Portada

Los herbicidas empleados en la agricultura intensiva son un riesgo para los ecosistemas de agua dulce

Investigadores del Departamento de Botánica y Fisiología Vegetal de la Universidad de Málaga alertan de cómo su uso creciente afecta a microorganismos fundamentales para la producción primaria. Han estudiado cómo el aumento sostenido de herbicidas en estas masas de agua –pantanos, humedales o ríos- afecta a dos organismos fitoplanctónicos modelo – una cianobacteria y una microalga-, responsables de producir materia orgánica a través de la fotosíntesis

Pantano del Negratín en Granada. Foto: José Antonio Casanova.

Los microorganismos fotosintéticos son los encargados de producir materia orgánica a través de la fotosíntesis, es decir, los protagonistas de la producción primaria en los ecosistemas acuáticos.

Conscientes de su importancia para el mantenimiento de la red trófica, investigadores del Departamento de Botánica y Fisiología Vegetal de la Universidad de Málaga han estudiado recientemente cómo el uso indiscriminado de herbicidas puede poner en riesgo los ecosistemas de agua dulce, provocando el crecimiento de microorganismos oportunistas o tóxicos, que conllevaría a un desequilibrio en la comunidad del fitoplancton.

Laboratorio de Algas de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga.

Un trabajo, cuyos resultados han sido publicados en la revista científica ‘Aquatic Toxicology’, que evidencia cómo la resistencia a los herbicidas origina una disminución en la producción primaria de los microorganismos fotosintéticos, poniendo en riesgo la diversidad en escalones superiores de la red trófica (peces, anfibios, reptiles…).

Impacto ambiental

“Intentar predecir cómo será la futura biosfera, atendiendo a los cambios que acontecerán en el funcionamiento de los ecosistemas por los efectos del cambio global, es uno de los principales retos de la investigación en Evolución Experimental, que es nuestra línea de I+D+i”, explica el científico Ignacio Melero.

En este sentido, Melero señala que el aumento de las concentraciones de herbicidas en masas de agua dulce –pantanos, lagos, ríos o manantiales- cercanas a las áreas de agricultura intensiva es, sin duda, uno de los impactos ambientales más importantes ante este nuevo escenario, con grandes consecuencias, según afirma, puesto que estos ecosistemas dulceacuícolas desempeñan un papel ecológico y humano fundamental: son el hábitat de plantas, peces, reptiles, aves y mamíferos, por un lado, y proveedores de servicios fundamentales como el agua potable, por otro.

Investigadores del Departamento de Botánica y Fisiología Vegetal de la Universidad de Málaga.

Nuevas variantes genéticas con mayor tolerancia

Precisamente con este estudio, los investigadores de la UMA han demostrado cómo dos organismos fitoplanctónicos, una cianobacteria y uma microalga, también son víctimas de los herbicidas, ya que comparten aspectos metabólicos básicos con las plantas terrestres.

“Sabíamos que los herbicidas afectaban a estos organismos, sin embargo, los límites de resistencia eran desconocidos, así como su efecto en la producción primaria”, afirma el investigador Antonio Flores, otro de los autores de este trabajo.

Así, otro de los resultados relevantes ha sido determinar en los microorganismos analizados cuánto pueden incrementar su límite inicial de tolerancia a ciertos herbicidas (casi el doble), mediante la selección de nuevas variantes genéticas que se originan por mutaciones.

Este estudio es el resultado del proyecto ‘Evolución rápida de cianobacterias y microalgas en escenarios de deterioro ambiental: rescate y papeles de adaptación, el azar y la historia’, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.