Noticias UAL

Mª Teresa Lao: «No decía lo que estudiaba porque me miraban como a un bicho raro»

La catedrática de Producción Vegetal de la Universidad de Almería visitará varios institutos de Secundaria para despertar vocaciones científicas en chicas, con motivo del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Compartir
María Teresa Lao en su laboratorio con un grupo de estudiantes preuniversitarios.
María Teresa Lao en su laboratorio con un grupo de estudiantes preuniversitarios.

El primer curso de la carrera de Ingeniería, en la Universidad de Granada, eran 180 hombres y solamente dos mujeres. Más tarde, cuando se trasladó a Madrid para continuar con sus estudios de Ingeniería Agrícola, el porcentaje de mujeres era más elevado, pero seguían siendo una gran minoría.

María Teresa Lao es catedrática de Producción Vegetal y dirige el grupo de investigación AGR-242 de Sostenibilidad de Sistemas Protegidos Hortícolas y Ornamentales en la Universidad de Almería. Cuenta que decidió estudiar agrónomos porque siempre le ha gustado el campo, aunque sabía que se estaba metiendo en un ámbito tradicionalmente dominado por hombres, en el que en más de una ocasión la han mirado con recelo por el mero hecho de ser mujer, aunque luego su trabajo disipara cualquier duda sobre su capacidad.

Desde muy joven quería ser ingeniera

Desde muy joven tenía claro que quería ser ingeniera, una vocación que chocaba con la tónica de la época, cuando la salida universitaria habitual para las mujeres era Magisterio y poco más, dice. “En cualquier reunión social, evitaba decir lo que estudiaba, porque todo el mundo te miraba como si fueras un auténtico bicho raro”.

Superó todas las trabas que se encontró en su camino, sobre todo sociales, ya que en su juventud no estaba asumido que las mujeres pudieran desempeñar tareas científicas e ingenieriles al mismo nivel que los hombres.

La mujer, tradicionalmente alejada de la ciencia

Piensa que la mujer siempre se ha sentido más atraída por el mundo de las humanidades. En todas las épocas ha habido mujeres escritoras, pero resultaba muchísimo más difícil encontrarlas en el mundo científico. Y lo achaca a la dificultad que tenían las mujeres para acceder a los estudios universitarios. Recuerda el caso de la abuela de una prima suya, nacida en 1900, y que era la única mujer que estudiaba Farmacia en la Universidad de Granada.

Cree que esa herencia histórica todavía sigue pesando, a pesar de que los tiempos están cambiando y cada vez hay más mujeres en carreras técnicas. Y considera que la falta de mujeres en carreras de ingeniería es “un problema, cuando es una carrera que enlaza mucho con el carácter de la mujer, porque somos muy resolutivas y precisamente la ingeniería sirve para resolver problemas”, asegura.

Ingeniería y mujeres

Por eso, cada vez que tiene ocasión de estar en actos con chicas preuniversitarias le gusta mostrarles la ingeniería como una posibilidad de estudio muy interesante. Por esto mismo cree que es necesario hacerles ver que, aunque deberían ser más, ya hay muchas mujeres en este campo del conocimiento y que están firmando trabajos destacados, que ayudan a resolver problemas que se encuentra la sociedad.

Pero, sobre todo, les gusta enseñarles que la ingeniería no es una carrera solamente masculina, sino que es totalmente compatible con la condición de ser mujer.

Además, piensa que los jóvenes, chicas y chicos, necesitan tener una figura que les ayude a encauzar sus carreras, porque hay muchas personas que tienen cierta vocación científica, pero no saben cómo conducirla.

María Teresa Lao es una de las investigadoras de la Universidad de Almería que va a promocionar las carreras científico-técnicas en los institutos de esta provincia. Contará su experiencia, para que chicas y chicos vean las ventajas de dedicarse a la ingeniería.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.