John Mather. Premio Nobel de Física.

johnmather.jpg

John Mather era galardonado en el año 2006 con el “PremioNobel de Física” por su interpretación de los datos obtenidos por el satélite COBE de la NASA. Gracias a este instrumento pudo medirse la radiación cósmica de fondo, reforzando empíricamente la teoría del “Big Bang”. Nova Ciencia lo ha entrevistado en su visita a las Jornadas Astronómicas de Almería.

Recibía el Premio Nobel por interpretar los datos de unsatélite en cuyo diseño participaron más de mil técnicos. ¿Los premiosindividuales siguen teniendo sentido?

Es una cuestión interesante sobre la naturaleza del Premio.Las reglas que establece el Nobel desde su fundación necesitan otorgar elPremio a personas en concreto, tienen que hacerlo. Sin embargo, el comité quedecide los premiados entiende que en los proyectos, típicamente, hay implicadasmuchas más personas. La complejidad de la ciencia moderna necesita de grandesgrupos de trabajo.

Su investigación sobre la Radiación Cósmica de Fondoconfirmó con datos empíricos la teoría del Big Bang. ¿Existe algunainterpretación alternativa de los datos?

Existen varias teorías, varias versiones, sobre el Big Bang;son explicaciones similares. Aunque el universo que debería regir bajo estasteorías sería muy similar al nuestro, tienen diferencias en algunos detalles.Uno de estos detalles es precisamente este espectro que hemos medido.Básicamente, podemos decir que no hay teorías que expliquen el universo tal ycomo lo conocemos y que además predigan la existencia de ese fondo de radiaciónque hemos podido medir.

¿Por qué es tan importante observar desde el espacio losorígenes de la radiación?

La atmósfera absorbe la radiación. Incluso cuando estatraspasa la propia atmósfera emite radiación produciendo confusiones. Por esoera tan importante salir al espacio, que es frío y tranquilo.

Una de las líneas de trabajo más prometedora sobre laradiación cósmica de fondo será conocer su polarización ¿Qué pueden suponer losavances en ese sentido?

Una de las posibles causas del superpatrón de polarizaciónen la radiación cósmica de fondo es la presencia de ondas gravitatorias dentro de la Gran Explosión. Es un desafío muy interesante intentar buscar estas polarizaciones, porque se relacionan con la teoría cuántica de la gravedad en un estado muy primitivo del universo. Sin embargo es un trabajo muy difícil. La misión europea Plank, que está a punto de lanzarse, tiene instrumentos para medirla. Lo que ocurre es que es bastante improbable que puedan encontrarla. Desde luego, tanto si la encuentran como si no, será un trabajo muy interesante. También hay otro tipo de patrón de polarización debido al posible magnetismo primordial, que es más especulativo, pero que también se puede buscar.

Para el 2013 está previsto el lanzamiento del “James Webb”.¿Qué podremos conocer con éste instrumento que no conocemos con el COBE?

Hay una diferencia total. La misión del COBE no era tomarimágenes de galaxias, sino obtener una imagen global del universo tempranomostrando las diferencias de temperatura que más tarde darían lugar a las galaxias. El James Webb, al contrario, tomará imágenes en infrarrojos, espectros directos de las primeras galaxias, o al menos eso es lo que esperamos. En este sentido la comparación no sería con el COBE, pese a que el Web esté mucho más a la época del COBE, su planteamiento de trabajo se asimila más al telescopio Hubble.

Decía su amigo John Beckman en la presentación de las Jornadas que la Astronomía es quizá la ciencia más inútil ¿Cómo puede ayudarnosa vivir mejor el trabajo de un astrofísico?

Todas las culturas de la historia han intentado explicar cómo funciona el mundo. Quizá la astrofísica no sea útil en un sentido directo del término, pero es muy provechosa en todos los sentidos culturales imaginables. La astronomía escribe nuestra historia, la historia del universo completo desde su nacimiento hasta el desarrollo de los objetos celestes y la vida. También nos puede decir si estamos solos o no. Estas son cosas que la gente realmente quiere saber. La utilidad no es aquí el problema, es más bien satisfacer el deseo de conocimiento.

johnmatheralmeria.jpg

Estudiar el origen del universo, el Big Bang, se puede considerar la última gran cosmogonía. ¿Buscar los orígenes dejó de ser una religión?

Esa es una de las razonas por las que mi trabajo me fascina. Tiene ese aspecto que se puede llamar religioso. El ser humano siempre ha querido saber quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Los científicos,en este caso, estamos diciendo cosas muy nuevas, muy interesantes y muy factuales sobre estas cuestiones. En cierta forma, es innegable, van a ampliar nuestro conocimiento sobre temas que históricamente han tratado de explicarse a través de las religiones.

Los astrofísicos tienen al tiempo como material de trabajo, explican cómo era el universo hace millones de años. ¿Se siente emparentado con los historiadores?

Sí, me siento un historiador del universo. Los astrónomos estudian las cosas desde el principio del cosmos hasta lo que sería el tiempo geológico. Después los geólogos cogen el testigo y se lo pasan a los químicos, que estudian los procesos que dieron lugar a la vida. Más tarde llegan los biólogos y por último los historiadores. Yo me siento perfectamente identificado e integrado en todo este proceso explicativo.

El tiempo cosmológico sitúa al hombre en una perspectiva que relativiza su importancia. Después de trabajar en esas escalas, ¿Sigue poniéndose nerviosos si, por ejemplo, se le rompe un huevo en la cocina?

Soy un ser humano como cualquier otro. Tengo que vivir, tengo que comer, como cualquier otro. A mí me encanta el proceso dedescubrimiento, pero es un proceso humano, así que cualquier cosa que tenga que ver con el hombre me interesa y me preocupa. Me pongo nervioso si se me rompeun huevo en la cocina.

¿Cuál es el cielo más hermoso que ha visto?

El cielo que más me ha impresionado, el más hermoso que hevisto, fue desde la cima del Monte Lazer, en California. Era una noche tan fría, tan estrellada y tan brillante que pude ver la luz zodiacal, el efecto dela luz del sol cuando llega a un planteta y es dispersada por el disco de polvo que lo rodea. Es la única ocasión en la que puede apreciar este polvo interplanetario. Normalmente, la iluminación residual de cualquier zona, incluso en un sitio de observación muy bueno, impide ver eso.

Los astrofísicos pusieron fecha de caducidad a nuestro planeta. Cada vez sabemos más sobre de dónde venimos y hacia dónde vamos. Sin embargo ésto no parece cambiar demasiado nuestra concepción del aquí y elahora. ¿O si?

Es una idea muy interesante. Es importante entender nuestropasado y nuestro futuro más lejano, pero también los problemas actuales. Elcalentamiento global, los problemas en la economía, todos esos retos diariosson muy importantes. Yo no niego esto, al contrario. A pesar de trabajar con perspectivas diferentes, más amplias, pertenezco al aquí y al ahora. En cualquier caso no estoy seguro de cómo trabajos sobre el origen y el fin del universo pueden afectar a la manera de enfrentarnos con los problemas inmediatos del hombre.

Estudia los inicios del universo. ¿Cual fue su primercontacto con la astronomía?

Fue en un museo, en un planetaio de la ciudad de Nueva York cuando yo tenía unos ocho años. En aquel momento Marte estaba muy cerca de laTierra. Creo que esa experiencia me marcó. En cualquier caso, tanto mi padre como mi madre eran personas muy relacionadas con la ciencia y en casa eranfrecuentes libros como la biografía de Darwin. 

Descargar entrevista en: n 38. Tesoros submarinos del Cabo. Julio 2008. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.