Medio Ambiente

La consejera de Desarrollo Sostenible bendice la cooperación entre España y Portugal para una gestión forestal sostenible

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha inaugurado hoy la jornada de lanzamiento europeo del proyecto Firepoctep, que nace con el objetivo del fortalecimiento de los sistemas transfronterizos de prevención y extinción de incendios forestales y mejora de los recursos para la generación de empleo rural poscovid-19.

El acto ha tenido lugar en la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, en Sevilla, y ha contado con la presencia de la viceconsejera Ana Corredera, el secretario general de Acción Exterior, Enric Millo, y el secretario general de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático, Francisco Guitérrez, así como de la directora de la Secretería Conjunta del Proyecto, Elena de Miguel, y del director técnico del proyecto, Alejandro García, entre otras autoridades.

Firepoctep es un proyecto liderado por Andalucía en el que participan 21 socios, entre los que se encuentran también las comunidades de Extremadura, Castilla y León y Galicia, limítrofes con Portugal.

“Por desgracia, España y Portugal figuran entre los estados de la Unión Europea más vulnerables al cambio climático. La cooperación entre ambos países es fundamental para abordar este reto dirigido a la prevención y extinción de los incendios forestales y a cuantas acciones sean necesarias para contribuir, desde una gestión forestal sostenible, a los objetivos políticos de la Unión Europea”, ha señalado Crespo.

“Los incendios forestales no entienden de límites geográficos ni de fronteras, máxime cuando se trata de entornos con un mismo paisaje y una misma orografía, con circunstancias similares”, ha añadido Crespo, que ha recordado que “hoy hay menos incendios, pero son más grandes y devastadores”.

En materia del cuidado del medio ambiente y de lucha contra el cambio climático, durante los últimos tiempos, los proyectos de cooperación transfronteriza están contribuyendo significativamente a mejorar situaciones y problemáticas comunes a ambos países. Experiencias como las realizadas a través del Proyecto CILIFO en la Eurorregión Alentejo-Algarve-Andalucía, o las incluidas en el programa transfronterizo mediante otros acuerdos suscritos por administraciones regionales como Extremadura y Alentejo, Castilla León-Centro de Portugal, o Galicia y el Norte de Portugal. “Estos proyectos han posibilitado no sólo la mejora de los dispositivos de extinción a ambos lados de dicha frontera, sino que han incorporado una apuesta por la prevención, la concienciación sobre el riesgo real y la implantación de una cultura de la autoprotección que genera entornos más seguros y preparados para defenderse de los incendios”, ha señalado. Crespo ha asegurado sentirse “orgullosa” del dispositivo del Plan Infoca en Andalucía y ha hecho hincapié en la importancia de que el medio forestal y rural esté dinamizado a través de los elementos del territorio”, al tiempo que ha reconocido el enorme “valor para la sociedad” que tienen jornadas como la de hoy.

Firepoctep quiere ser la herramienta idónea para proteger el medio ambiente, prevenir los incendios forestales y promover el sostenimiento de las zonas con condiciones sociales más adversas, contribuyendo a la lucha contra la desertificación y el despoblamiento rural, al fomento de la economía verde circular y a la mitigación de los efectos del cambio climático en el territorio transfronterizo.

Entre los principales objetivos del proyecto, que cuenta con un presupuesto de 5,6 millones de euros, se encuentran la identificación de las Zonas Estratégicas de Gestión (ZEG) para minimizar el riesgo e impacto de los Grandes Incendios Forestales, el fomento de la inversión pública y privada, a través de experiencias piloto englobadas en el marco de la Economía Verde Circular e investigación de nuevos campos de mercado; y la sensibilización a la población rural fija y ocasional sobre el riesgo de grandes incendios forestales, las buenas prácticas preventivas y la autoprotección y también capacitar y equipar al personal operativo transfronterizo.

Entre los 21 socios figuran instituciones, organismos y entidades pertenecientes a ambos lados de la frontera hispano-lusa, que participarán con financiación y con personal técnico e investigadores en su desarrollo. Firepoctep tiene prevista una vigencia y desarrollo que irán hasta diciembre de 2022.

Además, Firepoctep contribuye al funcionamiento del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea. Éste, entre sus directrices, establece la importancia de que los estados miembros emprendan acciones de prevención y preparación adecuadas, garantizando que existan suficientes capacidades para hacer frente a las catástrofes.

Finalmente, este proyecto supone también un apoyo a Forest Europe, la Conferencia Ministerial sobre la Protección de Bosques en Europa, cuya misión es reforzar la cooperación en materia de política forestal en el continente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.