Medicina

El gusano de la harina tiene la clave para prevenir la diabetes

Científicos de la Universidad de Granada y la empresa salmantina Tebrio emplean el insecto Tenebrio molitor, popularmente conocido como ‘gusano de la harina’, como fuente de péptidos antidiabéticos.

Científicos de la Universidad de Granada (UGR), pertenecientes al grupo de Biorreactores (BIO-110), han demostrado que un tratamiento natural a partir de harina fabricada con el insecto Tenebrio molitor (popularmente conocido como ‘gusano de la harina’) ayuda a prevenir la diabetes mellitus de tipo II.

Los investigadores han conseguido obtener e identificar péptidos (moléculas formadas uno o más aminoácidos unidos por enlaces químicos) que pueden ejercer un efecto preventivo contra la diabetes a partir de la fracción proteica del insecto Tenebrio molitor.

El sustrato utilizado fue harina del insecto Tenebrio molitor, donada por la empresa salmantina Tebrio, una de las empresas pioneras en la cría de insectos a nivel industrial en Europa. La producción de insectos es más sostenible y económica en comparación a la obtención de otras fuentes proteínicas y su valor nutricional es interesante para su utilización en alimentación humana.

La diabetes mellitus de tipo II es una de las enfermedades de mayor prevalencia actualmente, con más de 400 millones de personas afectadas. La OMS estima que fue la séptima causa principal de mortalidad en 2016 y se prevén 700 millones de afectados por esta enfermedad en 2045. Las soluciones que se utilizan actualmente para su tratamiento son la inyección de insulina o la administración oral de diversos medicamentos que actúan inhibiendo enzimas como la DPP-IV o la glucosidasa, o análogos de hormonas involucradas en la restauración de la actividad de la insulina, característica que define dicha enfermedad. Sin embargo, estas opciones utilizadas actualmente suelen tener efectos secundarios en seres humanos.

Efecto antidiabético

Recientemente se está investigando el potencial uso de los péptidos procedentes de proteínas alimentarias con capacidad para inhibir estas enzimas, generando un efecto antidiabético en el paciente. La ventaja respecto a los tratamientos actuales es la ausencia de efectos secundarios y la fácil obtención de éstos a través de recursos naturales proteínicos. Existen estudios in vivo con proteínas lácteas y marinas que demuestran que son una alternativa factible para ser utilizadas como ingredientes activos en alimentación funcional.

La investigación llevada a cabo en la UGR se ha centrado en la obtención de péptidos con capacidad antidiabética. Para ello, se realizó la optimización del proceso de liberación de péptidos contenidos en la proteína de Tenebrio molitor con dicha capacidad inhibitoria mediante procesos enzimáticos. Así, los investigadores consiguieron hidrolizados de proteína de insecto con valores de bioactividad comparable a fuentes tradicionales, sugiriendo la posibilidad de incentivar la producción de este tipo de productos procedentes de esta fuente de proteína de carácter sostenible. Se identificaron 7 péptidos inhibidores de la enzima DPP-IV, con una longitud media de 5 aminoácidos y 6 péptidos inhibidores de la enzima glucosidasa, de una longitud entre 2 y 4 aminoácidos.

La utilización de insectos en alimentación funcional es y será un tema de investigación relevante en los próximos años, que se presenta como solución a diversos retos que nos encontramos en la sociedad actualmente, apuntan los investigadores de la UGR.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.