Agenda cultural Almeria

El Rastrillo solidario Nuevo Futuro 2009 consolida su éxito anual a pesar de la crisis

Interior del Rastrillo Nuevo Futuro 2009.El pasado sábado culminaba uno de los actos solidarios que ya son tradición en la capital almeriense. Se trata del Rastrillo Nuevo Futuro 2009, un peculiar puesto de venta de objetos de segunda mano cuyo fin es recaudar fondos para niños que se encuentran en régimen de acogida, tanto en España como en Senegal. El rastrillo, que ha sido todo un éxito en Almería durante la semana del 11 al 19 de diciembre, ha podido llevarse a cabo gracias a las donaciones que, como cada año, tanto particulares como comercios, han realizado a la asociación.

 

La Asociación Nuevo Futuro nació en 1984 con el objetivo de crear hogares donde niños y jóvenes que no tenían casa, pudieran convivir en un ambiente lo más parecido posible a una familia, en la que crecieran y se educaran sin complejos de marginación. Desde entonces, más de seiscientos niños y jóvenes han pasado por las casas de acogida de la asociación, que dispone de pisos en casi todas las comunidades autónomas del país, así como en Senegal, donde recientemente están llevando a cabo un proyecto.

La Junta de Andalucía concede la custodia de los niños cuyos padres no pueden hacerse cargo, a esta asociación. Por eso, el objetivo de este rastrillo es sacar fondos para el mantenimiento de esos hogares, pero no solamente para los niños que viven aquí en Almería, sino que la asociación también está cofinanciando un proyecto en Senegal, donde disponen de un piso de acogida. En Senegal viven en régimen de acogida dieciséis niños senegaleses de entre 0 y 3 años, por lo que la mayor parte del dinero recaudado en este rastrillo solidario se destinará allí.

Todos los obsequios que se podían adquirir en el rastrillo proceden de donaciones, tanto de particulares como de comercios almerienses. Los restaurantes colaboran donando comida al bar que albergaba el interior del rastrillo. Así, Gran Hotel, Club de Mar, Terraza Carmona, Hotel Catedral o Luna Park, dan comida todos los días, comida que la asociación sirve en el bar que se encuentra en el interior del rastrillo y que ofrece menús caseros típicos de la provincia de Almería, como migas, gurullos, berza o trigo, a diez euros.

Lo que más suele comprarse en el rastrillo, son los objetos de regalo, pequeños obsequios y juguetes que las tiendas han donado a la asociación. También los menús de mediodía tienen bastante éxito, sobre todo por ser caseros.

Este rastrillo, más que consolidado en la capital tras veintitrés años de experiencia, tiene todos los años una gran acogida. Este año, a pesar de que la crisis se ha notado en la recaudación, hay que decir que los almerienses siguen siendo solidarios. El pasado año, la recaudación rondaba los 18000 euros, y este año será un poco menos, pero aun así la recaudación será de gran ayuda para los programas de la asociación.

Los programas de la asociación a los que irán destinados los fondos del rastrillo, además de los hogares de acogida en España y Senegal, son los siguientes. Atención y ayuda para mayores de dieciocho años que permanecen en Nuevo Futuro Almería; ayuda a los que se han emancipado ya; aula de apoyo escolar y formación laboral a los educadores; ayuda a los niños y jóvenes de países en desarrollo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.