La UMA diseña una herramienta para medir la rentabilidad social de la...

La UMA diseña una herramienta para medir la rentabilidad social de la radio

El Laboratorio ‘COMANDALUCÍA’ de la Universidad de Málaga ha diseñado una herramienta que mide la rentabilidad social de la radio. Se trata de IRSCOM, un indicador que ya se ha aplicado a más de un centenar de emisoras locales públicas andaluzas, estableciendo un ranking en función de su programación de calidad.

Según su última actualización, de acuerdo a la actividad realizada en el año 2018, solo 37 radios de las 115 analizadas están por encima de los valores medios recomendados. Una clasificación establecida tras evaluar estos seis campos básicos: gestión, capital social, articulación territorial, programación, presencia en Internet e infraestructura.

“Se trata de un modelo que puede usarse en cualquier contexto, siempre que se adapte a sus circunstancias”, explica el catedrático del Departamento de Periodismo Manuel Chaparro, director del grupo de investigación, quien aclara que la herramienta también se está aplicando en radios comerciales y comunitarias e, incluso, en otras comunidades como Murcia o Castilla la Mancha y, también, en algunos países latinoamericanos.

Chaparro aclara que ‘IRSCOM’ es una especie de “sello de calidad” que mide las buenas prácticas que realizan las emisoras de radio. Un análisis que periódicamente se reevalúa, con el objetivo de lograr mejoras en estas, otorgándoles herramientas para avanzar en aquellos capítulos en los que se produce un déficit de rentabilidad social.

“Con la publicación del último ranking hemos detectado que en torno a una docena de emisoras han mejorado en su programación”, afirma el profesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UMA, galardonado en dos ocasiones con el Premio Andalucía de Periodismo.

Añadir un nuevo indicador que determine en qué medida los medios acercan el debate para cambiar comportamientos o el desarrollo de una app que mida datos de consumo mediático, son otras líneas de I+D+i iniciadas por este grupo.

El ‘Laboratorio de Comunicación y Cultura’ de la Universidad de Málaga lleva casi una década trabajando como observatorio de los medios locales públicos. Con un equipo de más de 10 investigadores, su herramienta ‘IRSCOM’, creada en 2009, ha conseguido introducir aspectos muy importantes en la Ley Audiovisual de Andalucía de 2018, en la que Manuel Chaparro actuó como asesor.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.