El inmunólogo Carlos Martínez hablará este jueves en Alicante del futuro de...

El inmunólogo Carlos Martínez hablará este jueves en Alicante del futuro de la medicina

El inmunólogo e investigador del CSIC, Carlos Martínez Alonso, será el protagonista de una nueva sesión del Aula de la Ciencia y la Tecnología de la Sede Ciudad de Alicante, este jueves 25 de octubre, a las 19 horas, en las instalaciones de la Sede de Ramón y Cajal, 4.

El investigador hablará de “Ciencia y progreso Social como objetivos necesarios del siglo XXI” y abordará temas de alto interés, como los nuevos retos de la Ciencia para afrontar el envejecimiento cuando se ha duplicado la expectativa de vida media en el mundo occidental; la inclusión de la inteligencia artificial, la microelectrónica o la biotecnología en la lucha contra las enfermedades; o la responsabilidad de la sociedad en la utilización de avances como la edición genómica mediante CRISPR, la clonación, la reprogramación celular, la criopreservación, los avances en el conocimiento del cerebro, o  la generación y el trasplante de órganos.

Los antibióticos y las vacunas han duplicado la esperanza de vida

Martínez afirma que, en el último siglo, el avance científico en la lucha contra las enfermedades, en gran medida gracias al desarrollo de los antibióticos y las vacunas,  ha permitido duplicar la expectativa de vida media en el mundo occidental y, aun cuando las enfermedades infecciosas continúan siendo un problema para la humanidad, las mayores tasas de mortalidad hoy se deben al cáncer, las enfermedades cardiovasculares o las enfermedades degenerativas, entre otras, y el envejecimiento es el factor de riesgo mas importante para la mayor parte de ellas.

Además, la ciencia ha sufrido una transformación importante. La conjunción de la inteligencia artificial, el desarrollo de la microelectrónica, los nuevos materiales, la medicina regenerativa y la biotecnología aportarán instrumentos fundamentales para entender la vida y la lucha contra las enfermedades. En esa nueva biomedicina, la medicina de precisión, individualizada,  a partir de la secuenciación del genoma humano y posteriores desarrollos como las técnicas de edición genómica y la medicina regenerativa, basada en la sustitución de los órganos dañados por otros “nuevos, replicados”, representan alternativas  eficaces en esa nueva estrategia disruptiva contra las nuevas patologías. En el caso de la utilización de esta última, el investigador subraya que la limitación en la existencia de órganos donantes para cubrir la demanda representa un problema fundamental y la ciencia está desarrollando órganos generados en animales, en impresoras tridimensionales, en cultivos in vitro a partir de células iPS, o a partir de las propias células madre existentes en el organismo. Además, los adelantos en la bioingeniería, la inteligencia artificial, la microelectrónica y la robótica permitirán desarrollar “órganos biónicos” que utilizados nos conviertan cada vez más en ciborgs, plantea el investigador.

Estos avances generan un debate ético que no podemos ignorar: “Si bien son los científicos somos los responsables de la generación de conocimiento, la utilización de estos avances es responsabilidad de la sociedad”. Martínez asegura que “dada la especialización científica y técnica, es importante que existan oficinas de asesoramiento científico, vinculadas a los distintos poderes, legislativo, ejecutivo y judicial” y, añade, “la edición genómica mediante CRISPR, la clonación, la reprogramación celular, la criopreservación, los avances en el conocimiento del cerebro, la generación y el trasplante de órganos, los desarrollos de la inteligencia artificial, la robótica o la nanociencia son solo algunos ejemplos de su creciente utilización en la sociedad distópica del futuro, donde los ciudadanos deberíamos participar en la toma de decisiones”.

Doctor en Inmunología por la Universidad Complutense

Villasimpliz (León), 1950. Licenciado en Bioquímica y Doctor en Inmunología por la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Martínez fue nombrado presidente del CSIC por el Consejo de Ministros del 14 de mayo de 2004. Ocupó este cargo hasta el 15 de abril de 2008, cuando fue nombrado secretario de Estado de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Ha trabajado en distintos puestos de investigación en centros como el Departamento de Bioquímica de la Escuela Superior de Ingenieros Agrónomos, el Departamento de Inmunología de la Clínica Puerta de Hierro, el Instituto de Inmunología de Basilea, el Departamento de Inmunología de la Universidad de Umea (Suecia), el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de París y el Departamento de Inmunología y Oncología del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid, del que fue director desde 1996 hasta su nombramiento como presidente del CSIC.Ha sido profesor visitante en el Ontario Cáncer Institute, de Toronto; el Instituto Max Planck de Inmunología, en Friburgo, y el Instituto de Tecnología de California. 

A lo largo de los últimos 30 años, Carlos Martínez Alonso ha estudiado los leucocitos en diversos campos, desde la inmunología celular hasta las enfermedades autoinmunes. Ha analizado la activación linfocitaria, el papel de las respuestas quimiotácticas en situaciones fisiológicas y patológicas y los mecanismos moleculares implicados en el control de la muerte celular, junto con los mecanismos moleculares y celulares implicados en la infección por VIH. Asimismo, ha participado activamente en la creación de varias empresas de base tecnológica y cuenta con más de 470 trabajos publicados en revistas científicas y más de 70 escritos de divulgación científica en los medios de comunicación.

Fue galardonado por la Real Sociedad de Ciencias Naturales en 1990 y por la Fundación Ciencias de la Salud en el año 2000. Obtuvo el XI Premio DuPont de Ciencia en 2001, el Premio Rey Jaime I a la Investigación Científica en 2003, el premio Lilly de Investigación Preclínica en 2004, el Premio a la Investigación Científica de Castilla y León, en 2004 y el Premio International Galen de Investigación Científica, también ese mismo año. Recibió el Premio Severo Ochoa, el Premio Nacional de Medicina en 2010 y el Premio Internacional México a las Ciencias y la Tecnología en 2014.

Es miembro de varias academias científicas, entre ellas la Academia Europea. Ha sido miembro de varios comités científicos de la OTAN, la UE y la HFSP, y ha presidido la European Molecular Biology Conference. Fue vicepresidente de la European Molecular Biology Laboratory Council, es miembro de la European Molecular Biology Organization (EMBO), vicepresidente de EUROHORCS y miembro de Patronato de ESF. También ha realizado participaciones en el European Research Council (ERC).

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.