Ciencia

Un estudio de la UMH demuestra la importancia de la distancia entre moléculas fotosintéticas a la hora de transferir electrones

Compartir

Una publicación del grupo de investigación Diseño Molecular de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, destacada en la portada de la revista ChemPhysChem, compara la velocidad a la que se transfieren la carga eléctrica distintas moléculas que imitan artificialmente la fotosíntesis de las plantas. El diseño de la portada de esta investigación, realizada por sus autores, representa el descubrimiento más significativo y felicita el ascenso del Elche Club de Fútbol en LaLiga.

El estudio, liderado por la directora del Instituto de Bioingeniería de la UMH, Ángela Sastre, demuestra la importancia de la distancia entre las entidades dadora y aceptora de electrones en la velocidad de los procesos de transferencia de electrones en diferentes moléculas que se comportan como análogos artificiales de sistemas fotosintéticos. Se trata de moléculas que presentan en su estructura unidades de fullereno unidas a otras moléculas, denominadas ftalocianinas. El fullereno es una molécula compuesta por carbono que puede adoptar una forma geométrica que recuerda al balón de fútbol. Los fullerenos son la tercera forma molecular estable conocida de carbono, tras el grafito y el diamante. Su descubrimiento fue galardonado con el premio Nobel de Química en 1996.

En la composición de portada aparecen las moléculas en el Estadio Martínez Valero. Cuando las moléculas son excitadas por la luz de los fuegos artificiales de la Nit de L’Albà, se produce el salto de un electrón de la parte central de la molécula a uno de los fullerenos. La molécula donde este proceso es más lento representa al equipo de Segunda División, mientras que aquella en la que el proceso es más rápido sería una molécula de Primera División. El diseño utiliza los colores franjiverdes del Elche C.F. y, además, incluye un esquema de la molécula en la que dos balones de fútbol semejan los fullerenos y el escudo del Elche C.F representa, en el centro, la ftalocianina. Finalmente, los electrones (e) presentan una virgulilla (~) arriba como indicación que son electrones españoles.

La publicación, titulada ‘Cinética de transferencia electrónica dependiente de la distancia en sistemas de Ftalocianina de Silicio-Fullereno conectados axialmente’ (‘Distance-Dependent Electron Transfer Kinetics in Axially Connected Silicon Phthalocyanine-Fullerene Conjugates’), se ha llevado a cabo en colaboración con el grupo de investigación del profesor del Departamento de Química de la Universidad de North Texas (EE.UU.) Francis d’Souza y del profesor Departamento de Ciencias Físicas y Matemáticas del Wayne State College (EE.UU.) Paul A. Karr.

El interés de este descubrimiento hizo que la editorial de la revista propusiera a los autores realizar el diseño de una portada para ese número, por lo que surgió la idea de aprovechar la forma de las moléculas para felicitar el ascenso del Elche C.F. Ángela Sastre Santos tuvo la idea del diseño, realizado por los investigadores del Instituto de Bioingeniería de la UMH Luis Martín Gomis y Fernando Fernández Lázaro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.