cuyas siglas en inglés significan factor determinante, presión, estado, impacto y respuesta.

Este modelo sirve para describir las interacciones entre la actividad humana y el medio ambiente y ha sido aplicado en la elaboración del Plan Director de mejora del Proceso de Eutrofización del Mar Menor y su Mitigación.

“Con este Plan Director se han identificado 22 grandes áreas con sus correspondiente subáreas, que conforman los 126 aspectos fundamentales a la hora de estudiar, investigar y monitorizar el Mar Menor para identificar la eutrofización de este espacio del litoral y poder tomar decisiones para su mitigación, así como para lograr su recuperación total”, indicó el director general del Mar Menor, Antonio Luengo.

Una vez se contaba con el documento del Plan, se estableció un sistema que cada miembro del Comité de Asesoramiento Científico utilizó para identificar qué áreas son las prioritarias para estudiar, siendo esta la hoja de ruta del Gobierno regional para la inversión contemplada para proyectos de investigación.

Las cinco áreas que mayor puntuación obtuvieron en el proceso de deliberación realizado en el seno del citado comité son las relacionadas con los intercambios con el Mediterráneo; conectividad de acuíferos-Mar Menor; modelos hidrodinámicos; concentración de nutrientes (orgánicos e inorgánicos); y desalobración y gestión de salmueras. Las siguientes áreas con más respaldo han sido las relativas a las buenas prácticas agrícolas; cambios de uso agrícolas; mantenimiento de golas; fertirriego y mejora de la fertilización; y ciclos biogeoquímicos (stocks y flujos).

No hay comentarios

Dejar una respuesta