La UA asesora al Parlamento Europeo sobre la sobreexplotación pesquera del Mediterráneo

La UA asesora al Parlamento Europeo sobre la sobreexplotación pesquera del Mediterráneo

El catedrático de Zoología de la Universidad de Alicante, José Luis Sánchez Lizaso, presenta este miércoles, ante la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, un estudio que analiza el estado de los recursos pesqueros y los efectos de la política común de pesca en el Mediterráneo, con el objetivo de “revertir el estado de sobreexplotación” de estas aguas.

El estudio, encargado por el Parlamento Europeo, ha sido coordinado por el profesor de la Universidad de Alicante José Luis Sánchez Lizaso y ha contado con la participación de otros investigadores de la Universidad de Alicante, el Instituto Español de Oceanografía y la Universidad de Barcelona.

Sánchez Lizaso ha explicado que la pesca Mediterránea “se encuentra en un punto de inflexión muy importante y las decisiones que se adopten en los próximos meses condicionarán drásticamente su futuro”. En este contexto, según ha destacado, “la importancia del asesoramiento solicitado es mayor ya que puede influir en decisiones de gran transcendencia para la sostenibilidad de las pesquerías mediterráneas y las personas que dependen de ella”.

El estudio hace un recorrido por las políticas de pesca y los efectos que han tenido y pretende anticipar las posibles consecuencias de un cambio de política desde el punto de vista medioambiental y socioeconómico.

Sin mecanismo de revisión periódico en función de las poblaciones

A este respecto, el estudio señala que la gestión actual de las pesquerías en el Mediterráneo no dispone de “un mecanismo de revisión periódico del estado de las pesquerías que conduzca a modificar y adaptar las medidas de gestión a abundancia de las poblaciones”, sino que el marco de regulación “se mantiene relativamente estable independientemente de las fluctuaciones de la población”.

A esto hay que añadir que el poder de pesca “aumenta con el tiempo, a causa de una mayor eficacia de las embarcaciones y equipos de pesca y acerca la pesquería al punto de equilibrio bioeconómico”, pese a “la fuerte reducción de flota que se ha producido en los últimos años”, por lo que el estado de las poblaciones “no mejora”.

El estudio constata que existe “un amplio consenso de que una regulación mediante TACs (totales admisibles de capturas comerciales) y cuotas “no sería viable para los recursos demersales del Mediterráneo debido al carácter altamente multiespecífico de sus pesquerías y la imposibilidad de capturar una especie sin capturar otras especies a las que hipotéticamente se les hubiera agotado la cuota”.

Nuevo marco de gestión

Sin embargo, el informe añade que es “necesario adoptar un nuevo marco de gestión ya que la situación de elevada sobrexplotación de sus poblaciones no es aceptable desde el punto de vista ambiental y económico” y advierte de que “si el ajuste se continúa realizando mediante retirada de buques, se generaran problemas para mantener el carácter pesquero de muchos puertos en los que la flota camina hacia un papel cada vez más testimonial”.

En este sentido, apunta que en el nuevo modelo “se debería modular la reducción para acompasarla a la recuperación de las poblaciones” y así “mantener la rentabilidad de la flota”.

Igualmente, indica que hay una “imposibilidad de alcanzar el rendimiento máximo sostenible en todas las poblaciones al mismo tiempo”, por lo que “será necesario adoptar prioridades o soluciones de compromiso hasta que se puedan encontrar nuevos indicadores adaptados a pesquería multiespecíficas”.

Debate necesario sobre la transferibilidad de los derechos de pesca

Otro aspecto de la nueva política, según el estudio, es la necesidad de “debatir y regular” la transferibilidad de los derechos de pesca. Según explica, “aunque no se indica en el borrador si se va a permitir la transferibilidad de derechos de pesca entre embarcaciones ni en qué condiciones, e incluso se podría regular a nivel nacional, es un aspecto de gran relevancia para el futuro de las pesquerías mediterráneas”.

A este respecto, alerta de que si se permite la transferibilidad de derechos “se producirá una concentración en pocas empresas como ha ocurrido en otras pesquerías lo que generará impactos sociales elevados”. En cambio, afirma que si “se limita estrictamente la concentración de derechos de pesca podemos tener un escenario de mantenimiento del modelo de empresa actual, trabajando menos días y con una mayor rentabilidad. Este aspecto es de gran relevancia y debe ser debatido y regulado”.

Las relaciones internacionales de la Universidad de Alicante en materia de pesca no se limitan al parlamento europeo, puesto que varios estudiantes del máster en gestión pesquera sostenible están en la actualidad realizando prácticas remuneradas en la FAO y la Comisión General de Pesca del Mediterráneo. Esta relación con la FAO también se manifiesta en que el director del máster José Luis Sánchez Lizaso, ha sido invitado a impartir un seminario sobre gestión de la pesca en la sede de FAO, en Roma, el próximo día 12 de diciembre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.